0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

WARSONG 2

Para no dejar de lado otros géneros, allá va un juego de megadrive llamado Warsong 2 (o en su versión japonesa Langriser 2), una secuela de un juego que si bien interesante tenía sus limitaciones, esta segunda parte resulta bastante más atractiva.
Empezaremos el juego comenzando con una historia de introducción en el nivel, en el que nos dirás lo que hace los dos personajes principales, uno de ellos a cual podremos elegir su nombre, y un amigo nuestro cuyo nombre ya viene predispuesto.

El menú o serie de menús que aparecerán en pantalla son para prepararnos para la escaramuza de este nivel. Al principio solo contaremos con un par de personajes, pero el número de estos puede ascender o descender según el nivel, los aliados y si nos caen personajes en batalla o no.
Para empezar, contamos con “puntos”, que vendría a ser el dinero. Con ese dinero reclutaremos unidades para nuestros dos personajes. Nuestro protagonista principal (el único de todo el juego que si muere = gameover) posee el rango de “Fighter” (luchador), por lo que puede reclutar soldados básicos. Su compañero Hain (algunos nombres difieren un poco entre versión americana y japonesa) es un “Warlock” (Hechicero), un tipo de mago que reclutará otra clase de soldados más débiles pero mucho más baratos.

Con el dinero que nos dan compraremos tropas adecuadas para la batalla. También en la tienda podemos comprar algunas armas para equiparlas que aumentarán el ataque, la defensa, el movimiento... del líder y que se verán patente en la batalla. Una vez con todo preparado, pasaremos a la pantalla de despliegue.

En esta pantalla de despliegue veremos la posición y el tipo de tropas enemigas y las aliadas (si las hubiera), elegiremos la posición de nuestros personajes principales (en algunas misiones, sobretodo en las primeras, el juego elegirá por nosotros), y ya con todo preparado y listo, comenzará el juego.
En el escenario veremos a los enemigos y a nuestros personajes situados en un tablero separado mediante cuadrados y nuestros dos personajes contarán con sus unidades que aparecerán rodeándoles. Es nuestro primer turno, y durante el cual podremos mover al líder y a las tropas tantas casillas como estos lo permitan y atacando a los enemigos en batallas automáticas de 10 contra 10 (el líder cuenta con 10 de energía, aunque solo se vea a un personaje).

Cuando hayamos movido/atacado con todos los personajes y líderes (o no) podemos pasar el turno para que sea el enemigo, controlado por la IA el que inicie su turno, mueva sus tropas y una vez terminado nos tocará a nosotros de nuevo.

El modo de combate es sencillo, al situar un soldado nuestro al lado de otro y atacar (se verá una espada), veremos una pantalla en la que nuestro soldado, compuesto por 10 hombres, entra en batalla contra los 10 hombres del rival. Tras el encontronazo, quedarán con vida un número indeterminado, pudiendo sobrevivir muchos o morir todos, todo dependerá de la fuerza y la defensa de nuestras unidades así como el tipo.
En el caso de que hayan sobrevivido 6 unidades enemigas, al atacar otra vez 10 contra 6 tendremos algo de ventaja y es más probable que ese enemigo muera a nuestras manos y eliminando a esa unidad del mapa.

Es muy importante tener en cuenta que cada personaje posee un rango. Las unidades que estén dentro de ese rango tendrán bonificaciones las cuales serán esenciales para triunfar (y salvo que la ventaja de tipo o de tropa sea muy alta sacar a una unidad fuera del rango podría ser su perdición).

Los soldados perdidos pueden recuperarse, bien porque lancemos algún hechizo de curación sobre ellos o bien porque al iniciarse nuestro turno, estaban adyacentes al líder al que pertenece esa unidad, recuperando 3 hombres perdidos por turno. Por otro lado, el líder tiene la opción de recuperarse, lo que ganará 3 puntos de vida perdidos y 2 de maná.
Cada vez que eliminemos a un grupo de soldados enemigos nuestro líder ganará algo de experiencia, y cada vez que eliminemos a un líder enemigo ganará aún más (conviene eliminar primero a los soldados y luego al líder, para así obtener la mayor experiencia posible). Cuando algún personaje llena su barra aumentará de nivel, incrementando su ataque, defensa, puntos de maná... o incluso aprendiendo algunos hechizos dependiendo de su tipo. Una vez que alcanza el nivel 10, cambiará de clase de entre 2 o 3 posibles, cada una con unas especialidades propias y que dependerá también del propio personaje (podemos contar con dos personajes tipo “Lord” que al llegar nivel 10 uno pueda ser un “High-lord” y en cambio el otro no).

No debemos preocuparnos por los personajes de tipo curanderos o soporte. Lo normal es que estos no entren en combate tan a menudo como el resto de personajes, sin embargo, su barra de subida de nivel es mucho menor (el tamaño de la del Lord es como 5 o 6 veces más grande que la de un curandero). Ya tan solo por superar un escenario, todos los personajes subirán su experiencia en buena medida, lo cual es un buen método para que personajes que no tienen demasiada acción no se queden rezagados comparados con los guerreros puros.

Al principio las batallas serán poco tácticas, ya que al tener personajes básicos solo contaremos con las unidades más básicas, aún así gracias a estos niveles iremos aprendido cosas. Por ejemplo, en la tercera misión, nuestro enemigo carga con docenas de piqueros contra nosotros estando tan solo provistos de apenas 10 soldados, y sin embargo, veremos que pese a la inferioridad numérica derrotamos con gran facilidad a las hordas enemigas.
Según avancemos, nuestros personajes irán evolucionando a otros tipos, tales como caballeros, otras clases de hechiceros, caballeros halcón... cada tipo posee unas habilidades propias, así los caballeros se centrarán más en la potencia en el ataque y en reclutar caballería, mientras que un curandero tendrá muy poca potencia y sus unidades serán muy básicas pero a cambio sus hechizos de curación recuperarán la salud completa de nuestros aliados o compañeros.

Esto es un punto fuerte del juego, ya que debemos tener todo bastante equilibrado, y es que poco a poco descubriremos que los piqueros tienen ventaja contra la caballería, la caballería la tiene contra los soldados, los soldados la tienen contra los arqueros, los arqueros la tienen contra unidades voladoras... si en nuestro grupo reclutamos únicamente caballería, al toparnos una misión con muchos piqueros estaremos completamente perdidos.

Una gran mejora que tiene este juego en comparación a su antecesor, es la posibilidad de mezclar tipos de unidades: En Warsong 1 nuestro personaje únicamente podía llevar soldados, o caballería, o arqueros. Ahora, en cambio, podemos llevar 2 soldados, 3 de caballería y 1 arquero. Lo mismo pasa con nuestros enemigos, algunos irán provistos de un tipo de unidad pero otros con varios, lo que lo hace más completo y que debamos atacar con más cuidado.
Por lo general el objetivo del juego será eliminar a los enemigos, bien a un personaje en concreto o eliminar a todos los enemigos que aparezcan. Del mismo modo, la forma de perder suele ser por la muerte de nuestro protagonista, aunque en otras ocasiones perderemos si algún aliado u otro de nuestros compañeros muere justo en X escenario.

Cada escenario tiene su propia historia en la que nos cuenta lo que pasará, más luego dentro del escenario ocurrirán cosas (o no) y los personajes seguirán hablando como parte del argumento, que consiste en que nuestros enemigos buscan revivir un antiguo ser maligno y nosotros, como descendientes de la luz, hemos de impedirlo.

En el menú de despliegue podemos ver que enemigos y que unidades poseen estos, para así ir preparados y así, antes de siquiera empezar a combatir, poder ver que ellos poseen mucha caballería e ir preparados con piqueros en primera línea para eliminarlos rápidamente sufriendo nosotros muy pocas bajas.
Los niveles más avanzados serán de mucha más dificultad, principalmente es debido a que hará aparición otra clase de enemigos, tales como dinosaurios, esqueletos, demonios... enemigos con los que no será tan fácil decidir que unidades tendrán ventaja y cuales no, así como derribar líderes que parecen imposibles de abatir.

RESUMEN:

Juego: Warsong 2

Género: Estrategia por turnos

Pros: Distintas clases de unidades, cada una con sus ventajas y desventajas propias. Los personajes pueden evolucionar de varias maneras, aumentando de clase y rango varias veces (en cada partida podemos evolucionarlos de manera distinta). Poder guardar la partida sin necesidad de contraseñas. Si quitamos las animaciones de batalla el juego acelera muchísimo más, idóneo en los niveles más avanzado en donde las batallas se cuentan por docenas.

Contras: A veces un paso en falso hará que nuestro personaje caiga, por esa razón los hechiceros y curanderos pueden morir tan rápidamente que no podamos evitarlo. Si nuestros personajes mueren, no contaremos con ellos para niveles más avanzados, haciendo que la dificultad aumente (sobretodo cuando luchemos contra algún enemigo poderoso y los necesitemos).

1 comentario:

Yuuki Neko :3 dijo...

Primeraaaaa
Gracias por comentar onii-chan~

Hmm suena interesante el juego, lo probaré (?)