0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

martes, 14 de octubre de 2014

DINO CRISIS

Con anterioridad hablé del Dino Crisis 2, un juego de muchos dinosaurios en el que disparar a tutiplén, alcanzar algún punto de guardado, recargar las armas usando “puntos“ y seguir avanzando, pero Dino Crisis 1 no es para nada de eso, y es que este primer juego iba encaminado al género Survival Horror, con muchos toques similares al Resident Evil.
Todo comienza con una misión para las fuerzas especiales que han sido enviadas a investigar lo que está pasando en la isla. Desde el primer momento se puede ver que todo está desordenado y como si el lugar hubiese sufrido un ataque por parte de alguna criatura de gran tamaño.

Controlando a Regina nos moveremos por el escenario indagando en las afueras, tratando de descubrir lo que ha pasado, así que para empezar necesitamos buscar y encender la energía del complejo, buscando en el almacén de las afueras algún tipo de llave para abrir otra zona del juego.

Una vez con electricidad y dispuestos a regresar a la entrada principal, nuestro compañero, Rick, es atacado por algo. Tras intentar ayudarle aparece la primera amenaza del juego: Un dinosaurio. Si bien su tamaño no es enorme, su ferocidad si lo es; poco o nada puede hacer nuestra pistola inicial contra la piel del dino, así que intentamos escapar cómo podamos, dándonos esa sensación de Survival Horror al ver que tenemos un arma pero no sirve de nada contra ese enemigo.
Una vez dentro del edificio nuestra misión es intentar localizar con vida a quien sea, ya que todo el mundo ha muerto a manos de dinosaurios: unas criaturas de la prehistoria que contra toda lógica se encuentran en la época actual.

Hay muchos elementos que nos recordarán a Resident Evil, tales como botiquines para curar nuestra salud, balas para poder defendernos de las criaturas así como las clásicas llaves y objetos clave para poder progresar en la historia; de todos modos existen muchas diferencias con aquel juego.

Para empezar, la completa ausencia de información de salud, algo que aumenta esa sensación de terror, ya que no tenemos ningún tipo de número o cartel para saber la salud de nuestro personaje; el único indicio es ver a nuestro propio personaje, que de caminar completamente erguida pasará a cojear y caminar muy lentamente, indicando que va a morir.
Esto es solo orientativo, ya que algunos enemigos pueden hacernos mucho daño, haciendo que cuando parece que aún podíamos resistir un par de golpes más, en su lugar muramos. Además es posible que algunos de los ataques, ya sea con mordiscos o con garras, hagan a nuestro personaje sangrar, lo que le hará perder salud gradualmente a menos que usemos algún objeto que impida la hemorragia (pero nunca moriremos de esta forma).

Se puede mezclar algunos botiquines, para incrementar sus efectos, ya sea curarnos más o añadir la recuperación de salud junto a detener la hemorragia; pero es que además es posible crear darnos anestesiantes para dispararlos usando la escopeta (si la tenemos) durmiendo a algún dinosaurio para poder pasar por esa zona. Hay sedantes que durarán pocos instantes y otros mortales capaces de eliminar a un dinosaurio con su veneno.

Por otro lado tenemos clavijas, que se usarán en algunos puntos del juego, unos cajetines de color verde, rojo y amarillo y que contendrán una serie de objetos; normalmente los de verde contienen más botiquines y los de rojo munición, pero no tiene por que ser así. De igual modo nos sirve para guardar cosas (ya que tenemos un límite de cosas para llevar) y llevar con nosotros lo que necesitemos en ese momento.
Con esto el género de Survival Horror está más que servido, y es que al igual que en el juego de zombis, habrá varios tipos de dinosaurios, y nunca sabremos bien si es correcto usar la escopeta con los cartuchos fuertes, o quizás mejor reservarlos para otro momento en el que haya varios enemigos en la misma sala.

Y es que, aunque hayamos eliminado a los enemigos, a veces tras regresar a algún pasillo (incluso sin haber avanzado nada en el juego) puede reaparecer otro dinosaurio, debatiendo si volvemos a usar más munición para matar un enemigo que parece que se esté regenerando o si podemos pasar fácilmente por esa zona esquivándolo.

Además, la cámara del juego está en una “posición” en la que no siempre tendremos visión sobre un sitio importante, así que cuando entremos en una habitación y escuchemos algún gruñido (o con suerte ronquido) de un dinosaurio, no tendremos claro si estará cerca o lejos, por lo que avanzaremos con miedo hasta que la “cámara” nos ofrezca visión sobre el animal.
Si somos lo suficiente avispados, podemos usar el entorno para ahorrar problemas y munición. En algunas zonas (repartidas por el mapa) habrá ciertos botones que activan o desactivan unos rayos láser de protección que bloquean los pasillos. Trazando una buena ruta seremos capaces de desactivar esos láseres, atravesar el portón y reactivarlos rápidamente para ver como el Dinosaurio se choca contra ellos, quedando inconsciente unos segundos, dándonos un respiro.

Dino Crisis ofrece una gran cantidad de puzzles, ya no solo las clásicas llaves, sino que ahora se usarán ciertas tarjetas con algunas contraseñas para cruzar las puertas más importantes. Las primeras serán fáciles, cómo por ejemplo ponernos una serie de letras y, con la “clave” a mano, saber que letras si debemos escribir; más adelante habrá números y algunas especificaciones que, si no leemos los distintos documentos, estamos completamente perdidos.

En algunos puntos del juego se nos ofrece la posibilidad de elegir entre dos opciones; normalmente nuestro comandante, Gail, suele tener un método para trabajar más directo mientras que Rick suele ofrecer rutas más seguras pero con más puzzles. No siempre va a ser así, pero podemos elegir la opción que más nos interese, y es que si andamos muy escasos de munición intentar usar la fuerza bruta puede ser un suicidio.
Así, Dino Crisis se gana bien el nombre de Survival Horror, y es que el hecho de decidir si usar las clavijas en cajas de munición o de salud hará que debamos pensar aún más que es lo que necesitamos o en lo que creemos que mejor vamos a controlar, y es que cuando veamos algún Dinosaurio de un tamaño más grande las dudas de que arma usar contra ese nuevo enemigo... si es que hay algún arma que le haga daño.
RESUMEN:

Juego: Dino Crisis

Género: Survival Horror

Pros: Un juego que te mantiene en tensión: munición escasa, dinosaurios que aparecen en salas ya despejadas, la cámara apuntando en direcciones que no son las adecuadas. En varios puntos tenemos dos posibles rutas a tomar, dependiendo de a cual de los dos otros personajes queramos hacer caso.

Contras: Según que sitios habrá alguna cantidad realmente grande de puzzles, del tipo descifrar mensajes o códigos (más que de encontrar llaves que abran puertas). Las notas del juego no pasan a nuestro inventario, por lo que si en algún punto leímos un código pero no descubrimos donde hemos de usarlo hasta mucho tiempo después, nos veremos obligados a volver a buscar dicho código porque seguramente ya lo hayamos olvidado.

No hay comentarios: