0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

martes, 22 de abril de 2014

WINTER GAMES

Los deportes de invierno son los protagonistas de este conjunto de juegos, englobados en uno sólo conocido como “Winter Games”; dividido en 2 partes de 3 pruebas cada uno (aunque técnicamente hay 4 en la parte 1, dos de ellas son la misma). A continuación comentaré todas estas pruebas independientemente.
Antes de empezar, tenemos todo un menú principal en el que podemos hacer una serie de cosas, aunque en lo general todas vienen a ser lo mismo. Podemos competir en todos los eventos del juego, hacerlo en solo algunos, en uno solo o practicar alguno en concreto hasta que nos cansemos.

Se puede jugar hasta 4 jugadores haciéndolo por turnos (salvo patinaje) y que vendría a ser el punto más fuerte del juego, ya que la competición entre distintos humanos es el máximo aliciente para querer hacerlo lo mejor posible, relegando al modo de juego a un solo jugador en un segundo plano.

La primera prueba es el Biathlon: Tras iniciarla tenemos a nuestro personaje en la pista preparado para hacer esquí de fondo. Pulsando alguno de los botones de dirección (izquierda o derecha) nuestro personaje empezará a dar pasos. Debemos hacerlo con cierto compás y no pulsar indiscriminadamente, ya que eso hará que los pasos apenas avancen a la par que nuestro corazón se acelerará en exceso. 
Tras avanzar una primera pantalla habrá una bajada en la que debemos pulsar hacia abajo de nuevo al compás, ganando con ello bastante velocidad, algo tremendamente importante para el siguiente momento, que corresponde a una colina que nos costará bastante menos subir si hemos aprovechado el impulso de la anterior bajada; en caso contrario podemos estar unos segundos para atravesarla.

Tras repetir estas tres pantallas de forma continua llegaremos a la segunda parte del Biathlon que corresponde a disparar a unas dianas. El sistema es sencillo: una mirilla que avanza de arriba hacia abajo de forma cíclica pasando durante un ligero instante por la primera diana. Para disparar no basta con pulsar una simple tecla; primero debemos pulsar el botón de dirección “abajo” y luego “arriba”, para que de ese modo el arma esté cargada y podamos disparar.

Una vez efectuado el disparo la mirilla hará lo mismo pero sobre la segunda diana. Una vez más debemos pulsar “abajo” y “arriba” para prepararla antes de abrir fuego. Completado las cinco dianas volveremos a las 3 pantallas principales que se repetirán una y otra vez incluyendo 4 pantallas de disparo en total. Fallar estas dianas supone una penalización en segundos, por lo que es mejor si no fallamos.

Patinaje artístico: Una sintonía conocida nos va a acompañar a lo largo de la duración de la prueba. Nuestra patinadora se moverá hacia la derecha simplemente patinando sin más. Pulsando algunos de los botones veremos cómo da un salto, pero debemos pulsar el botón de acción de nuevo cuando esté a punto de tocar el suelo sino se caerá de rodillas y eso no impresionará a los jueces. 
Si bien el movimiento es fácil de aprender, resulta difícil al no haber sombreados y no sepamos bien si realmente está en el aire o que está haciendo. Tras este salto veremos cómo ahora nuestro personaje mira hacia la izquierda aunque siga patinando hacia la derecha. En esta posición pulsando algunas combinaciones de acción + arriba/abajo haremos alguna filigrana, debiendo pulsar el botón una vez más si no queremos que se caiga de nuevo. Saltos, piruetas y todo lo que se nos ocurra para sumar puntos a los jueces.

El juego tiene un “patinaje libre” que es la misma prueba pero ahora dura 2 minutos; desconozco que otras diferencias haya ya que tanto visualmente cómo su control es idéntico, por lo que no hay más que añadir.

La última prueba es la de Bobsleigh: esta prueba es incluso más sencilla. Basta con echar un ojo al mapa de la izquierda y prestar atención a la parte superior derecha, en donde nuestros deportistas están bajando por el tubo. Cuando alcanzamos una curva debemos pulsar hacia el lado contrario para conservar la velocidad y no caernos en el proceso.
Tendremos un par de intentonas para tratar de hacer el mejor tiempo, pero fuera de eso es tremendamente simple, apenas usando 2 botones y simplemente llegando a la meta sin ninguna dificultad (más lento o más rápido pero llegar es fácil).

La primera prueba de la segunda parte es la llamada “Hot Dog”. La prueba más rápida de todo el juego y la que más nos puede costar hacernos a ellas. Tan sólo consiste en nuestro esquiador descendiendo por una ligera cuesta daremos un salto y haremos tantas piruetas o vueltas cómo podamos. 
Bien pulsando derecha o izquierda o combinando con el botón de acción podemos hacer que de vueltas hecho una bola o que haga algunos “trucos” en el aire; todo para subir la puntuación de los jueces, que será cero en caso de caernos o de no tocar ningún botón (curiosamente si caeremos de pie). La prueba en si no tiene más.

Patinaje de velocidad: Esta es la única prueba que contiene 2 jugadores a la vez, siendo controlado por una IA en caso de estar jugando en solitario. Básicamente consiste en correr lo máximo posible hasta llegar a la meta; sin curvas ni obstáculos, solo pulsar a los laterales de forma constante.
Por suerte no consiste en machacar dedos, sino que el objetivo es pulsar derecha, esperar a que nuestro personaje haga el movimiento completo y luego pulsar izquierda para que invierta la posición de sus brazos y piernas. Con un intervalo de varios segundos no destrozaremos nuestros dedos ya que importa más la precisión que la velocidad.

La última prueba es el salto de esquí: una de las pruebas que requiere de unos cuantos intentos sólo para caer bien, lejos y además hacer una buena puntuación. Todo comienza con un tobogán por la que descenderemos. Si nos olvidamos de pulsar el botón de acción nuestro personaje se escornará contra el suelo (al menos es divertido).
Una vez en el aire veremos una visión general de esa gran colina y un dibujo en un recuadro con nuestro personaje representado en él. La posición inicial varía en cada salto, y el objetivo es intentar colocar al personaje con los dos esquís alineados en paralelo y el cuerpo inclinado hacia delante.

Puesto que pocas veces será así, debemos rectificar por un lado la posición del saltador y por otro los esquís. Presionando derecha o izquierda cambiaremos la posición del cuerpo, pero sólo si los esquís no están cruzados, en cuyo caso debemos pulsar arriba o abajo para alinearlos primero.

Para hacer todo esto tendremos aproximadamente unos cinco segundos. Si la posición es la correcta caerá de pies, consiguiendo la puntuación referente a la distancia así cómo el estilo. Curiosamente si nos desmorramos contra el suelo seguirá contando la distancia conseguida para la puntuación, algo que no deja de resultar curioso.

En resumen, 6 pruebas para competir, con mucho más sentido con varias personas ya que jugando a un jugador importa poco los errores, fallos o las caídas. A menos que en las pruebas de salto jamás logremos ni un mísero punto nos van a dar medalla de oro en todos los eventos, sin incluir ningún modo de campeonato contra alguna CPU (aunque fuera con resultados predefinidos). Por otro lado superar los records tampoco es importante, ya que se borrarán y no son especialmente difíciles de superar.

RESUMEN:

Juego: Winter Games

Género: Diferentes pruebas de deportes de invierno.

Pros: Varias pruebas distintas para elegir. Esquí de fondo y salto de esquí probablemente sean las más divertidas de realizar. Diversión jugando a varios jugadores para ver quien consigue una medalla de oro, plata y bronce.

Contras: Jugar en solitario no tiene mucho sentido, ya que simplemente terminando las pruebas ganaremos medalla de oro sin importar el tiempo que tardamos. Algunas pruebas son demasiado aburridas.

martes, 15 de abril de 2014

PHANTOM

Oscuridad, monstruos escondidos y un puñado de cerillas... estos son los distintos elementos de este juego llamado Phantom para MSX. Un juego tremendamente curioso en el que la memoria será el punto más importante de todo el juego.
Puesto que incluye instrucciones sabremos fácil cómo empezar a jugar. El objetivo del juego es atravesar las 6 habitaciones que componen el juego y encontrar 4 monedas mientras intentamos no morir por las distintas criaturas que habitan los recintos.

Esto podría parecer fácil si no fuera por un detalle: Están ocultas en la oscuridad. Los enemigos, compuestos por arañas, calaveras y otros monstruos están ocultos a lo largo y ancho de las habitaciones, amparados por la oscuridad, sin ningún método del jugador de poder distinguirlos a simple vista; y aquí es donde entra en juego las cerillas.
Dependiendo del nivel de dificultad (del 1 al 7) se nos otorgarán más o menos cerillas así cómo más o menos vidas. El modo de utilizar las cerillas es muy simple: pulsamos el botón de acción para que nuestro personaje cree un círculo amarillo que iluminará alrededor del personaje, revelando si hubiera alguna de las criaturas antes citadas.

Esto solo dura unos pocos segundos y encima no podremos movernos mientras usamos la cerilla, por lo que una vez hecho esto necesitamos memoria para acordarnos de donde estaba el enemigo y esquivarlo. Por supuesto, ellos no se van a mover, y siempre estarán en el mismo sitio, pero siendo la habitación tan grande y la cerilla iluminando tan poco nos toparemos usando cerilla tras cerilla sólo para comprobar cada pocos pasos si estamos en peligro o es un camino seguro.

Aún eligiendo el nivel de dificultad más fácil (el cual nos otorga unas 90 cerillas) probablemente antes de explorar por completo la habitación 2 (pasando por la 1 previamente) ya habremos gastado las cerillas. Por suerte los enemigos siempre van a estar ahí, así que aquí es donde entra en acción nuestra memoria para conocernos donde están todos nuestros enemigos aún cuando no los veamos. 
Incluso peor, las monedas también permanecen ocultas, necesitamos iluminarlas para saber donde se encuentran (si es que no lo sabemos de antes) y pasar por encima para recolectarla, ya que el objetivo es encontrar las 4, tarea nada fácil.

Sin embargo, no todos los enemigos están ocultos, existen algunos visibles que estarán por la pantalla siguiendo algún patrón o apareciendo cuando menos lo esperemos. El primero de ellos está al inicio del juego y es tremendamente sencillo de evitar, pero tan pronto como alcancemos la habitación 3 habrá varios formando grupos y siguiendo una patrulla bastante rápida, por lo que además de memoria necesitamos ser precisos para movernos en el momento que nos lo permitan.
Cómo ya dijera, aumentar la dificultad nos dejará con menos cerillas y menos vidas. Este es sin duda alguna un juego de pura memoria, y es que si memorizamos donde están todos los enemigos el juego será fácil, pero para eso hace falta primero recordarlo y, puesto que no podemos verlos, nos sentiremos inquietos al pensar que tal vez estemos por pisar alguno y morir.

RESUMEN:

Juego: Phantom

Género: Exploración

Pros: Un planteamiento interesante. Algún que otro texto en tono de humor. Incluye instrucciones para saber cómo debe ser jugado. Que se terminen las cerillas y quedarnos en plena oscuridad aumenta el temor a ser alcanzados por el enemigo.

Contras: En líneas generales el juego consiste en memorizar, aunque ofrece algunos puntos de habilidad a la hora de esquivar otros enemigos.

martes, 8 de abril de 2014

NONAMED

Una vez más llega a estos lugares un nuevo juego de MSX llamado Nonamed: Un juego lleno de enemigos que patear y que pese a su simpleza contiene más elementos de los que parece.
Todo empieza con una prueba que se nos ha encomendado, un castillo por el que debemos salir, pero por el que no hay ninguna puerta a simple vista, así que empezaremos vagando por el castillo con los distintos botones de dirección y pronto nos toparemos con uno de los múltiples enemigos que se van a generar aleatoriamente apareciendo por la derecha o izquierda.

Todos estos enemigos tienen mismo comportamiento: Avanzan de derecha a izquierda (o viceversa) a la misma velocidad que nosotros y todos son igual de mortales, aunque dependiendo de algunos tipos necesitamos golpear o esquivar, ya sea a través de saltos o agachándonos por un tiempo limitado (lo que nos obliga a pulsar el botón en el momento oportuno).
En su mayoría serán esqueletos, siendo tan altos cómo nosotros a los que debemos darles una patada (nuestro único ataque) para eliminarlo de la pantalla momentáneamente, ya que pronto se generará otro. Hachas y cuervos vuelan sobre nuestras cabezas, necesitando agacharnos para evitar perder una vida. Por su lado unos barriles rodarán por el suelo y que debemos saltar. También existe una criatura verde de grandes dimensiones que pese a que parezca intimidante es igual de peligroso de lo que son los esqueletos, con el único peligro añadido que ocupan más parte de la pantalla.

Pronto veremos cráneos de calaveras por el suelo o en mesas y jarrones en su mayoría, basanto con caminar o saltar sobre ellas para conseguirlas, algo que en un principio no sabremos muy bien para qué pero que llegaremos a comprenderlo conforme sigamos jugando.

Mediante diversas lianas cambiaremos de piso, subiendo o bajando según la situación lo requiera, no habiendo abismos, caídas libres ni pudiendo soltarnos de la liana, por lo que en algunas zonas habrá que ir con mucho cuidado, ya que los enemigos se generan aleatoriamente y pueden salirnos sin previo aviso y no tengamos tiempo de reaccionar o de terminar de bajar la liana para poder darle una patada.
Llegado un punto del juego observaremos algo curioso; existe una liana en la que por mucho que saltemos no la alcanzamos; aquí es donde entra uno de los detalles que hacen que el juego no sea tan simple después de todo. Utilizando un elemento en el escenario ganaremos la facultad de saltar más alto, útil para alcanzar esa liana así como uno de los cráneos que con el salto normal no llegábamos.

Tras conseguir alcanzar esa liana tan alta veremos un dragón; sin embargo nuestros esfuerzos por intentar hacerle algo terminan con nuestro protagonista hecho cenizas, y es por eso que necesitamos todos y cada uno de los cráneos, ya que al visitar al mago “Nilrem” este nos agraciará con un poder nuevo.

¿Cómo? ¿Qué no recuerdas haber encontrado a ningún mago? Eso es porque se encuentra en una plataforma del juego que aunque de fácil acceso hay que ascender por una zona que en un principio pensábamos que no se podía. El jugador deberá investigar y descubrir el lugar para alcanzar a dicho mago y llevarle todas las calaveras.
Una vez que hayamos conseguido derrotar al poderoso dragón el juego aún no ha sido completado. Se nos dará la llave para salir del lugar, pero una vez más no hay ninguna puerta a la vista; esta se encuentra escondida en alguna parte del castillo, por lo que habrá que buscarla para poder usar la llave y terminarnos completamente el juego... por supuesto, esto no es sencillo, y menos con esos enemigos molestándonos en prácticamente todos los puntos del mapa.

El juego como tal carece de música y contiene pocos efectos de sonidos (nuestros pasos, la llave callendo...). También por su parte el protagonista a veces reacciona un poco más lento de lo que nos gustaría y los enemigos aunque veamos al menos 5 tipos de ellos (sin contar el dragón) tanto el hacha como el cuervo se comportan y se esquivan de forma idéntica, y puesto que todos se mueven a la misma velocidad no es que importe mucho uno u otro.
Por otro lado, pese a que el juego parezca tremendamente simple: avanzar, recoger calaveras, trepar por lianas y matar a un dragón; esos pequeños toques de requerir hacer algo para saltar más alto, llegar hasta un mago que nos cuesta encontrar hacen que todo sea un poco menos simple y sencillo y que haga falta conocerse un poco el juego más para descubrir todo lo que hay que hacer, aún cuando el juego cómo tal no nos ofrece pistas.
RESUMEN:

Juego: Nonamed

Género: Acción

Pros: Búsqueda y exploración de todo el castillo recogiendo calaveras. Algunos elementos especiales cómo ganar más salto o localizar al mago. Enemigos constantes que nos obligarán a estar alertas con pocas zonas de reposo. zonas ocultas que no se encuentran a menos que las busques.

Contras: Sin música y apenas sonidos. La mitad de los enemigos son iguales unos a otros sin apenas diferencia en el modo de derrotarlos o esquivarlos. Los enemigos salen aleatoriamente, haciendo que en ocasiones aparezcan justo delante de nosotros y no tengamos tiempo de reaccionar o de posicionarnos para atacar.