0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

martes, 15 de abril de 2014

PHANTOM

Oscuridad, monstruos escondidos y un puñado de cerillas... estos son los distintos elementos de este juego llamado Phantom para MSX. Un juego tremendamente curioso en el que la memoria será el punto más importante de todo el juego.
Puesto que incluye instrucciones sabremos fácil cómo empezar a jugar. El objetivo del juego es atravesar las 6 habitaciones que componen el juego y encontrar 4 monedas mientras intentamos no morir por las distintas criaturas que habitan los recintos.

Esto podría parecer fácil si no fuera por un detalle: Están ocultas en la oscuridad. Los enemigos, compuestos por arañas, calaveras y otros monstruos están ocultos a lo largo y ancho de las habitaciones, amparados por la oscuridad, sin ningún método del jugador de poder distinguirlos a simple vista; y aquí es donde entra en juego las cerillas.
Dependiendo del nivel de dificultad (del 1 al 7) se nos otorgarán más o menos cerillas así cómo más o menos vidas. El modo de utilizar las cerillas es muy simple: pulsamos el botón de acción para que nuestro personaje cree un círculo amarillo que iluminará alrededor del personaje, revelando si hubiera alguna de las criaturas antes citadas.

Esto solo dura unos pocos segundos y encima no podremos movernos mientras usamos la cerilla, por lo que una vez hecho esto necesitamos memoria para acordarnos de donde estaba el enemigo y esquivarlo. Por supuesto, ellos no se van a mover, y siempre estarán en el mismo sitio, pero siendo la habitación tan grande y la cerilla iluminando tan poco nos toparemos usando cerilla tras cerilla sólo para comprobar cada pocos pasos si estamos en peligro o es un camino seguro.

Aún eligiendo el nivel de dificultad más fácil (el cual nos otorga unas 90 cerillas) probablemente antes de explorar por completo la habitación 2 (pasando por la 1 previamente) ya habremos gastado las cerillas. Por suerte los enemigos siempre van a estar ahí, así que aquí es donde entra en acción nuestra memoria para conocernos donde están todos nuestros enemigos aún cuando no los veamos. 
Incluso peor, las monedas también permanecen ocultas, necesitamos iluminarlas para saber donde se encuentran (si es que no lo sabemos de antes) y pasar por encima para recolectarla, ya que el objetivo es encontrar las 4, tarea nada fácil.

Sin embargo, no todos los enemigos están ocultos, existen algunos visibles que estarán por la pantalla siguiendo algún patrón o apareciendo cuando menos lo esperemos. El primero de ellos está al inicio del juego y es tremendamente sencillo de evitar, pero tan pronto como alcancemos la habitación 3 habrá varios formando grupos y siguiendo una patrulla bastante rápida, por lo que además de memoria necesitamos ser precisos para movernos en el momento que nos lo permitan.
Cómo ya dijera, aumentar la dificultad nos dejará con menos cerillas y menos vidas. Este es sin duda alguna un juego de pura memoria, y es que si memorizamos donde están todos los enemigos el juego será fácil, pero para eso hace falta primero recordarlo y, puesto que no podemos verlos, nos sentiremos inquietos al pensar que tal vez estemos por pisar alguno y morir.

RESUMEN:

Juego: Phantom

Género: Exploración

Pros: Un planteamiento interesante. Algún que otro texto en tono de humor. Incluye instrucciones para saber cómo debe ser jugado. Que se terminen las cerillas y quedarnos en plena oscuridad aumenta el temor a ser alcanzados por el enemigo.

Contras: En líneas generales el juego consiste en memorizar, aunque ofrece algunos puntos de habilidad a la hora de esquivar otros enemigos.

martes, 8 de abril de 2014

NONAMED

Una vez más llega a estos lugares un nuevo juego de MSX llamado Nonamed: Un juego lleno de enemigos que patear y que pese a su simpleza contiene más elementos de los que parece.
Todo empieza con una prueba que se nos ha encomendado, un castillo por el que debemos salir, pero por el que no hay ninguna puerta a simple vista, así que empezaremos vagando por el castillo con los distintos botones de dirección y pronto nos toparemos con uno de los múltiples enemigos que se van a generar aleatoriamente apareciendo por la derecha o izquierda.

Todos estos enemigos tienen mismo comportamiento: Avanzan de derecha a izquierda (o viceversa) a la misma velocidad que nosotros y todos son igual de mortales, aunque dependiendo de algunos tipos necesitamos golpear o esquivar, ya sea a través de saltos o agachándonos por un tiempo limitado (lo que nos obliga a pulsar el botón en el momento oportuno).
En su mayoría serán esqueletos, siendo tan altos cómo nosotros a los que debemos darles una patada (nuestro único ataque) para eliminarlo de la pantalla momentáneamente, ya que pronto se generará otro. Hachas y cuervos vuelan sobre nuestras cabezas, necesitando agacharnos para evitar perder una vida. Por su lado unos barriles rodarán por el suelo y que debemos saltar. También existe una criatura verde de grandes dimensiones que pese a que parezca intimidante es igual de peligroso de lo que son los esqueletos, con el único peligro añadido que ocupan más parte de la pantalla.

Pronto veremos cráneos de calaveras por el suelo o en mesas y jarrones en su mayoría, basanto con caminar o saltar sobre ellas para conseguirlas, algo que en un principio no sabremos muy bien para qué pero que llegaremos a comprenderlo conforme sigamos jugando.

Mediante diversas lianas cambiaremos de piso, subiendo o bajando según la situación lo requiera, no habiendo abismos, caídas libres ni pudiendo soltarnos de la liana, por lo que en algunas zonas habrá que ir con mucho cuidado, ya que los enemigos se generan aleatoriamente y pueden salirnos sin previo aviso y no tengamos tiempo de reaccionar o de terminar de bajar la liana para poder darle una patada.
Llegado un punto del juego observaremos algo curioso; existe una liana en la que por mucho que saltemos no la alcanzamos; aquí es donde entra uno de los detalles que hacen que el juego no sea tan simple después de todo. Utilizando un elemento en el escenario ganaremos la facultad de saltar más alto, útil para alcanzar esa liana así como uno de los cráneos que con el salto normal no llegábamos.

Tras conseguir alcanzar esa liana tan alta veremos un dragón; sin embargo nuestros esfuerzos por intentar hacerle algo terminan con nuestro protagonista hecho cenizas, y es por eso que necesitamos todos y cada uno de los cráneos, ya que al visitar al mago “Nilrem” este nos agraciará con un poder nuevo.

¿Cómo? ¿Qué no recuerdas haber encontrado a ningún mago? Eso es porque se encuentra en una plataforma del juego que aunque de fácil acceso hay que ascender por una zona que en un principio pensábamos que no se podía. El jugador deberá investigar y descubrir el lugar para alcanzar a dicho mago y llevarle todas las calaveras.
Una vez que hayamos conseguido derrotar al poderoso dragón el juego aún no ha sido completado. Se nos dará la llave para salir del lugar, pero una vez más no hay ninguna puerta a la vista; esta se encuentra escondida en alguna parte del castillo, por lo que habrá que buscarla para poder usar la llave y terminarnos completamente el juego... por supuesto, esto no es sencillo, y menos con esos enemigos molestándonos en prácticamente todos los puntos del mapa.

El juego como tal carece de música y contiene pocos efectos de sonidos (nuestros pasos, la llave callendo...). También por su parte el protagonista a veces reacciona un poco más lento de lo que nos gustaría y los enemigos aunque veamos al menos 5 tipos de ellos (sin contar el dragón) tanto el hacha como el cuervo se comportan y se esquivan de forma idéntica, y puesto que todos se mueven a la misma velocidad no es que importe mucho uno u otro.
Por otro lado, pese a que el juego parezca tremendamente simple: avanzar, recoger calaveras, trepar por lianas y matar a un dragón; esos pequeños toques de requerir hacer algo para saltar más alto, llegar hasta un mago que nos cuesta encontrar hacen que todo sea un poco menos simple y sencillo y que haga falta conocerse un poco el juego más para descubrir todo lo que hay que hacer, aún cuando el juego cómo tal no nos ofrece pistas.
RESUMEN:

Juego: Nonamed

Género: Acción

Pros: Búsqueda y exploración de todo el castillo recogiendo calaveras. Algunos elementos especiales cómo ganar más salto o localizar al mago. Enemigos constantes que nos obligarán a estar alertas con pocas zonas de reposo. zonas ocultas que no se encuentran a menos que las busques.

Contras: Sin música y apenas sonidos. La mitad de los enemigos son iguales unos a otros sin apenas diferencia en el modo de derrotarlos o esquivarlos. Los enemigos salen aleatoriamente, haciendo que en ocasiones aparezcan justo delante de nosotros y no tengamos tiempo de reaccionar o de posicionarnos para atacar.

jueves, 3 de abril de 2014

HYPER RALLY

Una vez más traigo un juego de MSX; en este caso de conducción; un divertido y rápido juego de coches orientado a la jugabilidad de arcade y no de simulación. El juego en cuestión se llama Hyper Rally, simple a la vista pero resultón.
La primera pantalla que el juego nos va a mostrar en cuanto pulsemos el botón de inicio son unas letras indicando que estamos en el primer escenario y que para calificarnos necesitamos terminar en el puesto 650.

Tras terminar la sintonía suena el típico sonido de semáforo de competición que pasa de rojo a verde y que dará el pistoletazo de salida, empezando nuestro vehículo en solitario pero en el puesto 680, lo que significa que para superar el nivel debemos adelantar al menos a 30 rivales, algo relativamente sencillo... o no tanto.

Para empezar, nuestro coche cuenta con dos marchas. Una “baja” con la que conseguiremos alcanzar los 150 Km/h en poco tiempo, y una “alta” que podremos usar a partir de esa cifra para alcanzar unos 374 km/h. Si bien la primera marcha consigue alcanzar los 200 le costará, siendo mucho más rentable meter la segunda para alcanzar una mayor velocidad punta.
La cifra del cambio de marcha será importante, y es que debemos meterla nosotros manualmente, añadiéndole un poco más de dificultad al juego. Introducir la segunda marcha es sencillo: Una vez rondemos la cantidad adecuada (rondando los 150) debemos dejar de acelerar pero rápidamente volver a pulsar el botón de acelerar; si lo hemos hecho bien el indicador superior de las marchas se habrá puesto en la “H” y tomaremos velocidad.

Pronto nos daremos cuenta de otro indicador importante, que es la gasolina. Esta funciona a modo de límite de tiempo, y es que si nos quedamos sin combustible la partida se habrá acabado, aunque también acabará si completamos el nivel pero no alcanzamos la cifra de calificación, por lo que tenemos enfrente dos peligros en uno.

Una vez con el coche acelerado empezaremos a ver rivales; ellos van de azul y conducen por su carril, así que simplemente vamos a izquierda o derecha y los esquivamos sin más. Todo sencillo hasta que empiezan a aparecer curvas que empujarán a nuestro coche hacia la parte exterior, obligándonos a frenar para no chocarnos contra el rival de ese carril o simplemente para no salirnos fuera de la carretera.
Una vez dominado alcanzaremos la meta por debajo del puesto 650, para así acceder al nivel 2 del juego, que introducirá algo nuevo: Estamos en un túnel. A nivel de jugabilidad es exactamente igual que el nivel 1, pero ahora no tenemos referencias de los límites de la carretera, haciendo que sea más difícil poder saber cuanto nos falta para salirnos al arcén, cosa que nos frenaría.

El tercer nivel añade una mecánica nueva que hace que el juego adquiera un nuevo grado de dificultad: Nieve. Este nivel helado hará derrapar a nuestro vehículo, haciendo que sea más fácil chocarnos contra los rivales, sobretodo en las distintas curvas.

Superando más niveles veremos alguna cosa nueva como tormentas o alguna zona desértica. El modo de juego es el mismo o con pequeñas variaciones; huelga decir que en cada uno de estos niveles se nos va a pedir terminar en un puesto en concreto, por lo que cuanto mejor lo hagamos al principio más margen tendremos para escenarios avanzados.
Sin embargo, no podemos pensar en que está todo hecho porque hayamos adelantado a muchos rivales al principio, y es que para eso está la gasolina; si nos encontramos muy bien posicionados en la clasificación pero nos dedicamos a perder el tiempo o chocar indiscriminadamente la gasolina (independiente a cada nivel) se agotará y habremos perdido.

Por su parte, adelantar al resto de participantes no van a ser sencillo; además de sentirnos molestados por la falta de iluminación en zonas nocturnas o por el derrape en zonas heladas, nuestros rivales tienen sus propias maneras de hacernos perder tiempo y puestos: Cambiar de carril; cuando estemos a cierta distancia alguno de ellos pueden cambiar de carril sin previo aviso y debemos ser rápidos para reaccionar.

Al principio habrá algunos que cambiarán, pero con el tiempo la mitad de ellos harán esta maniobra, haciendo que sea difícil reaccionar a tantos rivales cambiando de carril mientras giramos una curva que nos haga derrapar por el hielo.

Una vez alcanzado cierto nivel harán una segunda maniobra: El falso cambio de carril. Harán el mismo movimiento de cambio de carril pero cuando estén por la mitad volverán a su carril original, confundiéndonos y haciéndonos chocar porque pensábamos que iba a cambiar y no fue así.
De este modo, hasta los vehículos que no cambiarán de carril nos confundirán, porque ya ni sabemos quien cambiará, quien no, y quien solo hará un amago. Todo esto mientras la carretera está oscura o luchamos contra las inclemencias del tiempo.

El objetivo es superar los 13 niveles del juego superando todos los rivales si es posible (aunque no hace falta quedar primero para completar el juego); todo un logro y nada fácil de conseguir. Rivales, la carretera y la gasolina serán nuestros mayores enemigos, así cómo estar pendientes del cambio de marchas (choques o grandes frenadas) hará que haya muchas cosas a las que estar pendiente.

RESUMEN:

Juego: Hyper Rally

Género: Conducción arcade.

Pros: Pese a su simpleza, es más difícil de lo que parece. Incluso habiendo superado holgadamente los primeros niveles el tema de la gasolina nos impide hacer el idiota en niveles posteriores. Suficiente variedad de peligros, tanto por el terreno resbaladizo cómo por rivales que cambian de carril o fingen hacerlo.