0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

sábado, 13 de enero de 2018

NOVA-111

El siguiente juego resulta toda una curiosidad, y es que estamos frente a un juego por turnos en donde debemos planificar cuidadosamente todos nuestros movimientos para superar los niveles... o eso parece. El juego en cuestión es de ps3, llamado Nova-111.
Imagen extraída de ign.com
El juego trata de una pequeña nave que está para el desguace. Moviéndonos por las casillas del escenario y haciéndole un poco de caso al personaje que nos habla constantemente conseguiremos un poco de salud extra para empezar el juego en sí.

Por cada pulsación en una de las cuatro direcciones habremos gastado un turno. Cuando haya enemigos en pantalla (como unos mordedores al principio del juego) estos se moverán cuando lo hagamos nosotros, aunque al situarnos a su lado necesitan de más de un turno en preparar su ataque y tratar de modernos con sus dientes.
Imagen extraída de ign.com
Con un poco de ayuda por parte del juego y la docena de enemigos que aparecerán poco a poco no nos llevará mucho adaptarnos a la manera correcta de derrotarlos sin sufrir heridas. No importa si nos tomamos varios minutos o lo hacemos casi de manera automática: el enemigo se moverá a la vez que lo hagamos nosotros.

Hay otros enemigos que pueden dispararnos proyectiles (que también se mueven por turnos), avisando con algún tipo de indicación el turno antes de que lancen balas contra nosotros. Bastará con planear bien nuestros movimientos para librarnos de ellos con facilidad.
Imagen extraída de ign.com
Pero entonces ocurre algo inesperado que va a cambiar la complexión del juego. Un enemigo lanza una vid contra nosotros y vemos como nos chupa la salud... ¡en tiempo real! Contra este enemigo no vale la estrategia sino la velocidad. O destruimos cuanto antes al enemigo o este nos irá quitando un punto de vida tras otro hasta matarnos aunque no nos movamos.

Con esto el juego adquiere un nuevo matiz, y es que hay una gran variedad de enemigos, moviéndose algunos por turnos pero otros que lo hagan en tiempo real. Cada uno tiene una manera de ser derrotado; cuando se combinen el esfuerzo de ambos puede resultar difícil definir por cual conviene empezar.

Para ayudarnos en la tarea gozamos de múltiples herramientas para nuestra pequeña navecita, empezando por las bombas explosivas. Recolectando bolas amarillas que están repartidas por todas partes, llegando a almacenar hasta un máximo de tres de bombas. A la hora de necesitarlas la desplegaremos en nuestra posición dañando y paralizando a todos los enemigos que estén en nuestro alrededor.
Imagen extraída de ign.com
Por otro lado está la “Ciencia”, esta nos permite utilizar una vez cada varios turnos un poder especial que iremos desbloqueando a medida que avancemos la historia. Un láser para destruir ciertos bloques o sencillamente atacar a distancia a enemigos. Otro poder lo compone el poder desplazarnos dos casillas pudiendo así saltar por encima de algunos elementos inanimados (pero no todos).

Claro está, no todo va a ser enemigos a los que derrotar. Habrá una gran cantidad de puzles que nos retrasarán, aunque nunca son excesivamente complicados. Así, empujando con nuestra nave un bloque para que este se mantenga sobre un botón que abre una puerta al siguiente recinto.

Es completamente imposible fastidiar un puzle, ya que incluso cuando hayamos movido una caja en una posición que no era la buena, de un modo u otro (aunque haya que dar un poco de rodeo) siempre hay una manera de poder solucionar el acertijo.
Imagen extraída de ign.com
Aunque en líneas generales ya está dicho todo, es muy importante mencionar que al alcanzar el final del primer mundo habrá una batalla de jefe. Este jefe lo compondrá una criatura de gran tamaño (siendo la primera un enemigo bien conocido) que ocupa 4 casillas de ancho y alto, aunque requiere 2 de nuestros turnos para moverse.

Al derrotarlo ganaremos acceso al segundo mundo, el cual presentará nuevos enemigos y así sucesivamente. Llegaremos a casos de tener que lidiar con máquinas que si bien su método de movimiento es muy predecible, no podemos destruirlos haciendo que sean una gran molestia para nosotros.

Esto se irá combinando con todo lo anterior, ya que habrá zonas con estos robots que destruirán a los enemigos si se cruzan con ellos o que tengamos que utilizar a uno (a través de pulsar o dejar de pulsar los botones de las compuertas) dirigiéndolo por un camino complejo hasta que pueda abrir una brecha que nosotros mismos no somos capaces a crear.
Imagen extraída de ign.com
Habrá otros elementos que suponen un peligro tanto para nosotros como para los otros enemigos (aunque algunos pueden ser inmunes). Rayos que cruzan líneas enteras de la pantalla o fuego que nos daña si estamos en la misma posición durante unos instantes van a ser algunos de esos peligros.

Si hemos completado el juego aún tenemos la posibilidad de jugar al modo extra. En este modo habrá algunos trucos disponibles, aunque no todos son positivos. Desde ciencia infinita (disparar láseres siempre que queramos) a forzar al juego a sólo tener 1 punto de salud (un golpe, una muerte).

Quizás el truco más interesante es el que hace que los enemigos de un nivel cambien a otro aleatorio. Con esto podemos toparnos con casos en los que la configuración del terreno era favorable para derrotar al enemigo original, pero al ser cambiado por otro al azar ahora ese enemigo, en ese escenario en concreto, es mucho más fuerte (también puede pasar a la inversa).
Imagen extraída de ign.com
En esencia el juego es sencillo de jugar, ya que utiliza apenas un par de botones, pero el hecho de combinar turnos y tiempo real hace que sea difícil estar preparado para todo. Cuando se combine un robot inmortal que se mueve cuando lo hacemos nosotros junto a otro que dispara en tiempo real puede ser complicado saber cómo lidiar; llegando el caso de enemigos que usan lanzallamas por turnos pero el fuego actuando en tiempo real.

RESUMEN:

Juego: Nova-111

Género: Estrategia, acción.

Pros: Esa combinación de enemigos que se movilizan por turnos y otros que atacan en tiempo real nos obliga a pensar muy cuidadosamente si nos conviene velocidad o pensar con dedicación. Una gran variedad de enemigos distintos, ya que incluso los que son los mismos pero en otro color actúan de otra manera diferente. El modo "nuevo juego+" nos permite jugar al juego de nuevo cambiando los enemigos originales por otros de manera aleatoria, cambiando por completo la estrategia de encarar el nivel.

sábado, 23 de diciembre de 2017

DRAGON'S DOGMA: DARK ARISEN

Para esta ocasión voy a comentar sobre un juego llamado “Dragonst Dogma: Dark Arisen” de ps3, siendo este un juego de acción RPG originalmente llamado simplemente “Dragon’s Dogma”.
Imagen extraída de wikipedia
El juego comienza con un pequeño prólogo que hará las veces de tutorial. Manejamos al “Arisen”, un hombre y su acompañante que se preparan para enfrentarse al más poderoso y temible de los dragones.

Lo primero que hará el juego será sacar una pantalla para que accedamos al equipo pulsando el botón de “Select” y usar la linterna, ya que la zona inicial es una cueva oscura, lugar con una visión limitada para nosotros cómo jugadores.

Siguiendo nuestro camino y, tras una primera visión del Dragón en cuestión (de un tamaño considerable), pronto alcanzaremos un puñado de trasgos que lucharán contra nosotros en cuanto estemos cerca. El juego nos recordará que presionemos los botones de nuestro mando (cuadrado y triángulo) para usar golpes débiles y fuertes.
Imagen extraída de gamespot.com
Del mismo modo, en combinación con L1 y R1 (más cuadrado, triángulo y círculo) habrá algunos golpes especiales usando nuestra espada o escudo respectivamente. Por suerte si bien el juego nos hace menciones constantes a los botones, en ningún momento somos interrumpidos por el mismo; es decir, que podemos ignorar todos los consejos y hacer lo que nos dé la gana.

Por el camino encontraremos una piedra especial, llamada “piedra de la falla” que, al tocarla, se unirán otros dos personajes a nuestro equipo. Juntos avanzaremos más fácil hasta que alcanzamos contra un monstruo que hará las veces de jefe final del prólogo.

Este monstruo es la quimera: parte de león, parte de cabra y cola de serpiente. Con este combinado estamos frente a un enemigo capaz de ataques físicos, mágicos y de envenenamiento respectivamente. A golpe limpio y/o escalando sobre su lomo, cabeza o cola mataremos a las distintas partes de la bestia hasta que reduzcamos a cero sus tres barras de salud.
Imagen extraída de gamespot.com
Con la derrota de la criatura el dragón está a nuestro alcance, sólo para ser interrumpidos por una pantalla con texto afirmando que esto ha seguido sucediendo en el futuro incontables generaciones. Una nueva cinemática nos muestra la aparición del majestuoso dragón que vuela directamente hacia un pueblo costero de pescadores llamado Cassardis.

En este punto crearemos el perfil de nuestro personaje, eligiendo entre hombre o mujer y una serie de opciones por defecto sin poder ser modificados. Por este motivo podemos ser un hombre de más de dos metros de altura, tener la piel muy oscura, ser un anciano o parecer alguna clase de hobbit (con opciones similares para el caso de las mujeres). No se puede modificar elementos como el peinado o el color de su pelo.

Con nuestro protagonista creado vemos al dragón provocar el caos en Cassardis. Nosotros, con un mero palo como nuestra arma, intentamos en vano herir a un monstruo de un tamaño inconmensurable al que a duras penas conseguimos reducir su barra de salud. Pronto la siguiente cinemática nos mostrará al dragón derrotándonos con facilidad y sacándonos el corazón, diciendo que si lo queremos de vuelta, vayamos a por él.
Imagen extraída de gamespot.com
Aunque herido y sin corazón; no estamos muertos. En su lugar empieza nuestra aventura como Arisen: destinado a buscar y a luchar contra el dragón. Para ello nuestra primera decisión es la elección de nuestra arma, ya sea una espada, un arco o un bastón (definiendo así nuestra vocación inicial).

Con esto la aventura comienza de manera oficial. Para comenzar lo ideal es explorar el pueblo de Cassardis y revisar por las distintas casas buscando a distintos aldeanos que nos ofrezcan misiones para realizar (hay indicaciones sobre su cabezas). Estas misiones van desde encontrar un objeto, decirle a otro personaje algo relacionado al ataque del dragón o recolectar unas flores que estarán en las afueras del pueblo.

Además en la taberna hay un tablón con una serie de misiones más mecánicas. Estas siempre son sobre derrotar a un número específico de monstruos, con alguna pista sobre la posición de donde se encuentran.

Antes de que lleguemos a salir aparecerá de la nada un personaje que se unirá a nosotros. Este personaje es conocido como “peón”; unos seres visualmente idénticos a los humanos, pero carecen de auténticas motivaciones o sentimientos, pero muy útil para nuestro futuro viaje.
Imagen extraída de gamespot.com
La primera misión seria consiste en viajar hasta un campamento no muy lejos de Cassardis. Tras salir por la puerta principal revisaremos el mapa para saber hacia dónde viajar. Puesto que hay una ruta que conecta ambos lugares, bastará con caminar del punto A hasta el punto B para alcanzar el destino fácilmente.

Durante la travesía nos toparemos con un grupo de trasgos que acecharán a nuestro aventurero o a otras personas que caminan inocentemente por las afueras. Nadie nos obliga a luchar, pero ya que estos son los enemigos más débiles del juego no está de más combatirlos para ganar un poco de experiencia.

La manera de combatirlos va a depender de la vocación elegida al principio del juego. En el caso del guerrero el control es el mismo que durante el prólogo, así que lo único que hay que hacer es acercarse a los enemigos y sacudirles espadazos hasta matarlos.
Imagen extraída de gamespot.com
Ahora bien, usando al explorador y empleando su arco, dejaremos pulsado el botón L1 para apuntar en la dirección exacta en la que queremos disparar a través de una pequeña mirilla (también tenemos cuchillas que se usan igual que la espada del guerrero). Por último si somos el mago tenemos un disparo de proyectil que se dirige automáticamente hacia los enemigos sin necesitar de apuntar demasiado. Ahora bien, combinando con L1 y cuadrado conjuraremos un hechizo y lo lanzaremos contra el enemigo provocando numerosos daños.

No hay ningún indicador de maná. En su lugar es la energía que se gastará al ir corriendo, al escalar sobre criaturas enemigas, utilizando ataques especiales o, en el caso del mago, lanzar los conjuros. Esta se recupera automáticamente al estar en reposo.

Llegado al campamento una voz retumba en nuestra cabeza. Al acercarnos a la piedra de falla del lugar se nos pondrá a prueba a través de un poderoso cíclope, de varios metros de altura y una resistencia que nos hará replantearnos nuestra estrategia y buscar un punto débil por el que no nos lleve una hora derrotar al monstruo.

Con la criatura derrotada, volvemos a la piedra de falla y ganaremos un peón primario que se creará del mismo modo que nuestro personaje principal, incluyendo un nombre personal.
Imagen extraída de gamespot.com
Con esto nuestro grupo puede estar formado por cuatro integrantes, siendo dos de ellos peones invitados que se unirán al usar las piedras de falla pero que, al contrario que nuestro peón principal, no subirán de nivel, forzándonos a abandonarlos y contratar a otros nuevos cada varios niveles.

Todo lo que queda hacer ahora es completar algunas misiones que los NPC nos hayan ofrecido o que ya hayamos aceptado. Por ejemplo la de recoger las flores, que hará falta regresar a Cassardis pero no utilizar el camino sino la zona arbolada de al lado. Habrá algún que otro Trasgo, pero también numerosos materiales a recoger.

Con las flores conseguidas y la misión completada, una nueva misión aparece: recoger una flor llamada “Brillo de luna” que sólo aparece de noche. Para hacer anochecer al juego hay que visitar la taberna y usar la opción de dormir hasta tal momento. Con esto el juego se separa en día y en noche.

De noche la visión es mucho más limitada (para nosotros como jugadores). La iluminación de la linterna ayuda, pero no veremos las amenazas que puedan aparecer frente a nosotros hasta estar demasiado cerca. Por otra parte los enemigos van a cambiar; ya sea esqueletos que se invocan durante el camino en vez de los típicos ladrones.
Imagen extraída de gamespot.com
Una vez que hayamos hecho este y todos los recados que hayamos encontrado, estaremos listos para avanzar en la historia, que ocurrirá al tratar con la capitana Mercedes. Tras alguna que otra lucha y cinemática que ocurren al aceptar su misión, acabaremos en un largo viaje camino a Gran Soren: capitul de Gransys.

Gran Soren se convertirá en nuestro centro de operaciones, ya que las tiendas que hay aquí son infinitamente mejores que las de Cassardis; ya sea la armería con espadas, escudos, yelmos, corazas... de gran calidad. El gato negro, que vende objetos únicos o incluso se nos permite falsificar los que ya tenemos por un precio para así tener duplicados de lo que queramos. Su propia taberna, cristal de la falla, tablones de misiones...

La capital es mucho más grande que nuestro pueblo pesquero, así que nos llevará un tiempo explorar todo a fondo (aunque gran parte del mismo está solo por decorado), pero la cuestión es que el juego avanzará cuando hagamos ciertas misiones, ganando poco a poco el respeto del rey de Gran Soren, poniendo en nuestras manos cada vez misiones más importantes.

Además, en la taberna es posible cambiar a una vocación más avanzada (o poner otra si la que hemos estado usando no nos convencía), cómo puede ser un arquero que emplee arcos largos (pero no utilice cuchillas en su lugar) o, en vez del guerrero de espada y escudo con el que empezamos ahora cambiaremos a manejar grandes martillos de guerra controlados a dos manos: más fuertes pero también más lentas.
Imagen extraída de gamespot.com
Con todo lo mencionado ya sabemos todos los entresijos del juego, y es que a partir de este punto el juego no va a cambiar mucho. Aceptar y completar multitud de misiones mientras aprendemos un poco más de lo que va el asunto del dragón, de los Arisen y de una facción que presagia un desastre a manos dela temible sierpe.

La historia del juego en sí es bastante simplona, así que todo lo que queda es ir realizando misiones que nos lleven a mazmorras, castillos abandonados... en gestas de lo más interesantes mientras lidiamos contra monstruos y criaturas variadas.

Si nos centráramos solo en las misiones de los personajes el juego no será largo en exceso. De hecho habrá varias zonas que no visitaremos, estando algunas en las cercanías pero fuera de los caminos principales. Por este motivo el juego se resume en el pueblo de Cassardis y la capital: Gran Soren.

La manera de encarar a los enemigos va a cambiar según que vocación hayamos elegido. No será lo mismo trepar hasta la cabeza de ese monstruo con un guerrero de armadura pesada que con un asesino ligero o, simplemente, usar el arco para derribar a la bestia con mucha más facilidad.
Imagen extraída de gamespot.com
Por ese motivo necesitamos a los peones para colaborar. Si somos un mago/hechicero y nos topamos con un enemigo contra el que la magia no le hace nada, dependemos de terceros duchos en la espada.

En resumen, estamos frente a un juego no demasiado complejo en el que no hace falta largos viajes para alcanzar algunos sitios y, gracias a los cristales transportadores, solo hará falta realizar los viajes más largos en una sola ocasión (y a partir de ahí teletransportarnos sin esfuerzo).

Para terminar, hay una zona del juego llamada “Isla Bitterblack”. Aparece de noche casi al principio del juego, pero es una zona peligrosa en la que hará falta un nivel elevado para tener siquiera la oportunidad de no morir en el intento.

RESUMEN:

Juego: Dragon's Dogma: Dark Arisen.

Género: Acción RPG

Pros: Cada vocación tiene una jugabilidad distinta, ofreciendo variedad. Los peones van a ser tremendamente útiles, tanto a la hora de combatir, dar consejos (puntos débiles de los enemigos) y llevar todos esos objetos que no nos sirven en el momento actual. Las distintas criaturas de gran tamaño (grifo, draco...) pueden aparecer en algunos puntos del mapa de manera aleatoria, dándonos un buen susto cuando una de estas bestias aparece sin previo aviso. El día y la noche ofrece algo más de variedad al cambiar bandidos por esqueletos, por ejemplo. 

Contras: Previo a tener cristales transportadores, el único método para viajar es corriendo y, puestos que la energía es limitada, habrá que ir parando continuamente a descansar (si bien hay objetos que recuperan la energía, estos también aumentarán el peso del personaje, haciendo que vaya aún más lento). Si tenemos la mala suerte de vernos forzado a luchar contra un monstruo gigante y nuestro personaje y peón/es no son los indicados, el combate será extremadamente lento. No siempre queda claro qué misión es la que hace avanzar la historia (ya que ciertas misiones se pierden cuando se avanza en la misma).  

viernes, 8 de diciembre de 2017

CHILD OF LIGHT

Un juego de simples mecánicas pero jugabilidad sin parangón.
Divertido, lleno de personajes variados y una historia entretenida.
Combina elementos de plataformas, puzles, estrategia y acción.
Difícil será jugar esta maravilla una sola vez... quiero decir partida.

Child of light es el nombre de este fantástico juego para ps3, tan simple en las mecánicas de combate pero a la vez tan complejo que hará falta planear bien nuestros movimientos para triunfar.
Imagen extraída de wikipedia
La historia comienza con la protagonista: una muchacha de cabello rojo llamada Aurora que un día cae enferma. La niña se encuentra postrada en su cama hasta que finalmente su llama se apagó, para tristeza de su padre que llora desconsolado.

Sin embargo Aurora se despierta, pero no en el mundo real sino en un mundo muy extraño oscuro y horrendo. Aquí ya ganamos el control de la chiquilla, pudiendo desplazarnos hacia los laterales y saltar al más puro estilo plataformas.

En cuanto avancemos un poco nos encontraremos con una criatura brillante, de nombre Igniculus, que se unirá a nosotros y que podemos desplazar utilizando la palanca del mando del lado derecho, moviéndolo a su libre albedrío por donde queramos.

Pronto nos toparemos con un puzle que debemos solucionar. Para atravesar la puerta cerrada de una casa del árbol es necesario usar a nuestro compañero luciérnaga, apretando el botón adecuado en nuestro mando para que brille, interactuando así con unos símbolos que hay en el escenario. Hacerlo del modo correcto abrirá la puerta y proseguiremos el viaje.
Imagen extraída de 3djuegos.com
Dentro de la casa árbol hallaremos una espada y con ella el primer combate; empleando este el estilo más clásico de un RPG; atacando por turnos y empleando una barra de tiempo que contiene la palabra “lanzar” indicado al final de la misma así como algunos iconos sobre y bajo ella.

Los iconos representan tanto a Aurora como a nuestro enemigo. Ambos se desplazan a velocidad constante a través de la barra de tiempo y, cuando el nuestro alcance el trozo que contiene la palabra “lanzar” (que además estará en rojo), el juego se parará esperando a que hagamos una acción con nuestro personaje.

Las acciones a realizar son muy escasas, haciendo que sea muy rápido de aprender lo que se debe hacer. En el comando “actuar” se incluyen otros sub-comandos como “cortar” que usaremos para matar a los enemigos con un ataque físico normal y corriente. Otros subcomandos incluyen defenderse o lanzar ataques mágicos (cuando los tengamos).

Desde los comandos principales también se puede huir de la batalla, utilizar objetos (como tónicos y elixires), cambiar al personaje activo (cuando se unan otros personajes) o huir de la batalla actual (menos jefes).
Imagen extraída de 3djuegos.com
Una vez elegido la acción, el icono de nuestro personaje avanzará por el fragmento rojizo de “lanzar” y, una vez llegado al final de la barra de tiempo, efectuará la acción designada. Esto va a ser mucho más importante de lo que parece, ya que este momento desde que un personaje (ya sea aliado o enemigo) puede hacer una acción y la lleva a cabo puede determinar la corriente de la batalla.

Esto es porque si con nuestro personaje atacamos al enemigo cuando este se encuentra aún en la zona roja de “lanzar”, aparte del daño habitual el enemigo se verá interrumpido, haciéndole retroceder un fragmento en la barra de tiempo... ¡Y lo mismo puede ocurrirle a Aurora!

Una vez que el monstruo haya sido derrotado, ganaremos algo de experiencia y volveremos al escenario normal. Ahora todo lo que resta es ir avanzando saltando sobre algunas plataformas hasta encontrarnos con más enemigos que se interpondrán en el camino y contra los que lucharemos del mismo modo.

Poco a poco el juego nos irá enseñando el resto de las mecánicas posibles de los combates. Para empezar que, previo a un combate, si nos acercamos a un enemigo por la espalda tendremos una buena ventaja inicial, situándose Aurora en la zona de “lanzar” mientras que el enemigo estará más alejado. Del mismo modo si somos nosotros lo que somos embestidos antes de combatir ocurrirá a la inversa.
Imagen extraída de 3djuegos.com
Igniculus no solo va a ser un personaje más que usaremos para resolver algún acertijo ocasional, y es que tanto fuera como dentro de la batalla podemos curar a Aurora (para prepararla antes del siguiente combate), o cegar a enemigos, ya sea fuera de la batalla para pasar sin tener que luchar (o atacarles por la espalda) o, si ya estamos en un combate, ralentizar a los enemigos por la barra del tiempo para ofrecernos una ventaja táctica.

Obviamente hay un límite de uso de Igniculus; pero este se puede recuperar tocando unas plantas que sueltan unas lucecitas llamadas deseos; estos deseos, recogidos ya sea con Aurora o con el propio Igniculus, recuperarán su medidor. Estas plantas están presentes incluso en los combates, por lo que es posible recoger deseos mientras los enemigos están haciendo sus animaciones de ataque.

En el caso de los deseos fuera de los combates, estos forman una pequeña hilera siendo una de ellas de color naranja. Cuando toquemos primero la de naranja, la siguiente de la fila pasará a ser naranja y así hasta que el grupo haya sido completado. El premio: pequeñas bolas amarillas y moradas que recuperarán ligeramente nuestra salud y maná. 
Imagen extraída de 3djuegos.com
Tras algunos combates subiremos de nivel. Esto, aparte de aumentar nuestros atributos (tan clásicos como fuerza, defensa, evasión y crítico, entre otros), también se nos dotará de un punto de habilidad, y es que hay un árbol de habilidades con tres posibles ramificaciones, usando un punto para conseguir un poco de fuerza extra permanentemente o añadir nuevas habilidades, como por ejemplo magia de luz.

No estamos obligados a seguir una de las rutas a rajatabla; nadie nos quita aumentar primero algunos elementos de una de las ramas y luego cambiar a otra. Una de las ramas nos ofrecerá un ataque mágico un poco más débil que la de otra de las rutas, pero a cambio la más débil también es más rápida de ejecutar que, según que casos, ser rápido durante el lanzamiento va a ser mucho más práctico que realizar grandes cantidades de daños.

Además hay otro elemento en el juego llamado Oculi: este lo componen pequeñas joyas en bruto de rubí, zafiro, esmeralda... siendo equipadas a los personajes (en vez de nuevas espadas o armaduras) para darles algunas ventajas en el combate. Así por ejemplo hacer un daño extra por fuego, resistir enemigos que usen ataques de trueno o aumentar el maná máximo, entre otros.

Si juntamos 3 fragmentos de piedras de Rubí en bruto esta se volverá una piedra de rubí pulido; esta tendrá el mismo efecto que el rubí en bruto pero mejorado. Existen combinaciones entre joyas de distintos tipos que descubriremos experimentando por nuestra cuenta (el juego nos mostrará un par de ejemplos). 
Imagen extraída de 3djuegos.com
En cuanto alcancemos el jefe final (y bien que sabremos que es un jefe) entenderemos rápidamente que el uso de Igniculus es primordial. Ralentizar al enemigo va a ser muy importante, ya que para realizar los ataques mágicos a Aurora le llevará más tiempo avanzar durante el fragmento de “lanzar”, y no nos conviene en absoluto ser interrumpido, lo que significaría perder un ataque.

Por este motivo Igniculus va a ser muy importante, ya que cuando ralenticemos al enemigo le adelantaremos en la barra de tiempo y seremos nosotros los que ejecutemos nuestro ataque antes que el enemigo. En el caso de que incluso así el golpe sea inminente aún nos resta la acción “defender”.

Defender tiene un uso inmediato (así que nuestro personaje lo ejecuta sin atravesar la barra de tiempo) bloqueando buena parte del daño del rival y, aún mejor, acelerará a nuestro personaje al menos hasta que le vuelva a tocar. Puede darse casos de tener que defendernos 2 o 3 turnos seguidos ya que esa opción es mucho mejor que recibir daños y/o ser interrumpido.

Con todo esto estamos frente a una gran complejidad en los combates. Saber cuándo es el mejor momento para un ataque normal, uno mágico, defenderse, usar a Igniculus ya sea para ralentizar enemigos o curarnos un poco... definitivamente son muchas opciones en las que pensar. 
Imagen extraída de 3djuegos.com
Con el primer jefe derrotado nos habremos ganado las alas... literalmente. Aurora empezará a volar libremente a nuestro antojo y allá por donde queramos (o el juego nos permita).

Ningún lugar estará fuera a nuestro alcance, así que ahora todos esos cofres llenos de tónicos y elixires pueden ser recogidos fácilmente, pero también habrá pequeñas trampas mortales tales como espinas en los árboles o zonas de lava hirviendo que nos quitarán salud.

Para añadir aún más complejidad a los combates nos iremos encontrando con diversos personajes que se unirán a la batalla, aunque solo dos lucharán simultáneamente. Cada personaje (si es que le permitimos unirse) tiene su propio árbol de habilidades, aunque cada uno se especializará más en unas tareas que en otras.

Con toda esta diversidad y estrategia estamos frente a un estilo de combate bastante especial, evitando por completo machacar el botón de “aceptar” una y otra vez hasta ganar ya que, a menos que hayamos regresado a alguna de las zonas iniciales, todos los monstruos contra los que nos encontremos van a ser una auténtica amenaza. 
Imagen extraída de 3djuegos.com
El juego posee dos niveles de dificultad; es recomendable elegir el experto para aquellos jugadores que estén acostumbrados a juegos RPG. Aparte de los aumentos de daño y salud de los enemigos habrá otras variaciones del nivel experto que no están presentes en el nivel más fácil.

Sin duda este es un juego altamente gratificante. Ese sistema de batalla tan complejo pero a la vez tan claro (puesto que el juego se detiene por turnos, nunca habrá un caos desmedido) nos hace pensar en la manera correcta de encarar los combates. Además, al estar los enemigos presentes en el escenario, resulta muy fácil evitarlos si estamos revisitando algunas zonas viejas por diversos motivos. 

RESUMEN:

Juego: Child of light

Género: Plataforma, RPG.

Pros: Muchas opciones para desarrollar a los personajes. Las batallas pueden resultar muy difíciles si no utilizamos la estrategia adecuada. Libertad de movimientos en cuanto conseguimos las alas, pudiendo explorar todo el escenario en búsqueda de objetos. Cada personaje es diferente en las batallas, ofreciendo una gran diversidad.