0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

domingo, 6 de septiembre de 2009

ROMANCE OF THE THREE KINGDOMS XI

Retomando un poco las entradas sobre juegos, haya va otra para un juego de ordenador, este juego se llama Romance of three kingdoms XI, un juego de estrategia por turnos que requiere de tiempo aprenderlo a jugar.
Para comenzar a jugar a este juego, conviene jugar el tutorial preparado y no demasiado largo pero que resulta primordial jugarlo, ya que si decidimos jugar por libre nos encontraremos con algunos problemas para entender el juego.

Una vez jugado el tutorial para comprender bien el juego (no es necesario jugar el tutorial, pero hacerlo nos dará una bonificación para poder jugar con más oficiales), empezaremos a jugar. Podemos elegir uno de los distintos mapas, o bien como si fuera un modo campaña o de forma escaramuza. En el primer modo se elegirá por nosotros el jugador, el oficial líder y el resto de asuntos. En el modo escaramuza elegiremos con quien jugaremos así como otros elementos que podremos modificar (número enemigos, fuerza enemigos, etc…).
Al principio, tendremos una o más ciudades, en las cuales podremos realizar distintas cosas, cada una requerirá de puntos de acción, dinero, comida…
Desde la ciudad, podremos construir algunos edificios primarios, como son el mercado, que sirve para poder ganar más oro, y la granja, con la cual produciremos comida.
Otros edificios servirán para poder reclutar más hombres, y producir equipamientos tales como lanzas, picas, caballerías y arcos.
Otras cosas que se pueden realizar es mejorar la moral de las tropas o de la ciudad, con la primera podrán realizar más y mejores tácticas especiales en combate, con la moral de la ciudad mejorará el dinero que se gane y hará que las posibilidades de que salgan bandidos. También tenemos el mercado para comprar comida o venderla, convencer a más oficiales, transportar oro/comida/tropas/equipamiento…
Una vez que tengamos reclutados hombres, podremos empezar a avanzar. Sacaremos una cantidad de hombres, equipándolos con el arma adecuada para la batalla. Por defecto todos llevan espadas, que es el peor arma, pero si hemos comprado equipamiento (picas, caballería, arcos…) podremos equipársela a nuestros hombres y que viajen por el terreno. También debemos darles suministros de comida ya que si se les acaba empezarán a desertar.
El número de hombres que podremos llevar dependerá del oficial u oficiales que llevemos con nosotros, algunos pueden llevar 5000 mientras que otros 10.000. Si nos topamos con un ejército enemigo podremos establecer un combate, para ello avanzaremos a la posición adyacente al enemigo (en el caso de hombres con arcos pueden atacar a distancia), realizaremos una acción de las distintas, tales como ataque normal, rodear (si tenemos varios ejércitos al lado del enemigo), tácticas como atravesar en medio o empujar… Tras el choque, aparecerá un número en la cabeza de ambos grupos diciendo el número de hombres que perecieron en esa contienda.
Por lo general nos tomará varios turnos derrotar a un grupo de hombres enemigos, ya que en un combate de 5000 hombres morirán tal vez 500 o si nuestro oficial es muy fuerte (o el rival muy débil) tal vez 1000. El número de hombres que caigan dependerán de la táctica usada, del oficial, y algo importante, el equipamiento, ya que sigue las reglas del piedra, papel y tijeras, en donde un tipo de equipamiento tiene ventaja contra otro y desventaja contra otro.

Puesto que en un grupo de hombres solo podremos llevar un tipo de equipamiento (es decir, no podemos llevar 2000 hombres con picas y otros 2000 con lanzas dirigidos por el mismo oficial), resultará importante ver que tipo de soldados usa nuestros rivales para atacarnos o defender y usar el tipo de arma que le hará más daño en combate.

Pero no solo se queda aquí, ya que aparte de llevar suministros de comida para consumo propio, también podemos decirles que lleven parte del dinero de la ciudad. Ese dinero podemos llevarlo de una ciudad a otra o emplearlo, ya que en el terreno podremos construir por un precio distintos edificios, como son defensas con arqueros o algunas barricadas para frenar a nuestros enemigos (podremos construir esto dependiendo de nuestro dinero y del tipo de terreno en el que estemos).
El objetivo del juego dependerá de la misión, por lo general será conquistar a algún enemigo o conjunto de enemigos, usando hombres en la batalla y conquistando las ciudades enemigas a través de ataques y ataques. Usaremos máquinas de asedio que debilitarán las ciudades o muros enemigos y otras máquinas cuyo uso aprenderemos jugando al juego.

Por otro lado, existen ciudades neutrales que tras conquistarlas podremos usarlas en nuestro beneficio, pero que debemos tener cuidado, ya que una ciudad conquistada por tan solo un oficial no podremos hacer gran cosa, ya que la construcción de mercados y granjas tardará varios turnos, y reclutar hombres o la producción de equipamiento será mucho menor, por esa razón en nuestra mano está dirigir y distribuir a nuestros oficiales, dinero, comida, hombres, equipamiento… correctamente según nuestras necesidades.

Una de las cosas curiosas que tiene el juego, son los duelos. Tanto si es en un combate entre dos ejércitos en una batalla en terreno abierto como si es algo que ocurre al jugar en modo campaña, podremos realizar duelos entre dos o más oficiales.
En estos duelos los personajes harán la acción realizada indefinidamente (no por turnos), por lo que si indicamos “ataque” nuestro personaje atacará al rival (alternando nuestra acción con la acción del rival). Cada acción así como cambios de oficiales o super-ataques vienen detallados en el tutorial.
Otra de las cosas curiosa de este juego, que ocurre también por eventos que ocurren al jugar en el modo campaña, es el debate entre dos hombres. En este caso se parece más a un juego de cartas, ya que jugaremos unas cartas con las palabras “logic”, “time” y “fact”. Cada carta posee un número del 1 al 3, aquel que juegue el número más alto hará daño al rival, sin embargo existen algunas variables que se pueden aprender en el tutorial, así como algunas cartas especiales que dañarán al rival, le harán sentirse furioso, lo calmarán…

RESUMEN:

Juego: The romance of the three kingdoms XI.

Género: Estrategia por turnos.

Pros: Distintas misiones con distintos niveles jugables en el orden que deseemos. Muchas opciones y acciones para realizar. Unidades con armas reales.

Contras: Cuando vemos alguna unidad enemiga por primera vez, la pantalla nos dice donde está, a partir de ahí no nos avisarán más. Algunas opciones cuesta un poco dominarla tales como pedir refuerzos. A veces es un poco lioso saber que ciudad pertenece a que jugador en los listados de ciudades o alianzas.

5 comentarios:

klipton dijo...

En mi país "Boston Legal" se conoce como "Justicia Ciega" y "la rompe mal" es un argentinismo que significa "está re bueno".

Orochi dijo...

No he podido evitar derramar una lagrimilla al ver a mi querido Volfied en esta página. La verdad es que me han gustado mucho todas estas impresiones sobre videojuegos, te pongo en seguimiento para que la gente vaya cayendo también por aquí ^^
¡Saludos!

Orochi dijo...

KoF, por supuesto xD La mejor saga para mí.

_david_el_loko dijo...

He leido casi todas tus reportajes, muy interesantes, sigue asi.

Saludos

David.

Cm_Blast dijo...

Muchas gracias david el loco. Se agradecen los comentarios y las lecturas.