0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

sábado, 3 de marzo de 2012

SWARM ASSAULT

Hoy hablaré de un curioso juego de ordenador. Se llama “Swarm Assault”, y sus protagonistas son varios tipos de insectos y arácnidos así como de otra clase de cosas sin vida. Y esto es un juego de estrategia en tiempo real.
Pronto comprenderemos que este juego, pese a la utilización de esos diminutos animales, lejos está de ser un juego realista, y es que en nuestra primera misión contamos con una colonia de hormigas, representada por un edificio, y un puñado de hormigas alrededor, a la par que un puñado un poco más grande de otro color viene directo a por nosotros.

Al hacer click en la colonia de hormigas, aparecen tres botones para empezar a “fabricar” a nuestra particular colmena. El primero hace referencia a la hormiga soldado, el segundo a la hormiga granadera y el tercero a ¡Una hormiga con Bazuca! Así es, las hormigas provistas de granadas y bazucas están a la orden del día en este juego.

En cuanto le demos a cualquiera de las tres opciones, una barra de progreso comenzará a llenarse. Al completarse, la hormiga seleccionada aparecerá y estará lista para la batalla. Claro está que cada hormiga requiere un tiempo distinto en proceso, la soldado al ser un combatiente cuerpo a cuerpo será más rápido que la temible hormiga con bazuca.
No existen recursos en este juego, salvo el tiempo. Cuando una hormiga termina de ser “construida”, automáticamente empieza la “construcción” de otra hormiga del mismo tipo, a menos que lo cambiemos manualmente, cosa que cancelará el progreso que llevara y comenzará desde cero al tipo de hormiga seleccionada.

Los primeros niveles serán muy sencillos, pero pronto conoceremos que no solo hay hormigas, sino que también hay otra clase de criaturas con y contra las que jugaremos. Y es que en este juego existen cuatro facciones principales con los que jugaremos, usando cuatro tipos de colonias, pero de un modo extraño.

El modo de superar las misiones consiste en eliminar a todos los enemigos que haya en pantalla y capturar todas las colonias, incluso las neutrales. Para hacer esto último, hemos de atacar una colonia, dañando la estructura, reducir su energía a cero y con ello aparecerá unos extraños trozos de algo de color amarillento. El jugador que más trozos recoja de esa sustancia será la que pase a controlar dicha colonia.
Lo más curioso de este juego, es que no se elige ningún jugador-color-facción, ni desde el principio ni por “campañas”. Cada nivel es independiente, pudiendo jugar 2 o 3 seguidos con el verde, y luego otros 2 o 3 seguidos con el azul. Esto nos liará ya que a cada nivel seremos un color distinto, pero el hecho de jugar con uno u otro color modificará nuestro comportamiento en el juego.

La razón de esto tan extraño, es que cada color tiene un escudo que corresponde a un tipo de colonia. El jugador verde le corresponde la colonia de hormigas, el jugador azul la colonia de escarabajos, el jugador de color rojo posee en su estandarte una araña y, en el caso del jugador amarillo, una avispa.

Esto no es solo decorativo, sino que existen 4 tipos de colonias. Los niveles pueden llegar a ser muy caóticos, pero según el color gozaremos de una ventaja al tener una colonia de ese tipo (lo cual no quiere decir que nuestra colonia inicial sea la de nuestro tipo, o que tan siquiera haya alguna).
Es tan así, que si somos el jugador amarillo, rojo o azul y poseemos una colonia de hormigas, el tiempo de construcción de la hormiga soldado, granadera y bazuca son de 5, 8 y 14 segundos respectivamente, pero si por el contrario somos el jugador verde y, controlamos la misma colonia de hormigas, gozaremos de una ventaja, y es que las mismas tres unidades ahora solo tardarán 3,6 y 10 segundos respectivamente, algo a tener en cuenta.

No solo tendremos como enemigos a uno o más del resto de jugadores (con sus colonias, sean de su tipo o no según el escenario) sino que habrá muchos enemigos neutrales, y muchos significa incluso demasiados a veces. Estos enemigos los componen libélulas soltando bombas por el escenario, arbustos espinosos atacando a nuestras colonias, y plantas variadas que atacan y matan a nuestros queridos insectos.

La cantidad de estos enemigos depende de las especificaciones del nivel, pero cuando en alguno está definido que haya una cantidad grande de ellos, nos costará mucho avanzar, y sentiremos una gran frustración al ver que las fuerzas que tanto tiempo nos costó reunir murieron en pocos segundos debido a una mosca que lanza bombas según pasa.
Tras haber superado unos niveles, se nos presenta un nuevo enemigo neutral, las hormigas negras. Estas aparecen aleatoriamente desde cualquier punto del mapa a través de un hormiguero, y atacan a lo que sean que tengan cerca de ellas. Estas hormigas son de dos clases, las granaderas que ya conocíamos y unas hormigas toro, de características iguales a la hormiga soldado pero más contundentes.

Estos enemigos neutrales solo atacan si pasamos cerca de ellas, pero pueden resultar más peligrosas de lo que parecen, y es que si aparecen cerca de alguna colonia neutral y la intentamos conquistar, estas hormigas negras se ofrecerán a recoger los trozos y, si logran más que tú, se harán dueños de la colonia volviendo a ser neutral.

Si bien al principio he dicho que hay cuatro facciones, no hay cuatro tipos de colonias, y es que en niveles más avanzados aparecerá “la quinta fuerza”, compuesto por una colonia de escorpiones. En este caso ninguno de los cuatro jugadores tiene ventajas de reducción de tiempo para los escorpiones, pero entre ellos tenemos un fusil que dispara desde mucha distancia y un escorpión ninja, que dispara shurikens mortales a gran velocidad y con buena distancia.
Los niveles en si son variados y realmente extraños en ocasiones. Desde meras misiones con varias colonias (de distintos tipos) y luchando contra 1-3 rivales, hasta algún nivel en el que se nos concede una cantidad limitada de criaturas y tenemos que derrotar a algún jugador o colonia neutral en concreto. Llegaremos incluso a niveles en los que con unas cantidades de mariquitas tenemos que acabar con un número de hormigas y otros entes (a la par que esquivamos a las unidades neutrales).

A decir verdad, este juego es bastante rápido, y salvo algunos niveles que se hacen tediosos, no encontraremos problemas en superar rápido (si es que somos capaces) los 100 niveles que componen el juego. Si bien no existe puntos de guardado, el nivel más largo es de unos 20-25 minutos, mientras que otros niveles más cortos apenas llegan a los 7 minutos.

Además, el hecho de no poder guardar la partida hace que no cometamos estupideces, y que nos lo pensemos dos veces antes de mandar a nuestro grupo de animalitos a atacar alguna colonia, ya que de fracasar en el intento, no solo estaremos más débiles, sino que tendremos que esperar varios minutos para tener una fuerza considerable de nuevo.
En cuanto a la inteligencia artificial, si bien los rivales no destacan por una gran inteligencia, si que podemos toparnos con ciertos problemas, y es que la colonia de hormigas es débil (muy muy débil) comparada con la colonia de arañas, en donde 3 o 4 arañas misil pueden derribar a nuestras hormigas con suma facilidad. Por suerte, el enemigo tiene establecidos unos comportamientos y así, si en un nivel solo tenemos hormigas y el rival solo tiene arañas, este enemigo únicamente reclutará a las viudas negras (daños cuerpo a cuerpo) para así hacer el nivel más viable.

No siempre serán tan indulgentes, tal vez nos den una partida en el que seremos el jugador amarillo (tendríamos ventaja con las colonias de avispas) y luego sorprendernos con un nivel en donde hay 10 colonias divididas entre 3 jugadores pero ninguna es de avispas, en cuyo caso habrá que buscarse la vida.

No hay más que pueda decir, es un juego bastante rápido, en donde nunca sabemos nuestro color o nuestra facción o el número y tipo de colonias que comencemos. Niveles absurdamente tediosos y otros curiosos y rápidos, incluyendo algunos escenarios “artísticos” en los que podemos ver el dibujo de una hormiga, o de un bombardero, entre otros.
NOTA: El juego puede ser traducido con suma facilidad. En la carpeta “Text” se haya un “English.txt” en el cual aparece los textos que aparecen en el juego “ant – dragonfly – popcorn plant...” Basta con escribir en la parte entrecomillada para así que aparezca el texto que queramos en el juego. Del mismo modo en la carpeta “Game” se encuentran los 100 niveles con sus respectivos nombres. Si modificamos el nombre del archivo (que no así su extensión) aparecerán en el juego con el nombre que le hayamos dado.

NOTA: Tengo traducido el juego, realizada por mi; todo está en español salvo “You win” y “loading”, algunas traducciones son un poco libres, pero cumplen su cometido. Si alguien desea tener los nombres de los insectos, colonias y los niveles en español, pueden descargar la traducción aquí.


RESUMEN:

Juego: Swarm Assault

Género: Estrategia en tiempo real

Pros: Es bastante rápido y mucha acción, ya que la producción de insectos es ilimitada y sin necesidad de conseguir recursos. Cada facción tiene sus pros y sus contras, aunque algunas son indudablemente superiores a otras mientras que las hormigas son las peores. Los niveles son completamente variados, desde niveles en los que con una colonia tenemos que ir avanzando poco a poco eliminadolos a todos, a niveles medio randoms hasta niveles vistosos. Los niveles son bastante cortos, salvo algunas excepciones, suelen durar entre 5-8 minutos por nivel.

Contras: Algunos niveles son totalmente imprácticables e injugables, ya que los enemigos neutrales en ocasiones son tan numerosos que acaban con nosotros en pocos segundos. A veces la suerte puede fastidiarnos nuestra partida, ya que una libélula lanzando bombas destruirá a todas nuestras unidades y nos dejará a merced de los enemigos. Los últimos niveles del juego son exageradamente difíciles, tales como poseer una mera colonia y nuestro rival poseer 10, una diferencia un tanto exagerada.

No hay comentarios: