0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

viernes, 29 de agosto de 2014

CELEBRACIÓN ENTRADA NÚMERO 400

Esta va a ser una entrada especial para conmemorar mi entrada número 400, y es que cuando uno se olvida del cumpleaños de su propio blog la única solución es al menos acordarse de que se ha alcanzado otro centenar de entradas más. 
El blog lleva operativo varios años desde que lo inauguré con un juego de ps2, y la historia ya es más que conocida, agregando juegos de ordenador, juegos propios de Ms-dos, Megadrive, GameBoy y de la propia Nes, para finalizar con el primer ordenador personal: el MSX.

En todas mis entradas centenarias suelo dejar ciertas recomendaciones, pero puesto que las secciones de Pc, Ps2 y Abandonware tienen recomendaciones más que de sobra, voy a centrarme en algunas recomendaciones para algunos juegos de MSX que se pueden disfrutar al margen de la nostalgia.

Pharao’s Revenge: Un juego de aventura y exploración en el que tienes que buscar una serie de llaves para atravesar portones, así cómo munición pues esta es limitada o pociones que ofrezcan resistencia para lidiar contra los enemigos y las múltiples trampas.

Completar una vuelta entera (es decir, superar los niveles hasta que se repitan) no llevará mucho tiempo; tiene un buen manejo, es un juego con movimiento más bien rápido y bastante colorido pudiendo diferenciar fácil el suelo, paredes, objetos y a los propios enemigos, aún estos parpadeando en un ataque epiléptico de colores.
SkyJaguar: Un clásico mata marcianos de desplazamiento vertical que utiliza un único botón de disparo. Visualmente es atractivo ya que se utilizan distintos colores para cada elemento y se puede ver con facilidad tanto a los enemigos como a sus balas.

Posee un buen control y una variedad de enemigos lo suficientemente amplia, incluyendo un par de jefes. Incluso cuando parezca que los enemigos se empiezan a repetir, estos se moverán ligeramente diferente, se combinarán entre ellos o bien aún no han salido todos los enemigos que el juego contiene.
Skooter: Un juego de puzzles Ideal para los que disfrutan de este tipo de juegos: Empujar este o aquel bloque, evitar enemigos dándole esquinazo o acorralándolos, recolectar objetos de bonificación... y todo esto mientras conseguimos los cuatro objetos divididos por pantalla.

Hay suficiente variedad de niveles; desde el primer nivel que tiene lo más básico para aprender el manejo a ciertos niveles en los cuales un movimiento en falso nos bloqueará el objeto a conseguir; pasando por algún nivel donde lo más importante es evitar chocar contra los enemigos o simplemente encerrarlos.
Super Cobra: Un juego manejado a un helicóptero en desplazamiento horizontal que utiliza un único botón de disparo tanto para balas cómo para bombas. Tiene una dificultad que en un principio nos puede parecer excesiva pero que en cuanto hayamos jugado un puñado de veces conseguiremos superarlos sin demasiados problemas.

Aunque el juego en si no tiene fin solo se irá añadiendo algo nuevo o más difícil durante los primeros ocho niveles; aún con ello esos ocho niveles suponen un desafío suficiente para obligarnos a jugar al juego varias partidas.
Tragamanzanas: Un juego muy simple con una sola pantalla pero... ¿y lo mucho que te ríes? Ideal para echar unas risas por los espasmos de las piernas del protagonista, y con especial detalle al hecho que cuantas más veces aplastemos a la rata más sangre se acumulará bajo el ascensor.

El planteamiento es muy simple, pero la dificultad del juego en si es bastante más grande de lo que parece, llegando el punto en el que conseguir aumentar un solo punto se vuelva una tarea muy complicada. La abeja y la rata se ocuparán de tenerte en jaque el 80% del tiempo.
Mad Mix Game: Imitando al comecocos por excelencia: Pacman; Mad Mix Game nos ofrece algo que en su día podíamos echar en falta: Más niveles y más variedad de enemigos. Mad Mix Game lo ha hecho y nos ofrece un total de 15 niveles con diseños muy diferentes: desde pasillos angostos a niveles en donde apenas se ven muros.

Si bien la versión de MSX no es la mejor (otras versiones son más coloridas y con un manejo más rápido), si que tenemos la suficiente variedad y una dificultad razonable para avanzar por los niveles. Los nuevos enemigos nos pondrán en un aprieto mientras que algunos diseños de niveles harán que nos lo pensemos dos veces antes de entrar por ahí.
Centrándome un poco en el blog en si; tengo un puñado de juegos de Snes que forman parte del catálogo de Nes normal, y es que he jugado a pocos juegos (básicamente porque solo los he jugado a través de emulador), aunque no descartaría crear una sección para ellos si consiguiera alcanzar alguna cifra más alta.

Poco a poco he ido renovando algunas de las cabeceras antiguas del blog. Las primeras que hice era jugando un poco con Photoshop y algunos efectos y montajes simples, pero a la larga acabé utilizando imágenes de los propios juegos, ya sean de escenarios o personajes para acabar realizando un montaje con ellas.

Con esto puedo dar por concluida mi entrada número 400. ¿Llegaré a la 500? Quien sabe, solo el tiempo lo dirá. Si bien ahora soy un poco más selectivo que antes con respecto a los juegos publicados, al menos aún tengo algunos juegos en la lista de espera de ser publicados.

sábado, 23 de agosto de 2014

GOD OF WAR

El más que conocido God of War para ps2 es el juego del que voy a hablar a continuación, y es que este juego sorprendió en su planteamiento, su enorme jugabilidad y una mezcla de repartir tortas con saltos precisos para dar la suficiente variedad cómo para no sentirse un juego pesado ni repetitivo.
La imagen pertenece a wikipedia
En el juego encarnamos a Kratos, un hombre que en otro tiempo fue un mortal pero que por giros del destino y quizás una mala elección acabó al servicio para el dios Ares. A cambio este le ha proveído de una gran fuerza y de dos espadas enroscadas a sus brazos con las que mutilaremos a todo el que se nos oponga.

Nada más empezar tendremos pequeñas indicaciones de que botones son los más importantes, desde ataques rápidos y ligeros a lentos y pesados, saltos, bloqueos o agarrar al enemigo para descuartizarlo con nuestras propias manos o espadas. Estos enemigos iniciales son poco más que meros peleles para que probemos con ellos todos nuestros ataques.
La imagen pertenece a ign
Cuando estos enemigos sean eliminados (algo bastante fácil y rápido) se generarán más, ocasionalmente sacando una pequeña cinemática de la nueva oleada, ya que esta ha abierto alguna puerta o rejilla por la que más adelante podremos pasar. Una vez eliminados a todos los enemigos podemos proseguir la aventura, la cual comienza en un barco aunque poco parece preocuparnos sus ocupantes.

En cierto momento viviremos un momento inesperado: Una cabeza de la hidra hace su aparición, combatiéndola de una manera muy peculiar, y es que en vez de usar los botones tal y cómo hemos estado haciendo hasta ahora, en su lugar Kratos tendrá vida propia esquivando y atacando al enemigo por su cuenta, pero solo si presionamos el botón correcto en el momento correcto; lo que viene a ser conocido como “Quick time event”.

Una vez librado de la cabeza de la hidra usaremos nuestras habilidades plataformeras, y es que habrá algunas cajas que empujar para luego subir a una zona más elevada, cuerdas por las que deslizarse o cornisas en las que necesitamos un buen equilibrio, convirtiendo a este juego en una mezcla bien cuidada de combates “yo contra el barrio”, “Quick time events” y plataformeo, sin abusar en exceso de ninguno de los tres elementos y mezclándolos para que ninguno de ellos nos canse.
La imagen pertenece a ign
Cómo apunte importante es que la cámara está situada en ciertas posiciones fijas, pudiendo desplazarse a medida que nosotros lo hacemos, pero no podremos girarla a nuestro antojo. Por suerte el juego es lo suficientemente justo cómo para que los enemigos (tanto esperando cómo invocados) se puedan ver siempre allá donde tengamos visión, algo de agradecer.

Futuros enemigos que aparecerán serán más complicados, ya sea portando escudos con los que bloquearán nuestros ataques o disparando con arcos desde lejos; a veces nos forzará a combatir contra todos para poder pasar y otras veces simplemente aparecerán poco a poco en nuestro camino, derrotándolos aunque solo sea para que no se nos acumulen demasiados.

Los dioses van a estar de nuestro lado, y es que nos ofrecerán distintos poderes como el rayo de Zeus o la mirada de medusa, pudiendo disparar con rayos o petrificar respectivamente. Estos movimientos especiales requieren “maná”, por lo que no pueden ser usados indiscriminadamente, y es que efectuar un movimiento un par de veces es suficiente para agotar nuestras reservas.
La imagen pertenece a ign
Para ayudarnos en la aventura tenemos distintos cofres; algunos contienen almas rojas (para mejorar los ataques especiales o el arma básica), otros almas verdes (recuperar salud), otros almas azules (maná para poder hacer los ataques especiales) y otros un par de objetos muy particulares, de los cuales necesitamos 6 de ellos para que aumenten el máximo de nuestro salud o maná dependiendo del objeto conseguido.

Mas adelante nos toparemos con enemigos de mayor calibre, bien en solitario o acompañados por otros soldados; un par de ejemplos son los minotauros y las medusas: Ambos pueden activar un pequeño “Quick time event” para eliminarlos de una forma brutal. Pulsando un botón repetidas veces en el caso del minotauro o girando la palanca del mando en el caso de la medusa, veremos una muerte sádica a la par que nos van a dar almas de un color en concreto (de haber eliminado al enemigo de forma normal no nos ofrecerían ese color sino otro).

Si bien vamos a encontrar este tipo de enemigos a lo largo del juego en múltiples ocasiones, bien es cierto que los minotauros pueden llevar distintas armas o incluso algún tipo de armadura. No cambiará en gran medida su comportamiento, pero ofrece un cambio visual para adecuarse a la parte de juego en la que estamos jugando.

Tras una serie de combates es por seguro que nos toque alguna zona de agilidad o de puzzle. Mover piedras para que encajen como si fuera un tetris o pulsar un botón que activará una trampa que nos eliminará sin importar nuestra salud. En estos casos el juego es bastante generoso, ya que aunque el punto de guardado esté más lejos, nos ofrece una serie de puntos de guardado rápido para poder intentar de nuevo esa zona.
La imagen pertenece a ign
Obviamente si una pantalla consiste en una serie de combates contra enemigos no habrá puntos de guardado rápido, a menos que alcancemos alguna clase de jefe final o que hayamos superado toda esa franja; lo mismo para las zonas de habilidad, no contemos con tener que saltar 8 barrancos y nos guarde por haber saltado 4 bien.

La principal razón es porque es seguro que moriremos muchas veces; poniéndonos con una habilidad normal para ambas tareas (combatir y plataformas o zonas de velocidad) lo más común es que muramos más veces en las segundas, ya que son zonas más cortas pero más complejas.

En el caso de pensar que las zonas de batalla son complejas, el juego nos ofrecerá ponerlo a nivel fácil tras haber muerto varias veces seguidas en la misma zona. Lo mismo ocurrirá con trampas y saltos mortales, pero el propio juego advierte que la dificultad solo se verá afectada en zonas de enemigos.
La imagen pertenece a ign
Muchas más sorpresas nos van a aguardar a lo largo del juego, y es que habrá zonas que veremos a lo lejos como muy grandes y luego las visitaremos en persona, comprendiendo por nosotros mismos que realmente son muy grandes, haciéndonos sentir realmente pequeño al ver como caminamos, corremos, saltamos, resolvemos, peleamos... y comprender que desde fuera parecía grande, y desde dentro realmente lo es.

Una de los escenarios del juego, hará uso del audio, y es que en un desierto de un tamaño considerable por el que podemos caminar por todas partes el objetivo es encontrar a un tipo de enemigo en particular que se encuentra repartido por toda la zona; buscarlo de la forma habitual podría llevarnos mucho tiempo, pero dicho enemigo genera un sonido que se escuchará más fuerte o débil según nuestras proximidad.

Por supuesto, hay una trama con diversos recuerdos del protagonista que le atormentan; por lo que a través de continuar en la aventura realizaremos algunas tareas para los dioses, incrementaremos nuestro poder y a la vez reviviremos momentos pasados que ayudarán a entender cómo Kratos se volvió una máquina implacable de matar y la motivación para obedecer a los distintos dioses.
La imagen pertenece a ign
Sin duda alguna, es un gran juego, y es que al haber mezclado en las dosis justas zonas de combate, puzzles y plataformas consigue que no nos canse ninguna de las tres; si bien podemos atascarnos con alguna tal vez sea porque no lo estamos planteando del modo correcto; bastará cambiar nuestro patrón de movimiento/ataque para comprender que ese obstáculo no eran tan difícil como no estaba pareciendo. 

RESUMEN:

Juego: God of War

Género: Acción, aventura en tercera persona y Hack and Slash.

Pros: Una buena jugabilidad, con combates rápidos y muy variados. Combinando combates, puzzles y zonas de plataformas consigue que ninguna de las tres se vuelva repetitiva. La cámara tiene vida propia en diversas zonas, pero siempre está colocada para favorecernos lo máximo posible. Escenarios de gran tamaño y detallados. Habrá puntos de guardado rápido para las zonas de trampas mortales (un golpe = muerto).

sábado, 16 de agosto de 2014

WILD GUNS

Wild Guns, un juego de la SNES que mezcla las viejas historias del oeste con robots, androides y demás enemigos mecánicos; un juego corto y simple pero difícil de terminar, en el que hará falta habilidad y pericia para derrotar a todos los enemigos que nos van a plantear por pantalla.
Nada más empezar tenemos a dos personajes para elegir: Annie y Clint; aunque en un primer vistazo pueda parecer una mera excusa para elegir el género, en realidad cada uno de los personajes tienen algo que no tiene el otro. Annie salta más alto y por su lado Clint tiene un salto horizontal más amplio, algo que notaremos contra según que enemigos.

El método de disparo es muy simple. Nuestro personaje se mueve a ambos lados a la vez que se mueve nuestra mirilla. Presionando el botón de disparo abriremos fuego a donde estemos apuntando pudiendo mover la mirilla libremente mientras nuestro personaje queda firme en su posición normal, a menos que dejemos de disparar.

Contamos con un doble salto y, si presionamos el botón de disparo y de salto a la vez (podemos bien dejar uno pulsado previamente), haremos un salto lateral. Por último, pulsando el botón de disparo muchas veces seguidas usaremos el lazo, que sirve para paralizar a los enemigos durante unos segundos, algo útil contra enemigos grandes.
En la pantalla habrá numerosos enemigos, algunos salen desde detrás de objetos o ventanas y otros desde los laterales de la pantalla para finalmente disparar contra nosotros algún proyectil. Este proyectil se ve venir fácilmente y se esquiva moviéndonos lateralmente, saltando o incluso disparando contra esa bala; el propio juego nos avisa con un cartel de “Look Out” que una bala ha sido disparada para que podamos reaccionar a tiempo.

Otros enemigos tienen algún tipo de ametralladora cuyas balas no podemos ver, por lo que el único método de esquivarlo es situarnos lejos de ese enemigo; Aparte algunos misiles o dinamita que podemos recoger y lanzar contra ellos, así como usar el lazo contra nosotros, lo que nos dejaría paralizados y muy vulnerables.

Disparando contra enemigos pero sobretodo destruyendo balas se llenará un medidor indicado en el juego, si esta se llena gozaremos del arma definitiva: Una mezcla del poder destructivo del lanza granadas combinado con la velocidad de disparo de la ametralladora; su duración es limitada pero con ella seremos casi imparables.
Como último recurso tenemos la bomba; matará a todo lo que haya en pantalla (incluyendo balas), asegurando nuestra vida en unos segundos; Inicialmente solo contamos con dos, así que hay que utilizarlo en el momento más necesitado.

El objetivo, además de eliminar enemigos, es el de aguantar 80 segundos. Cada vez que un enemigo (sea humano o robótico) es eliminado, el marcador del tiempo desciende en 1 segundo, por lo que cuantos más enemigos eliminemos antes llegaremos al guardián que nos separa de la siguiente zona.

Este guardián hará las veces de mini jefe; siendo muy resistente y ocasionalmente ayudado por otros soldados. Así tenemos a un robot alto, a un pequeño personaje algo cobardita pero muy rápido o a un vaquero robótico de resistencia y movilidad a partes iguales.
Tras superar este pequeño desafío alcanzaremos un segundo escenario, en donde los enemigos y el mini jefe del final serán distintos, derrotándolos nos toparemos en un tercer y último escenario en donde el jefe final del nivel nos aguarda: Un robot gigante que a duras penas cabe en la pantalla y que no le haremos daño en según que zonas le disparemos.

Para ayudarnos a lo largo de los niveles así cómo con los distintos jefes, aparecerá en pantalla un robot portando un arma especial. Si lo destruimos y disparamos al arma gozaremos, durante un número de balas determinado, de otras armas de fuego tales como una ametralladora con mayor velocidad de disparo; o de un lanzagranadas lento pero potente entre otras. En ocasiones el arma será un misterio, pudiendo tocarnos alguna al azar, incluyendo un arma completamente inútil que entorpecerá nuestro avance.

Una vez que hayamos superado el primer nivel veremos algo curioso, y es que podemos elegir cual será nuestro siguiente nivel de entre cuatro, contando cada uno con una recompensa en puntos. Esto no solo cambiará el orden en el que los jugamos sino su dificultad. Evidentemente el último nivel “oficial” de todos tiene una dificultad base, por lo que aún jugándolo el primero va a ser más difícil que si hubiéramos empezado por el primer nivel “oficial”.
La agresividad, velocidad y disparos de los enemigos va a cambiar, así como los jefes. Por ejemplo, el jefe del segundo nivel es un tanque que lanza llamaradas y misiles. Si lo confrontamos el primero disparará una llamarada a izquierda y derecha, se detendrá unos segundos y disparará otra llamarada o misiles y volverá a esperar varios segundos.

Si esperamos a jugar este nivel el último hará varias pasadas seguidas del lanzallamas y, cuando termine de hacerlo, disparará casi de inmediato con los misiles, sin apenas esperar, por lo que este jefe puede volverse bastante difícil (Algo similar va a ocurrir con soldados u otros mini jefes).

Superado estos 4 niveles entraremos en la zona final, la más difícil y en donde podemos morir nuestras vidas. Si así es podemos comenzar de nuevo desde el último nivel en donde hayamos muerto. Completar esta pantalla dará por terminado el juego.
Entre medias tenemos algunos niveles de bonificación, desde forajidos de cartón a barriles o insectos voladores. Solo tendremos acceso si no nos matan por el camino todas las vidas, y servirá de incentivo para alguna vida extra y, por que no, descansar un poco y disparar sabiendo que no nos harán daño.

Para dos jugadores tenemos, aparte del modo cooperativo un modo de enfrentamiento basado en los niveles de bonificación; al final se sumarán los puntos y el que tenga más será el ganador, no tiene más. La IA puede formar parte de este enfrentamiento, aunque en el caso de jugar a dos jugadores el modo de juego original siempre es el mejor. 

RESUMEN:

Juego: Wild Guns

Género: Cabal Shooter.

Pros: Dos personajes a elegir con características diferentes que se van a notar a la hora de jugar. Poder superar los niveles en distinto orden si así lo queremos (excepto el primer y último nivel); Aunque algunos minijefes se repitan, lo harán en distintas circunstancias, ya sea acompañados de elementos del escenario u otros enemigos.