0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

miércoles, 10 de agosto de 2011

HERCULES

Hoy quiero hablar de un juego curioso, es el Hercules, un juego propio de Disney que, pese a estar basado en la película de dibujos animados, no esperemos un juego cutre mal hecho o fácil sino todo lo contrario. Por su edad y por jugarse incluso en una ventana (aún pudiéndose en fullscreen) es un abandonware en toda regla, siendo un juego de plataformas.
Empezamos nuestra primera pantalla, en lo que vendría a ser el entrenamiento básico de todas las acciones que podemos llevar a cambio. Sin embargo, no esperemos indicaciones propias de la pantalla como en muchos juegos actuales, sino que las descubriremos por nosotros mismos.

Los primeros “enemigos” estarán formados por unos simples peleles colgando de cuerdas con una diana en su cuerpo y que debemos destruir usando o nuestro puño o nuestra espada, pero ahí acaba el “tutorial”, ya que aunque veamos más peleles por el camino, estos se moverán, pudiendo dañarnos y quitarnos algo de nuestra vida.

Poco después de superar algunos de estos peleles de entrenamiento (y derribar/mover algunas rocas) podremos ver unos extraños pájaros que parecen de cristal y que nos acecharán, incluso durante el entrenamiento. Esto viene a decir que como no tengamos suficiente cuidado podemos perder alguna de nuestras preciadas vidas sin darnos cuenta.
Contamos con una barra de salud, que descenderá cuando algún enemigo nos golpee. Por suerte, algunos bonus como un mini Hércules que aumentará nuestro máximo de vida o un tónico que la recupera, entre otros. Hay muchas monedas que serán puntos extra para que, cuando superemos un nivel, conforme el número de monedas que hayamos recolectado nos den alguna vida.

Nuestras 2 armas principales son nuestros puños y una espada. El puño es más rápido y tiene auto ataque, ideal para algunos enemigos algo rápidos y de duración. Por otro lado, tenemos la espada, que es más lenta pero abarca algo más de espacio, aunque haga el mismo daño a los enemigos que los puños.
Con nuestro puño podemos dar un “súper golpe”, manteniendo el botón pulsado y luego soltar. Este golpe poderoso servirá para destruir grupos de rocas o columnas que bloqueen nuestro paso y que no pueden ser destruidos ni por 10 golpes de nuestros puños automáticos (fuera de eso, es un golpe un tanto inútil ya que aunque se pueda tratar de usar contra enemigos requiere tiempo lanzarlo y los enemigos se moverán).

Podemos agenciarnos con algunas armas a mayores, que potenciarán nuestra espada, tal como un rayo que podrá atravesar toda la pantalla, disparar bolas de fuego que persigan al enemigo o un yelmo que nos haga ser invulnerables durante un corto periodo de tiempo.
Ahora bien, ¿Qué nos puede ofrecer Hércules que no tenga otros juegos de plataformas? Pues bien, en primer lugar, el entorno en pseudo 3D, que si bien tal vez no sea el primer juego que lo use, está bien traído. Lo veremos a menudo por ejemplo ya con los peleles del principio, como se mueven desde el “fondo” del escenario hasta “nosotros”. Lo mismo podemos ver en otras partes del juego en donde unos centauros, desde el fondo de la pantalla, nos lanzarán rocas que viajarán hasta donde nos encontramos.

Tras superar un primer nivel, veremos algo nuevo, y es que el segundo nivel lo constituye un formato de “carrera”. En este formato veremos a nuestro protagonista desde su espalda, manejándolo a vista de tercera persona, y corriendo sin detenerse por un escenario en el que podemos movernos a la izquierda o a la derecha mientras “este viene a nosotros” (ya que no entramos realmente en una tercera diversión).

Además de movernos lateralmente, podremos acelerar o frenar (y saltar), y realmente utilizaremos todo esto con mucha frecuencia, ya que aunque forme parte del “entrenamiento” de Hércules eso no quita que no sea peligroso y así pues, tendremos que sortear distintos muñecos que nos harán daño, columnas que se caen, bolas de piedra rodando contra nosotros, o incluso puños o guillotinas gigantes que nos harán daño de toparnos contra ellas.
Otro de los “niveles” tipo que ofrece el juego son un enfrentamiento contra la hidra y medusa. Ambos también en un formato de pseudo tres dimensión, en la que vemos a la criatura al fondo para que trate de mordernos o lanzarnos su mirada petrificadora respectivamente, y claro está, como no podemos acercarnos sino “avanzar lateralmente alrededor de ellas” no tendremos acceso directo, y por ello necesitamos de nuestra inteligencia para derrotarlos.

Aunque pueda parecer que todo estaba ya completo, aún existe un nivel más (y en este caso solo es un nivel) en el que el juego pasa de ser de plataformas puro a una especie de “mata marcianos” de scroll horizontal aunque seguimos usando nuestra espada (y sus poderes extras), mientras enemigos alados aparecen para tratar de derrotarnos, así como los 4 elementos: Agua, tierra, aire y fuego intentando dañarnos desde el fondo de la pantalla.

A lo largo de los niveles, aparte de los distintos bonus, existen unos jarrones, un total de 4, que sirven para la contraseña de ese nivel, solo si recolectamos los 4 nos darán la contraseña para ese nivel, lo que significa que si en el nivel 2 las conseguimos pero luego tras pasar hasta el nivel 5 no la logramos y morimos todas nuestras vidas, tendríamos que tomar desde el nivel 3.
Aún con esto, el juego no cuenta con demasiados niveles, pero si pueden ser desafiantes, ya que por ejemplo el formato “carrera” tiene algunas trampas y barrancos que nos harán perder vidas en muy poco tiempo, y los niveles de plataformas, tal como la ciudad, estará llena no solo de enemigos hostiles, sino otros neutrales que aunque no son enemigos nuestros “sufren” de algunas maldiciones que hacen que nos salpiquen a nosotros. Ejemplos como un gato envuelto en llamas, una nube que persigue a una mujer y que suelta truenos o un terremoto que desprende rocas y que solo ocurre con una mujer anciana que porta una vasija.

El juego cuenta con tres niveles de dificultad, alargando un poco más lo corto del juego. Esos niveles lo hacen cambiar notablemente. Un ejemplo con Medusa y es que, disparará rayos por los ojos 2 veces antes de realizar otra acción distinta (el rayo es el ataque más débil que posee), mientras que en el nivel difícil, tan solo disparará 1 vez sus rayos antes de realizar otro ataque distinto (aumentando considerablemente la dificultad).
En definitiva, un juego algo corto pero entretenido, no es un juego imposible pero tampoco es un paseo, aunque pueda parecerlo por su carácter infantil. Un juego digno de recordar y a la altura de otros de la época, y que merece al menos ser probado.

RESUMEN:

Juego: Hercules

Género: Plataformas

Pros: Distintos niveles con una dinámica distinta. Es de Disney, pero no es un juego fácil de superar. Entretenido y no se hace pesado. La utilización de un pseudo 3d para algunos enemigos que nos asaltarán desde el fondo de la pantalla. Armas especiales y enemigos que no son derrotados mediante métodos convencionales.

Contras: Un juego demasiado corto, no son demasiados niveles y algunos se terminan en muy poco tiempo.

2 comentarios:

Roy Ramker dijo...

Hercules en un juego enorme, recuerdo que cuando jugaba a God of War no podía evitar pensar en este juego, estoy seguro que les supuso una forma de inspiración porque comparten muchas bases jugables e ideas.

Sir Arthur dijo...

ese juego lo regalaban con los cereales hace tiempo XD.
estaba entretenido pero muy facil.