0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

viernes, 10 de agosto de 2012

NINJA KUN

Es para mi todo un honor estrenar una nueva sección, o nuevo apartado de consola de videojuegos. Este nuevo apartado se dedica a otra consola de mi infancia, esta es la famosa NES (Nintendo, que no super). Si bien sus gráficos, colores, sonidos... no son equiparables a según que juegos de la megadrive, bien fue una de mis consolas de mi infancia, y se merece un espacio en este sitio.
El primero de estos juegos será el “Ninja Kun”, el cual tuve en una famicon (o, como mínimo, algún famiclon), un glorioso juego de plataformas con un simpático ninja rojo como protagonista y unos curiosos y peligrosos enemigos que pondrán a prueba nuestras habilidades, destreza e incluso nuestra paciencia.

El juego comienza con el protagonista a pie de lo que parece una montaña. Dejando pulsado el botón de salto nuestro rojizo personaje ascenderá un piso en esta particular montaña. Si la pulsación es más corta el salto será la mitad, algo que a priori no servirá de nada, pero más adelante será indispensable para superar los niveles.

En cuanto hayamos ascendido un par de pisos, veremos a los primeros enemigos. Unos ninja negros con gafas de sol que estarán correteando de aquí para allá, en ocasiones saltando (tanto salto alto como salto corto) o bajar algún piso.
Poniéndonos a su altura, es decir, en el mismo piso en el que alguno de ellos se encuentre, pulsaremos el otro botón (en Nintendo únicamente hay dos botones, así que no hay mucho más que decir de los controles) para arrojar las famosas shurikens contra el enemigo, y así eliminarlo de la pantalla.

El objetivo, claro está, es eliminar a todos y cada uno de estos ninjas negros, evitando a su vez que estos nos eliminen a nosotros, cosa que pueden hacer porque pueden disparar también alguna que otra estrella. Por suerte, contamos con ciertas estrategias para deshacernos de ellos. La más útil consiste en saltar encima (ya sea con salto corto o descendiendo un piso), con ello el enemigo quedará aturdido unos instantes, más que suficientes para atacar sin ser atacado.

Atacar desde detrás es también una buena posición, ya que si bien ellos corretean de aquí para allá, siempre avanzarán en una dirección hasta el límite de la pantalla/montaña antes de cambiar, algo a tener en cuenta ya que no se girarán para atacarnos. Habrá que tener cuidado porque ellos si saltan y bajan pisos, y de caernos encima seremos nosotros los aturdidos.
Tras eliminar a todos y cada uno de estos enemigos empezará el nivel 2, que presenta de nuevo una montaña (aunque de otro color) y aparentemente no habrá diferencias, pero si la habrá. En lo alto de esta colina habrá un nuevo enemigo, de aspecto rojizo, que podríamos tratar como el jefe. Al comienzo avanzará tan aleatoriamente como el resto de los enemigos, pero cuando hayamos eliminado a casi todos puede intentar ir a por nosotros (descendiendo varios pisos bruscamente hasta pararse en el nuestro).

Este “jefe” es más agresivo, disparando boomerangs en ráfagas de 3 o más, en vez de la única estrella que disparaban aquellos primeros enemigos. Una vez eliminado (y el resto de súbditos) superaremos el nivel 2º, dando comienzo al 3º, en el cual se cambia la montaña por un templo ninja, cuya diferencia es que los pisos ocupan toda la pantalla, siendo imposible caerse por los laterales.

Tras haber superado estos 3 niveles habrá un bonus, en donde varias bolas circulares estarán por la pantalla y saltaremos para conseguirlas lo más rápido posible. A más bolas, más puntos y de conseguirlas todas será uno de esos famosos “perfects” dándonos aún más puntos (y tal vez ganar más vidas).
El siguiente escenario es de nuevo el número 1, pero esta vez tenemos algo nuevo. Si temíamos a aquel enemigo rojo, ahora lo tememos más, pues todos los enemigos serán ese enemigo rojo, y en lo alto de la cúspide se encuentra un nuevo y temible enemigo, vestido de blanco y un nuevo ataque, bolas explosivas que dispara en parábola a gran velocidad.

A partir de ahí los escenarios serán cíclicos, idénticos a los escenarios 1, 2 y 3 (ya de por si los escenarios 1 y 2 son iguales, cambiando el color). Cada 3 escenarios aquel jefe se convertirá en los nuevos súbditos, llegando así a un punto en el que los súbditos serán todos peligrosos personajes y el jefe aún más peligroso que todos ellos.

Si bien podemos calcular los saltos y esperar el mejor momento para atacar a los enemigos, no podemos esperar eternamente, ya que pasado un tiempo (dependiendo del nivel) un extraño fuego hará su aparición, persiguiendo lentamente a nuestro protagonista y del que no podemos defendernos ni protegernos, salvo movernos rápidamente para esquivarlo.
Es gracias a esto que, si bien los escenarios no son variados, los enemigos si irán cambiando, cada 3 escenarios, siendo cada vez más peligrosos debido a sus ataques, aunque claro está, estos enemigos cuando forman parte de los súbditos serán menos agresivos y dispararán menos, pero aún así sus ataques por separado son más peligrosos que los ataques de los anteriores, haciendo de este juego tan difícil como entretenido.


RESUMEN:

Juego: Ninja Kun

Género: Plataformas

Pros: Rápido de jugar. Buena variedad de enemigos, cada uno con un ataque distinto. Hace falta usar una estrategia concreta para cada uno de los enemigos a derribar. A más niveles, enemigos con ataques más peligrosos.

Contras: Los escenarios, pese a ciclar cada 3, en realidad solo son dos distintos, una montaña y un templo.

1 comentario:

COCO dijo...

Juegazo!!! impresionante, había otro, el que tenia plataformas, creo que es el ninja 2