0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

viernes, 23 de marzo de 2012

SWARM RAMPAGE

Tiempo atrás hablé de un juego llamado “Swarm Assault”, un juego de estrategia en tiempo real con insectos como protagonista (ver aquí). En esta ocasión hablaré de su sucesor, llamado “Swarm Rampage”, un juego que comparte los mismos principios, pero que ha sido cambiado notablemente.
Los insectos siguen siendo los protagonistas, y de nuevo veremos colonias de hormigas, avispas, escorpiones, arañas y escarabajos tal y como ocurría anteriormente; sin embargo, en este juego hay una sexta facción de polillas, un nuevo enemigo aéreo que le añade más sustancia al juego. Hay que añadir que han cambiado muchas cosas en las unidades, dejando de ser las arañas la facción más poderosa por excelencia, aunque las hormigas siguen siendo las más frágiles.

El primer nivel del juego nos recordará notablemente al del juego original, tenemos una primera colonia de hormigas y un grupo de enemigos nos atacarán. Al igual que ya ocurría, podemos producir tres unidades, una hormiga toro, una hormiga incendiaria y una hormiga de artillería (siendo la hormiga toro la más rápida de construir). Con esto veremos que si bien la hormiga toro coincide con las hormigas soldados que ya conocíamos, las incendiarias y de artillería no son tan parecidas a sus predecesoras.

Y aquí veremos el primer cambio destacable más allá de las propias unidades, y es que en esta ocasión la colonia no posee defensas naturales, así que tenemos que olvidarnos de aquella poderosa ametralladora que destruía con facilidad a los insectos, ahora solo nuestras propias tropas son las que pueden defender una colonia, un cambio aceptable para evitar el abuso de colonias defensivas.
En el segundo nivel aprenderemos nuestra primera conquista. Con un puñado de hormigas (Y sin poder fabricar más) se nos pide que conquistemos una colonia neutral, conocida como “colonias pirata”, en este caso abandonada. El único enemigo que podemos encontrarnos son las unidades neutrales que aparecen, tales como arbustos espinosos o moscas que disparan por encima de nuestras cabezas.

Por suerte para nosotros, esta clase de unidades han visto rebajado su potencia notablemente; tanto es así que ahora una mera mosca no significa un auténtico peligro para nosotros, ya que sus bombarderos son inferiores y solo dañarán a nuestras unidades si impactan con la bomba justo encima, por lo que una, dos, o tres moscas pueden hacer pasadas por encima de nuestro grupo dañando tan solo ligeramente a nuestros insectos (en swarm assault, una mera mosca podía destruir una docena de unidades en una sola pasada).

Claro está, otra clase de enemigos como los arbustos espinosos y otras plantas variadas poseen buena potencia, si bien algunas son meros estorbos, los arbustos espinosos si suponen un peligro serio. El grado de potencia o daños que producen tanto los bombarderos como los enemigos neutrales los aprenderemos jugando al juego poco a poco.
Una vez que la salud de la colonia pirata abandonada ha llegado a cero, unas “Manchas” bañarán el suelo, que deben recoger las hormigas para que la colonia pase a nuestro control. El jugador que más trozos haya conseguido se convertirá en el poseedor de esa colonia, pero si con el paso del tiempo ningún jugador ha conseguido más del 50% de dichas mancha, la colonia vuelve a convertirse en una colonia pirata abandonada.

Aún con esto, veremos algo de agradecer, y es que a diferencia de su antecesor, en este una colonia recién tomada no tendrá 1 punto de salud, sino que tendrá un número mucho mayor. Si bien su salud estará en la zona roja, bastará apenas 10 segundos de no reclutar unidades para que la auto-regeneración la aumente a amarilla, y en 1 minuto la salud estaría ya a la mitad o incluso más. Este hecho es muy importante, y es que en una colonia recién tomada, el enemigo necesitará de varios impactos para hacernos perder el control de la misma (no así ocurría en swarm assault, en donde cualquier proyectil bastaba para ello).

A lo ya conocido, se añaden dos cosas nuevas: Lo primero son las torretas defensivas, habiéndolas de dos tipos, según su tamaño y comportamiento. Algunas torretas defensivas son innatas de una colonia, así por ejemplo unos minichampiñones disparan pequeñas balitas que ralentizan el movimiento de su objetivo (además de dañarlo), o una pequeña torre tesla que dañará en buena medida a la unidad que ataque.
Que sean innatas significa que pertenecen al jugador que controle la colonia que está defendiendo. Si otro jugador las ataca y reducen su vida a cero, permanecerán inactivas durante un corto periodo del tiempo, luego se reactivarán y volverán a atacar de forma normal. Tan solo permanecen inactivas de forma permanente si la colonia es destruída.

Existen otras torres de mayor tamaño y más temibles que las innatas. Un hongo francotirador eliminará de uno o dos disparos a las unidades que intenten entrar en su radio de disparo. Este tipo de torres al ser destruidas soltarán las mismas manchas extrañas que lo hacían las colonias, por lo que si conseguimos reducir a cero su salud y tomamos más manchas que el jugador rival, esa torre pasará a nuestro control y podremos usarla contra ellos.

El segundo añadido son los impulsadores: Estos edificios frágiles y de poco aguante tienen una finalidad, aumentar la velocidad o potencia de nuestro ejército. Los impulsadores molino aumentará en un 10% la velocidad de producción de nuestras unidades (si tenemos 3 hablamos de una mejora del 30%). Los otros impulsadores ascenderán los daños que nuestras tropas hacen en un 10%, lo que viene a significar que el mero hecho de poseer 1 impulsador de cada nos haga producir algo más rápido y más daño, y gracias a eso dominar al resto de jugadores será más fácil.
Como ya dijera antes, las facciones en si siguen siendo las mismas, pero incluso sus unidades han sufrido cambios. Los escorpiones poseen una nueva unidad provista con una ametralladora, así como los Ninja que disparan las famosas shurikens pero que ahora la distancia hace que dichas estrellas se dividan y ataquen al objetivo, lo que significa que desde lejos este enemigo es mortal, pero que si una mera hormiga toro la ataca cuerpo a cuerpo el escorpión ninja será derrotado (contemos que en temas de producción, por cada escorpión ninja se tarda el mismo tiempo que en poner al menos 3 o 4 hormigas toro).

A los cambios propios de las unidades algunas tienen efectos variados, un tipo de araña escupidora hará daños, pero además ralentizará a los enemigos que ataque haciendo que se muevan más lentamente. Incluso llegamos a encontrarnos con proyectiles que nublan la vista del objetivo, haciendo que le cueste atacar o ver enemigos a su alrededor.

Si bien sigue habiendo unidades claramente superiores al resto, algunas son débiles a según que cosas o unidades, lo que nos obligue a buscar un poco más de variedad y no simplemente poner lo mismo. Aún así, el propio juego indica que las unidades más potentes son las más lentas, lo que se traduce que sea cual sea la colonia el orden de producción siempre es “débil – media – potente”.
Otra de las cosas nuevas que podemos toparnos son con los piratas. Si bien ya habíamos conocido una colonia pirata en el nivel 2, esta estaba abandonada, por lo que es un objetivo fácil. Pero no siempre será así, en algunos niveles habrá colonias piratas que si estarán pobladas. Estas jugarán como si fuera un jugador más, si bien su producción es inferior a la nuestra propia o a la de otros jugadores, y si bien tienden a producir algunas unidades más débiles, son un peligro a tener en cuenta, y es que su concentración hará que conquistar esta o aquella colonia no sea un camino de rosas.

Algunos de los niveles pueden presentar alguna colonia pirata, pero otros tal vez no y aún así presentarse. Si por el combate destruimos una colonia rival, y por la existencia de torretas u otras plantas neutrales mueren los insectos intentando recolectar las porciones, esta con el tiempo se convertirá en una colonia neutral pirata (puede que se vuelva poblada o abandonada).

Las colonias piratas controladas por un enemigo neutral pueden resultar un peligro mayor que otro jugador, ya que a diferencia de al resto de jugadores, arbustos, estiércol pestilente y otros enemigos neutrales del entorno ignorarán a los piratas y, según que niveles, esos enemigos neutrales son tan numerosos que pueden angustiarnos (y si lo sumas a tener que luchar contra enemigos piratas puede ser un reto conquistar una mera colonia).
Los niveles en si son variados, algunos son casi aleatorios, con colonias aquí y allá, otros son más específicos, empezar con un puñado de unidades y obligarnos a conquistar unos pocos impulsadores mientras esquivamos enemigos neutrales, o bien destruir un puñado de enemigos esparcidos por la pantalla.

El número de misiones de este juego son 60, un número bastante inferior comparado a los 100 de su predecesor, pero que eso ayuda a que el juego no se vuelva monótono y repetitivo. Sin embargo, algunos niveles son totalmente impracticables, niveles con tantos enemigos neutrales que aparecen más rápido de los que podemos eliminar, y como los impulsadores son frágiles podemos perderlos cuando menos lo esperemos y continuamente.

Del mismo modo, hay niveles en donde poseemos 3 o 4 colonias y nuestros rivales 5 colonias, en donde con un poco de pericia y habilidad podemos derrotarlos, pero por desgracia en otros habrá dos jugadores enemigos con 5 colonias y varias torres defensivas, y nosotros tener simples colonias de hormigas y un par de torretas pequeñas, haciendo que por cada unidad que nosotros perdamos haga falta que ellos pierdan 7 solo para compensar la igualdad.
Es por eso que los niveles en donde con un puñado de tropas tenemos que eliminar enemigos o colonias o conquistar impulsadores, algunos tienen ciertas unidades neutrales que tenemos que esquivar o destruir, pero que en otros, en cambio, sean tan sumamente numerosos que incluso jugando defensivamente perdamos más unidades de las que llegamos a fabricar.

Dejando a un lado esos niveles impracticables, el juego está bastante bien, a veces con suficiente inteligencia somos capaces de vencer con hormigas a escorpiones, para luego usarlos contra ellos. Y la verdad es que habrá buena diversión mientras aprendemos a jugar y a manejar con cada una de las seis facciones de las que juego consta.

Nota: El juego posee un archivo en donde están todos los textos del juego, tanto de los menús, nombres de las unidades, su descripción e incluso los nombres de los niveles (todo incluido en un único archivo). Poseo un archivo con todos esos textos traducidos al español , incluyendo las instrucciones que el propio juego despliega en el menú principal; Ese archivo con la traducción al español (Traducción propia) puede descargarse aquí.


RESUMEN:

Juego: Swarm Rampage

Género: Estrategia en tiempo real.

Pros: Seis facciones variadas, cada una con sus pros y sus contras. Las colonias no poseen defensas naturales, así es más sencillo dominar a un enemigo y no basta con quedarse quietos solo para defenderse. El número de niveles es 60, así no se hace demasiado largo y tedioso de terminar. Algunos enemigos neutrales añaden un toque al juego, ya que no son demasiado poderosos y no dejan de ser más que un mero incordio.

Contras: Algunos niveles son totalmente pestilentes, con demasiadas unidades neutrales que es imposible de aguantar. Ciertos niveles poseen unos enemigos tan poderosos que necesitamos muchísimo tiempo solo para poder traspasar la primera línea defensiva enemiga, cosa difícil por los enemigos neutrales.

No hay comentarios: