0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

domingo, 1 de diciembre de 2013

GENERAL CHAOS

¡Es hora de un juego arcade de acción militar caótico espectacular! Este es el General Chaos, un juego curioso autoproclamado todo lo anterior, y no es para menos; a continuación voy a hablar sobre él.
General Chaos es un juego que va a resultar confuso la primera vez, y es por eso que el juego cuenta con una zona de entrenamiento que sirve como tutorial. Es recomendable realizarlo ya que no tiene un manejo tan común como en otros juegos; Gracias a este entrenamiento/guía aprenderemos los botones básicos, como movernos, como disparar, como luchar y como usar el médico entre otras cosas.

Habiendo aprendido todo en el campo de prácticas, es hora de jugar. Para nuestro disfrute podemos hacerlo a uno o dos jugadores pudiendo ser enfrentados o en modo cooperativo, aunque eso nos forzará a tener un estilo de juego un poco distinto pero que hablaré más adelante.

Poniendo el modo de un jugador saldrá un mapa inicial y nos dejarán a elegir entre 3 territorios de la parte central. Tras Haber elegido uno de ellos procederemos a la elección de nuestro grupo de hombres listo para la guerra a la vez que el rival hace lo mismo. 
Están divididos en cuatro secciones que se seleccionan pulsando alguna de las cuatro teclas de dirección y son: El equipo de asalto, la brigada de demolición, la fuerza bruta y los comandos. Si bien los nombres como tal no tienen demasiado importancia si que la tiene el tipo de unidades que lo componen, aunque todos tienen 5 hombres a excepción de los comandos.

Los soldados que pueden conformar estos grupos son: El artillero, provisto de una ametralladora con un alcance medio y que dispara en arco. El lanzador, equipado con un lanza cohetes capaz de atravesar toda la pantalla con un misil devastador. El granadero, capaz de arrojar granadas a gran distancia y lo que es más importante, por encima de objetos. El incendiario, con un lanzallamas que tiene muy poco alcance pero es capaz de quemar vivo a todos los enemigos a la vez. El hombre explosivo, que lanza dinamita a poca distancia.

Por ejemplo, el equipo de asalto lo componen uno de cada; sin embargo la brigada de demolición la componen dos hombres con explosivos, otros dos con granadas y uno con lanza misiles. Claro está, el juego evita el abuso de elegir siempre el mismo equipo al modificar los hombres que podemos elegir. 
Es decir, el equipo de asalto es el más balanceado, ya que posee un soldado de cada. Tanto si hemos ganado o perdido la primera batalla y tratamos de elegir el equipo de asalto nos encontramos que ahora lo componen 5 hombres con ametralladoras. Esto nos dará que pensar ya que este equipo al ser todos iguales no podemos tener la variedad del otro y debemos usarlos de otra manera. Por supuesto, una vez usado este tendremos acceso para otra batalla futura del equipo de asalto compuesto por un hombre de cada.

El equipo que no he mencionado, el de los comandos, solo lo componen dos hombres, y se juegan de manera completamente distinta al de los cinco. Si jugamos a dos jugadores en modo cooperativo estamos forzado a jugar con dobles comandos, es decir, cuatro hombres con el manejo cambiado.

En el campo de batalla estarán nuestros hombres y un cartel con un “preparados, listos, ya”. Cuando eso ocurre movemos un puntero cual RTS para desplazar, si así lo queremos, a nuestros soldados. Presionando el botón “B” el primer soldado se moverá al punto deseado y cambiará de selección  al segundo que esté en la lista.

Con el botón “C” cambiamos de selección, por si deseamos mover a algún soldado pero ese que está elegido está bien situado para nosotros. Con el botón “A” los cinco hombres abrirán fuego, apuntando automáticamente a los enemigos más cercanos o que consideren oportuno; Obviamente si se están moviendo no ocurrirá, y dependerá el tipo de unidad para que ataquen más rápido o más lento. 
Si elegimos comandos el control es más sencillo aunque al contar con solo dos hombres correremos un gran riesgo de caer antes (la IA no elige comandos). Con ellos el puntero ya no aparece, sino que con los botones de dirección controlamos directamente al soldado, moviéndolo a voluntad por todo el mapa. Con la “C” cambiamos al otro y con la “B” le ordenamos a nuestro compañero que se mueva hasta nuestro punto. Igualmente con la “A” dispararemos.

Si alguna de nuestras unidades cae en combate (que no sea quemado o con un golpe directo de un misil) seleccionaremos con el puntero al hombre caído y pulsando el botón aparecerá un médico para que lo cure in sito y se levante para seguir combatiendo, aunque tenemos solo 5 llamadas al médico y no se pueden utilizar a la ligera. Jugando con comandos necesitamos llevar al comando directamente hasta nuestro compañero para que se pueda levantar y continuar batallando.

El terreno de combate será variado pero solo serán de una única pantalla en la que los 10 soldados entren sin problemas. Puede haber ríos, lagos, múltiples zonas de cobertura o simplemente un terreno amplio por el que moverse. Esto repercutirá en gran medida a nuestros hombres. Zonas con muchas coberturas beneficiarán a equipos con granadas mientras que los lanza misiles no tendrán zonas limpias desde las que disparar.

En líneas generales, el objetivo es eliminar a los 5 rivales (y si se curan volver a eliminarlos) hasta que solo un equipo quede vivo (sin importar si fueron los 5 o solo 1). Para eliminarlos obviamente hay que dispararles una y otra y otra vez hasta que ya no se levanten.
Otro método para herir a los rivales es a través de las peleas. Cuando dos soldados se cruzan o coinciden en puntos cercanos entrarán en alguna pelea con dos posibles opciones; O bien se ve una humareda, la acción continúa y sale un ganador (¿elegido al azar?) o bien todas las órdenes se detienen por unos instantes y se ve a ambos personajes con una cantidad de puntos de vida y que manejaremos peleando usando puños, patadas y bloqueos.

Derrotar al rival le hará perder buena salud, aunque no debemos confiarnos, en algunas ocasiones cuando el personaje esté a punto de ser vencido en este combate sin armas puede sacar una pequeña pistola y dispararnos, ganando automáticamente la pelea, hecho que parece ocurrir de manera aleatoria.

Una vez ganado un territorio iremos a alguno de los siguientes, y así sucesivamente hasta llegar hasta la capital enemiga, ganar y de ese modo avanzar a un nuevo mapa, con un nivel de dificultad mayor (aún cuando el mapa y los terrenos sean los mismos). Obviamente esto no será tarea nada fácil. 
Aún con todo esto básico el juego cuenta con grandiosos detalles. Además de las peleas que pueden acabar de forma tramposa, las ametralladoras a veces se encasquillan y necesitan de algunos segundos para que puedan volver a disparar. El hombre con lanzallamas perderá la opción de disparar si se mete en el agua. En ocasiones al intentar avanzar a través de ciertos objetos los saltarán o se caerán al suelo tropezándose con ellos.

Además, en los distintos territorios hay objetos para conseguir, tales como puntos o médicos extras (también ganaremos médicos consiguiendo puntos, que se nos informará en un reporte al terminar la batalla). E incluso misiones secundarias; si estamos cerca de la capital enemiga la misión suele indicarnos que destruyamos algo mientras nuestro enemigo lo protegerá. Si logramos destruir el objetivo (un tren, alguna granja...) ganaremos puntos/médicos extras, si el rival consigue defenderla las ganará él.

RESUMEN:

Juego: General Chaos

Género: táctica en tiempo real.

Pros: Varios soldados, cada uno con una función y un uso propio. Distintos grupos para elegir para según que misiones. Objetivos adicionales que se añaden en algunas misiones como destruir un edificio o defenderla, consiguiendo puntos adicionales por conseguirlo. Poder jugar a dos jugadores en modo cooperativo.

Contras: Jugando con comandos es más fácil esquivar y moverse, pero al tener solo dos soldados frente a cinco resultará difícil hacer nada con ellos.

4 comentarios:

Zarce dijo...

Que juegazo. De lo mejor para SEGA 16 bits :D

Cm_Blast dijo...

yo jamás pude terminarlo =(. Solo he ganado la primera "guerra" (o conquistado la capital una vez) y luego nada, me destrozaban.

Aún cuando en su día invité a un amigo a jugar contra mi a este juego me decía "anda, no te dejes ganar" y yo tratando de ganar T_T.

Anónimo dijo...

Suena bastante entretenido. Habrá que jugarlo :)

Facul Tinga dijo...

me hicieron mucha propaganda de ese juego, capaz baje la rom para jugarlo!