0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

jueves, 11 de septiembre de 2008

MERCENARIOS

Pues hoy voy a comentar acerca de Mercenarios, para Ps2. El juego tiene una dinámica y parecido (por comparar) con GTA.
Aunque existe una gran diferencia entre ambos juegos, y es que mientras en GTA raptamos diversos vehículos civiles, en Mercenarios raptamos diversos vehículos bélicos. Así que en vez de deportivos, furgones, camiones y lamborginis, manejaremos Jeeps, Tanques, Helicópteros...
La imagen pertenece a su relativo autor
En primer lugar, debemos elegir entre uno de los tres mercenarios disponibles. Aunque no se aprecian verdaderos cambios en el juego (si debamos pensar en alguno, tal vez sea en la velocidad y resistencia de cada uno). El objetivo del mismo es capturar a un conjunto de personajes potencialmente peligrosos, que son denominados con el nombre en clave de “la baraja de 52 cartas”. Eso quiere decir que tenemos por delante a 52 hombres que capturar (aunque no es necesario capturarlos a todos ni mucho menos).

Cada uno de esos hombres tiene un precio sobre sus hombros. Cada palo tiene sus propios valores, pero siempre veremos como el 2 es por el que se ofrece la menor recompensa y a medida que subamos la escala la recompensa es mayor. El objetivo del juego es apresar a algunas cartas de un palo para que los de inteligencia de la ONU nos digan el paradero del AS del citado palo. Así que el objetivo es capturar los 4 ases.
La imagen pertenece a www.vandal.net
Para empezar, nos darán una metralleta, algunas granadas de mano, y un vehículo blindado con una metralleta. Si conducimos el vehículo, no podremos disparar la metralleta, pero siempre podemos bajarnos en un buen punto estratégico para montarnos en la torreta y desde ella masacrar a los enemigos, los cuales con sus carabinas apenas dañan el vehículo blindado.

El juego comienza con nuestro personaje y su armamento en la zona desmilitarizada. En primer lugar, con nuestro vehículo blindado, debemos llegar hasta el cuartel general de la ONU (Los cascos azules). Pero no será tan sencillo, porque están siendo sitiados por ejércitos Norcoreanos.
Cuando hayamos conseguido esa tarea, podremos entrar en el cuartel para que nos asigne nuestra primera misión, que consistirá en atrapar a la carta menos valiosa de todas, el 2 de tréboles.
La imagen pertenece a www.3djuegos.com
Podremos utilizar muchas armas para ello, y el vehículo nos protegerá, al menos cuando viajemos, ya que no tenemos especial interés por matar soldados que estén en medio de las carreteras. Cuando lleguemos al objetivo, podremos bajar del vehículo para disparar desde su torreta, o usarlo como cobertura para que no nos rodeen los guardaespaldas del 2 de tréboles.

Existen dos métodos para poder superar la misión: Una consiste en capturar a la carta, que se consigue dandole con la culata del arma (o con una granada cegadora), apresar con unas esposas al maleante, llamar a un helicóptero de los cascos azules de evacuación y llevar, a hombros, a dicho maleante para entregarlo a las autoridades.
El segundo método consiste en matar sin más a la carta y sacarle aun foto tras haberlo matado para autentificar su muerte.
El primer método es más complejo, porque necesitamos matar a los guardaespaldas y despejar (o encontrar) la zona de aterrizaje del helicóptero, mientras que en el 2º caso podremos matar directamente al enemigo y sacarle la foto (y dejar al resto de soldados vivos). La única pega de este método es que nos pagarán la mitad de la recompensa.
La imagen pertenece a su www.Vandal.net
Sin embargo, no todas las misiones serán de ese tipo, ya que hay misiones de transporte, de protección, de destrucción de edificios... y todos estas misiones pueden darnosla las distintas facciones del juego.
Existen 5 facciones: Aliados (La ONU), surcoreano, chinos, mafia rusa y norcoreano. Todas ellas (a excepción de la última) nos ofrecerán trabajos, que pueden consistir incluso en acabar con soldados de las otras facciones.
Cuando tengamos un trabajo de estos, normalmente se alegrará la facción para la que trabajemos y se enfadará contra la que ataquemos.

Si hemos dañado demasiado a una facción en concreto, esta pasará a ser enemiga nuestra, lo que significa que nos atacarán sus hombres en cuanto nos vean. Pero no está todo perdido, ya que ofreciendo una cuantiosa suma de dinero, mediante soborno, podremos recuperar la confianza de nuestros enemistados.

Tan solo los norcoreanos serán enemigos nuestros de por vida (y de hecho, es con la única facción con la que nos darán dinero cada vez que destruyamos sus tanques o helicópteros).
La imagen pertenece a su www.ign.com
En cuanto a las cartas, no siempre serán misiones directas. A veces, recibiremos soplos de alguna de las facciones que nos indicará la zona que frecuenta alguna carta, por lo que si viajamos hacia allí podremos apresarla sin más.

Pero no estaremos necesariamente solos para conseguir estos objetivos. Cuando tomemos un vehículo de los aliados, al hacer sonar la bocina del coche, aquellos aliados que estén cerca del vehículo de su facción, se montarán (si el vehículo tiene un arma será el primer sitio el que monten). De esa manera, podemos conducir un vehículo por territorio enemigo y garantizar que el que maneja la torreta mata a unos cuantos antes de siquiera hayamos abierto fuego nosotros.
Del mismo modo, otros soldados pueden ir dentro del vehículo, garantizando que al bajarnos del mismo no estemos solos en el frente, que si es cierto que no tienen gran potencia de fuego, también es cierto que, a menos que se encuentren en minoría aplastante, pueden librar el terreno de enemigos incluso sin nuestra ayuda.

El juego presenta una cuantía de armamento, para empezar, tenemos unos 10 tipos de arma. Carabinas, miniguns, escopeta, bazoka, misil antiaéreo, francotirador... Además de contar con dos granadas. Una de mano, destructiva para soldados y vehículos ligeros, y luego una que aturde a los enemigos (ideal si tenemos una misión de atacar a los chinos, por ejemplo, ya que al no morir sus soldados no se enfadarán con nosotros).

Con respecto a los vehículos: El juego goza de una enorme cantidad de vehículos, la mayoría de ellos de combate. Entre los muchos a elegir (unos 50), tenemos el patrullero aliado M1025 (similar al Humvee), el tanque T-90, el patrullero coreano K1025, Jeeps, Tanques antiaéreos, torretas de artillería...
Y no nos olvidemos del aéreo, que goza de algunas vehículos aéreos como los helicópteros LHX, UH 60 y Apache entre otros.

Cuando poseeamos un vehículo, y siempre que no nos hayan visto o que ya estén lejos, adoptaremos la identidad de la facción a la que pertenece el vehículo. Lo que significa que si necesitamos atrapar a una carta, situada tras una gran potencia defensiva norcoreana, podremos usar un jeep norcoreano para introducirnos sin problemas, y tan solo bajarnos del vehículo para acabar con la guardia personal, capturar y apresarlo sin apenas abrir fuego.

Sin embargo, no siempre podemos confíar en esto, ya que existen unas unidades especiales del enemigo que pueden identificar que no pertenecemos a la facción por la que nos pretendemos pasar. Y del mismo modo, existen algunos territorios restringidos, es decir, que aunque llevemos su identidad, o seamos amigos de esa facción, abriran fuego a menos que salgamos de allí cuanto antes.

Si tal vez pensamos que es difícil obtener estos vehículos u armas, tenemos la habilidad de pedir refuerzos, que son de tres tipos y que podemos pedir por el mercado negro:
Suministros: A traves de un helicóptero, podemos recibir en la posición señalada con una bengala de humo, suministros de las distintas facciones, a saber: la de los aliados cuenta con una carabina, munición y un kid de vida. Los suministros pesados contienen bazokas y granadas y explosivos C4. El de sigilo posee un arma de francotirador y munición. Etc...
Refuerzos: También a través de un helicóptero, podemos pedir los más diversos vehículos, útil si el que llevábamos fue destruido y el objetivo queda lejos (ya que aunque podamos raptar el de los enemigos, a veces no conviene arriesgarse a morir por robar uno). Podemos pedir cualquiera de los vehículos mencinados anteriormente (incluso algún helicóptero podremos pedir).
Ataques a distancia: aquí no hay helicóptero, pero si destrucción. Por ejemplo, podemos pedir un ataque de un bombardero fijando al objetivo mediante un laser, o bien señalar mediante el satélite, a un misil de crucero donde debe ser disparado. O también lanzar una bengala de humo de color para indicar la posición en la que la artillería debe arremeter (por ejemplo, destruir edificios, en vez de usar C4, usar artillería).

Todo esto podremos usarlo a medida que hagamos misiones y desbloqueemos cada opción, pero para la misión que estemos ejerciendo, algunas de estas estarán accesibles, todas ellas por un precio (a mayor potencia, más caro). Aunque en ocasiones, y debido al alto precio de algunas (y el estar empezando en el juego), nos dejarán la opción de pedir, por ejemplo, 2 ataques de artillería completamente gratis.

Y no debemos temer a morir, puesto que cuando nuestra salud llegue a cero, saldremos en un pequeño campo aliado, con toda nuestra salud al máximo y solo perderemos una insignificante suma de dinero.

Para terminar el juego, debemos capturar a los 4 Ases, cada uno de ellos se encuentra en una isla apartada (será la primera vez que lo veas). Al capturar al 2º As, viajaremos a otra zona distinta con nuevos lugares y misiones e incluso la opción de cambiarnos de vestuario (no tiene ninguna utilidad salvo por estética).
La imagen pertenece a www.3djuegos.com
El As de corazones, que es la última misión, te costará más tiempo que ninguna otra de las misiones. Mientras en otras misiones (de capturar al As) te llevará en torno a los 15-20 minutos, la última misión del juego ronda la hora de tiempo (al menos si vas con la suficiente cautela para que no te maten a la primera de cambio).

Curiosidad: Existe una misión en la que debemos llevar un coche deportivo por una serie de puntos del mapa y llevarlo a un muelle de contrabando. Si lo logramos, podremos pedir por refuerzo el deportivo (es el vehículo más veloz que hay).

Curiosidad: En la última misión del juego, en una de las partes de la misma, debemos saltar por encima de un puente, de errar en el salto, podremos perder la vida.


RESUMEN:

Juego: Mercenarios

Género: Acción, shooter, condución.

Pros: Buena cantidad de armas, y una mayor cantidad de vehículos, tanto terrestres como aéreos que podremos manegar.

Contras: En ocasiones, los viajes se hacen muy tediosos, y si morimos tendremos que repetir ese viaje. La misión final del juego es muy larga, muy difícil y muy tediosa de realizar (en torno a 1 hora, toda de acción).

No hay comentarios: