0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

jueves, 12 de enero de 2017

HELL YEAH!: LA FURIA DEL CONEJO MUERTO

A continuación trataré sobre un juego con un estilo de manejo y visual bastante simple. Con tan sólo dos dimensiones y una trama de lo más absurda tenemos frente a nosotros un juego de la ps3 llamado Hell Yeah: La furia del conejo muerto.
Imagen extraída de wikipedia
La historia comienza con la presentación de Ash, príncipe del infierno. Al terminarse el reinado de su padre ahora Ash lleva una buena vida: tiranía, maltrato de monstruos y todo lo que un nuevo rey podría desear. Sin embargo, este tiene un pequeño secretito, y es que cuando se mete a bañarse le acompaña su querido patito de goma.

Una cámara indiscreta le saca una foto y esta pronto acaba en internet con 100 vistas. Ash, enfurecido decide iniciar la búsqueda de esos 100 monstruos que han visto la foto, matarlos y recuperar las fotos.

Así tomamos el control del personaje, similar al de cualquier juego de plataformas. Sin embargo eso no va a durar; tras algunos diálogos cual tutorial, pronto se nos concederá el arma definitiva que usaremos durante prácticamente todo el juego, una sierra.
Imagen extraída de gamespot.com
Montados en una silla y todo a nuestro alrededor es una gran rueda de sierra. Desplazarnos y saltar será lo más importante, pero además hay un botón que hará girarla más rápidamente y que servirá para despedazar a los distintos enemigos que pueblan el escenario, aún cundo a algunos de ellos bastará con chocarse contra ellos para eliminarlos.

Pronto nos toparemos con 1 de esos 100 monstruos que han visto la foto. Este monstruo posee una motosierra en la parte superior y, puesto que se encuentra casi bajo tierra, resulta imposible del todo golpearle. Tratar de atacarle significará recibir un impacto y perder una cantidad de salud, así que para eliminarle habrá que ir por otra zona que nos haga aparecer a un lateral, donde es más vulnerable.
Imagen extraída de gamespot.com
Una vez que hayamos hecho eso, el juego mostrará un pequeño minijuegos, y es que cada vez que tengamos que matar a un monstruo habrá que superar uno antes de eliminarlo satisfactoriamente. Estos consisten en pequeñas tareas, tales como pulsar un botón un número determinado de veces, presionar ciertos botones a modo de “Quick time event”, o mantener un botón pulsado en momentos concretos, por ejemplo.

Los primeros monstruos serán eliminados por el contacto físico, pero pronto habrá otros que estarán rodeados de pinchos u otros peligros y no será posible matarlos de esa manera; por ello Ash se va a equipar de armas, ya sea misiles, ametralladoras, escopetas... algunas de estas se consiguen cómo parte de la historia, mientras que otras hay que comprarlas en la tienda.
Imagen extraída de gamespot.com
Moviendo la palanca apuntaremos hacia donde queremos disparar. Esto va a ser importante ya que una vez que tengamos al menos un arma de fuego en nuestro control, prácticamente el resto del juego habrá que usarla con los monstruos principales y con otros enemigos menores.

Cuando hayamos vencido a un monstruo podemos leer su entrada en uno de los submenús del juego. El texto que se incluye nos dará a conocer la historia que hay detrás del monstruo, o sus aficiones o... a veces son simplemente textos hilarantes que, cómo mínimo, nos harán sacar una sonrisa.

Las tiendas del juego no varían mucho; bien puede ofrecernos algunas de las armas mencionadas, o bien mejoras de salud, protegernos de los golpes... y otras cosas más basadas en los ornamentos ya sea modificando el tipo de sierra que estamos usando o la cabeza de nuestro protagonista (cascos, peinados...).
Imagen extraída de gamespot.com
Cada poco tiempo unas puertas nos bloquearán el camino: estas requieren de eliminar a un número determinado de monstruos para ir avanzando. Normalmente entre puerta y puerta la diferencia de monstruos a eliminar es muy baja; raro es la vez que tengamos que explorar demasiado la zona porque nos hayamos dejado algún monstruo vivo (para lo que contamos con un radar que ayuda bastante en esta tarea).

Una vez eliminado un buen número de monstruos nos toparemos con un jefe final. El jefe suele tener su propio escenario de combate y un patrón de movimiento y disparos predeterminado. Al dañarle un cuarto de vida el escenario cambiará ligeramente y con él el patrón de ataque del mismo jefe. Obviamente estos jefes también cuentan cómo parte de los 100 monstruos que Ash debe matar.
Imagen extraída de gamespot.com
Si bien la mayor parte del tiempo vamos montados en nuestro vehículo-sierra, ciertos momentos nos obligarán a ir caminando sobre nuestras dos patas, viajar al espacio en una nave o bajo el mar con un submarino. Estos momentos son concretos, por lo que le darán un poco de frescura evitando la monotonía.

Todos los monstruos que hayamos derrotado (entiéndase los 100 principales) irán a parar a “la isla”, accesible desde el menú principal. La isla es un lugar idílico, un paraíso... para Ash al menos, ya que obligaremos a trabajos forzados a los distintos monstruos. Asignando los monstruos se nos puede ofrecer dinero extra, más salud o a veces objetos nuevos.
Imagen extraída de gamespot.com
Esto llevará su tiempo, por lo que con los monstruos que hayamos puesto a trabajar se quedarán en sus respectivos sitios, efectuando ciertas tareas para ganar, a la larga, esas ventajas. Por ello podemos volver al juego principal y dejarlos ahí; con el tiempo y, cuando volvamos a entrar en la isla, se nos avisará que hay algunos premios para recoger.

Ocasionalmente los monstruos se enfadarán o se estresarán; hará falta trasladarlos a la sala de tortura para darles un poco de disciplina o a la playa para que se relajen un poco. Tan pronto como se recuperen pueden volver al trabajo. De nuevo, esto ocurre a la larga, siendo aconsejable echar un vistazo cada nuevo día que vayamos a poner el juego.
Imagen extraída de gamespot.com
En líneas generales el juego es bastante curioso, aunque muchas veces resulta complejo matar a los monstruos. Necesitamos saltar y a la vez mover la palanca, disparando a enemigos que a duras penas vemos en la pantalla ya que de acercarnos más los proyectiles nos acribillarán. Por culpa de eso muchas veces ni siquiera veremos del todo al monstruo en cuestión (algunos tienen un tamaño considerable, ocupando buena parte de la pantalla).

Aún así, los textos en las pantallas de carga pueden sacarnos una sonrisa, como mostrarnos el “consejo aleatorio un poco inútil” o parodias cómo el “toasty!” de Mortal Kombat.

RESUMEN:

Juego: Hell Yeah!: La furia del conejo muerto.

Género: Plataformas

Pros: Los minijuegos son pruebas muy cortas y, aunque se repitan, hay bastante variedad viendo un buen número distintos de ellos. El humor que tiene el juego, principalmente en la información de los monstruos nos puede hacer reír.

Contras: Muchos monstruos serán destruidos sin apenas visión. Algunos monstruos requieren saltar y disparar a la vez, cosa difícil ya que ambas acciones utilizan una misma mano, complicando de más algunas tareas. algunas armas que se pueden comprar tienen una gran fuerza, haciendo que al luchar contra algunos jefes todo se reduzca en matarle más rápido de lo que él pueda matarnos a nosotros.

martes, 27 de diciembre de 2016

SLY COOPER: LADRONES EN EL TIEMPO

Para esta ocasión trataré sobre un juego plataformero para la ps3. Sly Cooper: Ladrones en el tiempo. Las plataformas, el sigilo y algún que otro minijuegos fuera del género de las plataformas encontrarán un buen balance en el juego.
Imagen extraída de wikipedia
La historia comienza con Sly Cooper, un mapache que ha pasado toda su vida siendo un gran ladrón, aunque sólo roba a otros ladrones. Ahora, Sly está retirado de ese mundo y se ha juntado con Carmelita Fox, una mujer zorro policía que estuvo muchos años intentando capturar a Sly.

Cooper ha fingido amnesia durante ya mucho tiempo, motivo por el que están juntos y ya no intenta capturarlo, pero un buen día un museo es inaugurado, presentando numerosos y extraños tesoros. Todo parece legal, pero gracias a sus contactos Sly sabe que el dueño parece pasar contrabando en el mercado negro, y piensa que tal vez sea el momento de actuar.

Antes de ponerse en acción aparece Bentley, uno de sus compañeros de robos que se dedicó a crear inventos junto a su nueva novia durante el retiro de Sly. Había vuelto para avisarle que las páginas del “Latroius Mapáchibus”, el libro maestro de los ladrones, pasado de generación en generación de la familia Cooper, cuyas páginas contenían de técnicas secretas de sus antepasados, ahora su contenido estaba desapareciendo.
Imagen extraída de gamespot.com
Así que buscan a Murray, el tercero del grupo, y se preparan para lo que les va a deparar el futuro. En realidad es el pasado lo que les va a deparar, ya que descubren que algo o alguien está viajando en el tiempo y haciéndole algo a los antepasados de Sly. Sin ellos, no hay técnicas sobre robar, y sin ellas el libro maestro ya no contiene nada.

Para viajar en el tiempo se necesita un objeto de una época en concreto; por suerte uno de los objetos del nuevo museo pertenece justo a ese tiempo, así que el equipo se reúne para dar el primer golpe, en lo que podría considerarse un prólogo.

El primero en ser controlado por el jugador es Sly Cooper. No hay gran complejidad con los controles, movernos con la palanca, saltar y golpear objetos o enemigos. El sigilo va a ser algo importante, ya sea para evitar láseres o cámaras de seguridad. Saltar de plataforma en plataforma, escalar tuberías y cornisas e incluso caminar por las barandillas para ir avanzando en nuestro objetivo.
Imagen extraída de gamespot.com
Bentley también será controlado por el jugador, haciendo su parte del trabajo, siendo esta normalmente relacionada con la tecnología. Ya sea hacer funcionar (o apagar) diversos aparatos electrónicos o emplear sus habilidades para el hackeo facilitando así la labor de Sly.

El control de este otro personaje es similar, pero tiene pequeños elementos como poder tirar granadas o planear (con su silla llena de cachivaches) y más. Cuando se dispone a acceder a los ordenadores el juego cambia a un estilo de minijuegos distinto, ya sea una especie de matamarcianos (en 2d) disparando a múltiples enemigos voladores o llevar una bola por un recorrido lleno de obstáculos y barrancos empleando la función Sixaxis: torciendo y girando el mando será como desplazaremos la bola hasta el objetivo.

Llegado su momento es el turno de Murray de entrar en acción. Este hipopótamo es un gran personaje formando los músculos del equipo. Si hace falta derribar una puerta o encargarse de muchos guardias, él es el personaje idóneo, ya que su fuerza es muy superior a Sly, y no sólo como parte de la historia, sino que se verá que es más sencillo vencer a los enemigos con Murray que con Sly.
Imagen extraída de gamespot.com
Su escenario es más sencillo, ya que al carecer de sigilo, muchas veces consiste en machacar a todos los enemigos o arrastrar cosas por el escenario. Aún así, es muy probable que haya muchos más enemigos durante su zona y, por lo tanto, no valga con simplemente ir de cabeza.

Finalmente consiguen el objeto y viajan en el tiempo hasta el Japón feudal. Allí se encuentran a su antepasado encerrado por un personaje que no debería estar en esa época. A partir de este punto el juego será un poco más abierto para movernos libremente por donde queramos.

Se puede ir por casi todas partes, recogiendo tesoros y objetos coleccionables para todos aquellos que les guste el perfeccionismo. En caso de no ser así ir hasta la siguiente misión no debería llevar más de 5 minutos, aún cuando nos detengamos brevemente para pelearnos con algunos de los enemigos que moran el escenario.
Imagen extraída de gamespot.com
En cuanto al personaje que controlaremos; para el mundo libre podemos optar por cualquiera de los tres, pero si lo que buscamos es avanzar la trama sólo habrá una misión, que será algún trabajo tal como sacar fotografías de un edificio, colarnos en él y rescatar a nuestro antepasado.

No sólo habrá que rescatarlo a él sino a su herramienta de trabajo, y es que en ciertos puntos jugaremos con otros personajes más allá de los tres protagonistas. Ya sea el antepasado del sitio en el que estemos o incluso la propia Carmelita Fox, que les había perseguido en este viaje por el tiempo, enfadada con Sly por haberle mentido.

Según que tipo de antepasado su estilo de juego se asemejará más a unos u otros personajes. Así en el Japón feudal habrá pocas diferencias en los controles con Sly, mientras que cuando estemos en el viejo oeste el antepasado se manejará de similar manera a Carmelita Fox.
Imagen extraída de gamespot.com
Además, el propio Sly encontrará diversos trajes que le ayudarán en las misiones. Ya sea una armadura para pasar desapercibido (pero con la que no puede saltar y apenas tiene movilidad) o convertirse en un arquero, lanzando flechas atadas con cuerdas para cruzar por áreas peligrosas.

El juego en si no es especialmente difícil, pero siempre es posible fallar en el sigilo de Sly, perder en los combates de Murray o perder nuestra nave en los minijuegos de Bentley dependiendo de nuestra propia habilidad. Además, si siempre seguimos la historia las misiones tienen una gran estrecha relación con la trama y no son simplemente niveles de ir de un punto a otro sin más, ya que muchos de estos escenarios están diseñados para estas misiones específicamente.

Las batallas contra los distintos jefes tampoco van a ser extremadamente complicadas, pero atacar a lo loco nos hará morir alguna que otra vez y, hasta que no aprendamos cuando es el momento de atacar y cual no nuestra salud irá descendiendo continuamente. Huelga decir que Murray tiene mayor salud que Sly, aunque es más probable recibir golpes con este primero debido a su tamaño o porque simplemente al haber menos plataformas los enemigos serán más propensos a aparecer.
Imagen extraída de gamespot.com
Cada viaje por el mundo tiene sus propias cinemáticas, ya no sólo en lo que respecta a encontrar a los distintos antepasados, sino también descubrir quien es la mente maestra tras todo eso y, claro está, Sly tratando de reconciliarse con Carmelita Fox.

RESUMEN:

Juego: Sly Cooper: Ladrones en el tiempo

Género: Plataformas

Pros: Si bien sus controles son sencillos, la gran cantidad de personajes (alternando el control entre los protagonistas y los propios antepasados de Sly) le garantiza al juego una buena variedad de escenarios y misiones. Aunque es un mundo abierto, necesitando ir a los sitios para avanzar la trama, no nos quitará demasiado tiempo el viaje.

Contras: Murray, debido a su tamaño y combinado con la posición de la cámara, se nos puede hacer un poco difícil de ver lo que hay justo delante; y más aún cuando los enemigos a los que pretendemos golpear son pequeños.

jueves, 1 de diciembre de 2016

CALL OF JUAREZ: BOUND IN BLOOD Y GUNSLINGER

Para esta ocasión mostraré dos juegos en uno debido a las similitudes de ambos, ya que son juegos en primera persona con una sensación de arcade avanzando continuamente del punto A al punto B. Estos juegos se llaman Call of Juarez Bound in Blood y Gunslinger.
Imágenes extraídas de wikipedia
Empezando por “Bound in blood” la historia comienza con dos hermanos: Ray y Thomas McCall en plena guerra de la independencia de Estados Unidos, luchando por el bando confederado y tomando directamente el control de Ray.

Moviéndonos por las trincheras se nos irán dando instrucciones a modo de tutorial, tales como recoger un par de pistolas, correr, agacharnos y poco más. Esas dos pistolas pueden ser usadas de manera individual o simultáneamente, cambiando ligeramente la manera de ser usadas.

Cuando sólo llevamos una el botón L1 servirá para apuntar y luego pulsamos R1 para ir disparando y recargando, cómo es natural, cada 6 disparos. En el caso de llevar las dos pistolas equipadas la opción de apuntar no estará disponible, ya que L1 hará disparar el arma de nuestra mano izquierda.

Según la distancia del enemigo y/o la cantidad de ellos que aparezcan nos convendrá la precisión de llevar una simple pistola o la rapidez y mayor cantidad de balas a disparar antes de recargar de la doble equitación.

Aparte de las pistolas hay unas poquitas armas más, aunque realmente todo se reduce a la dinamita, ideal para matar a enemigos agrupados. Escopetas y rifles son las otras dos opciones, potencia a corta distancia para la primera y precisión para larga con la segunda.
Imagen extraída de gamespot.com
Ray se preocupa por su hermano y va a rescatarlo. Para ello atacará por sorpresa a un pelotón enemigo y se nos enseñará el modo “concentración”. Este consiste en que el tiempo se ralentiza y con la mirilla debemos tocar a todos los enemigos que hay en pantalla, de este modo quedarán marcados y así, al terminar el tiempo o cuando pulsemos el botón oportuno Ray sacará sus dos pistolas y disparará una bala a cada uno de los enemigos marcados.

Para lograr el modo de concentración habrá que matar más enemigos, rellenándose en la parte superior derecha de la pantalla. Ahora bien, cuando está repleto no podemos simplemente conservarlo hasta que queramos, ya que hay si en 1 minuto no lo usamos parte de la concentración se perderá.

Finalmente nos reencontramos con Thomas y, una vez superado este primer nivel, entraremos en el segundo ahora controlándole a él en vez de a Ray. A nivel de jugabilidad ambos son prácticamente iguales. Thomas no puede llevar dos pistolas sacadas a la vez ni llevar dinamita, pero si una serie de cuchillos arrojadizos silenciosos que eliminarán al enemigo fácilmente.

En cuanto a las pistolas aún hay cierta variedad: desde pistolas potentes que requieren mucho tiempo para recargar hasta repetidoras que disparan muy rápido. Incluso ciertas armas más avanzadas con cargadores de hasta 12 disparos.
Imagen extraída de gamespot.com
Finalmente, el jefe de los McCall, el Coronel Barnsby, ordena retirarse a Jonesboro, pero los McCall ignoran la orden ya que el ejército enemigo está atacando la granja de su familia. Ambos llegan hasta su madre que muere por la enfermedad y ahora, a base de pegar tiros, escapan de la granja junto a su tercer hermano William: un predicador que nunca ha empuñado un arma.

A partir del tercer escenario al jugador se le da la opción de jugar con Ray o Thomas. Ambos se manejan de similar manera con pequeños cambios: El modo concentración es ligeramente diferente y en algunos momentos Thomas escalará mientras que Ray irá por un camino diferente. Aún con esto el 80% del tiempo irán juntos y no habrá mayores diferencias aparte de dinamita/cuchillos.

Los problemas empiezan a surgir cuando conocen a una mujer mexicana de nombre Marisa. Ambos tienen interés en ella, pero resulta que es la novia de Juárez, un peligroso forajido que busca un tesoro de valor incalculable. La combinación del oro y una mujer hará que tanto Ray como Thomas codicien ambas, mientras que William intenta que sus hermanos salgan de la senda oscura en la que se están metiendo.

En cuanto al juego en si es bastante típico. Aguantaremos una serie de disparos antes de morir y cubrirnos tras piedras o rocas recuperaremos la salud, aun cuando no hay ningún tipo de indicador. Pistoleros, más pistoleros, algunos indios Apaches y aún más pistoleros poblarán el juego.
Imagen extraída de gamespot.com
Ocasionalmente habrá un duelo contra jefes de las bandas o personajes principales. El duelo en si es simple pero puede llevarnos muchos intentos superarlo con éxito. Ambos personajes (el enemigo y Ray/Thomas) se sitúan enfrente uno del otro. El objetivo es mover la palanca derecha para mover la mano y situarla lo más cerca posible de la pistola pero sin llegar a tocarla.

Si el enemigo se mueve algún paso hacia la izquierda o derecha debemos corregir la posición de nuestro personaje para asegurarnos que le disparamos. Cuando la campana suena la palanca que controla la mano debe dirigirse hacia la pistola para que así desenfundemos y, con la mirilla sobre el enemigo, pulsar el botón de disparo y ganar.

Si el personaje no está centrado enfrente del enemigo fallaremos, y si la mano que desenfundará la pistola se encuentra demasiado lejos recibiremos el disparo nosotros, debiendo reintentarlo. Esta combinación de prestar atención, de colocación precisas y reflejos harán de estos duelos una confrontación difícil.

Saltamos directamente hasta el juego llamado “Gunslinger”. En este otro juego la historia trata sobre un cazarecompensas Silas Greaves que entra en una cantina y, tras comenzar a beber, les cuenta a unos curiosos una buena parte de su pasado, su vida y como pasó de un hombre corriente a un cazarecompensas.
Imagen extraída de gamespot.com
El inicio lo presentará trabajando para Billy el niño y su banda, empezando con un asalto mientras un novato Greaves sigue las órdenes del forajido. No sólo controlaremos a Silas, sino que este irá narrando absolutamente todo. Podemos toparnos en pleno tiroteo mientras la acción es narrada, algo que resultará un poco molesto.

Otras veces la narración parece “modificar” los hechos que ocurren en el juego, y es que por ejemplo puede narrar como indios Apaches le rodeaban y le acribillaban con el fuego cruzado. Acto seguido la gente que le está escuchando se extraña de que hubiera indios en esa zona; Silas les corrige negando haber dicho que fueran indios Apaches sino que habían sido sigilosos como tales. Mientras él, narrando, dice este diálogo, la imagen se congelará (cambiando a tonos grisáceos) como si el juego estuviera en pausa y rebobinará un poco la acción ahora enfrentándonos a enemigos que no son indios.

A nivel de jugabilidad es casi idéntica al otro con una gran diferencia, y es que cuando llevamos dos pistolas a la vez en la mano esta vez si podremos apuntar, ya que ahora el botón de disparo lo único que hará es alternar la pistola que dispararía. Esto hace que disparar a dos armas sea más rápido y podamos disparar más veces antes de tener recargar, pero aún así llevar una única pistola ofrece más precisión.

De nuevo el rifle y la escopeta van a hacer su aparición, aunque ahora quizás encontremos versiones reducidas que se pueden llevar en una mano. Fuera de eso no hay mucho más, ya que la dinamita vuelve a hacer su aparición.
Imagen extraída de gamespot.com
Ahora bien, matando enemigos se logrará experiencia y, con la suficiente, aumentar una de las habilidades del personaje. Tan sólo hay tres ramas distintas, pero cada una se centrará en pistolas, rifles y escopetas respectivamente.

Ya sea rapidez a la hora de recargar ese arma en concreto o bien la posibilidad de lanzar los cartuchos de dinamita de manera que se separen en el aire y por ello explotando como si hubiéramos lanzado tres. En condiciones normales tendremos suficientes puntos para al menos lograr una de las tres ramas al completo.

Además del ya conocido modo de concentración hay un segundo indicador que, una vez que esté lleno nos permitirá salvarnos de un disparo mortal. Cuando esto vaya a suceder el juego se ralentizará y la pantalla mirará en la dirección de quien nos disparó. Moviendo la palanca a izquierda o derecha inclinaremos al personaje en la dirección escogida; elegir mal significa morir instantáneamente mientras que esquivar en la dirección correcta ayudará en gran medida a evitar esa muerte segura.

Los duelos también hacen su aparición, pero ahora cambia ligeramente la manera de encararlos. Durante el tiempo que ambos contendientes se miran fijamente nuestro objetivo es atender a las dos palancas: con una de ellas controlaremos la mano que desenfundará, debiendo colocarla cerca de la pistola sin llegar a pasarnos.
Imagen extraída de gamespot.com
Esto aumentará la velocidad a la que desenfundará llegado el momento, indicado por pantalla con un porcentaje. Mientras, con la otra palanca, situaremos la mirilla en el enemigo debiendo estar lo más centrada posible, ya que esto aumentará la precisión en otro tanto por ciento.

Cuando la campana pulsaremos el botón de disparo y, si ambos números están lo suficientemente altos dispararemos antes y ganaremos. Antes de la campanada los latidos de nuestro personaje se escucharán, pudiendo desenfundar antes de tiempo; si bien el juego nos advierte que hacerlo será considerado algo deshonroso.

No hay mucho más que decir salvo que completando el juego se desbloquean algunas opciones extras y ciertos escenarios y duelos sueltos con su propio sistema de puntuaciones en donde matar enemigos en rápidas sucesiones importan más que el resto.

RESUMEN:

Juego: Call of Juarez: Bound in Blood y Gunslinger

Género: Disparos en primera persona.

Pros: Tiene una esencia arcade en la que matamos enemigos y avanzamos continuamente. La simpleza de los botones ayuda a que rápidamente sepamos como jugar al juego. Los duelos son todo un desafío para el jugador.

Contras: Aunque Ray y Thomas a veces toman rutas diferentes, el 80% seguirán ambos el mismo camino y se controlan igual, sin haber tan siquiera momentos en los que uno u otro se sienta tan distinto al final. En gunslinger la narración es excesiva, llegando a estar en pleno tiroteo siendo imposible prestar atención tanto a lo que está diciendo cómo a los enemigos a la vez.