0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

jueves, 6 de junio de 2013

POOYAN

¿Quién teme al lobo feroz? Nosotros no, porque por eso somos unos maestros de Pooyan, un juego desenfadado de Nes en el que unos cerditos armados se van a enfrentar a toda una jauría de lobos hambrientos dispuestos a hacer lo que sea para llevarse a alguno de nuestros cerditos.
De hecho, la introducción del juego es así: un par de cerditos están brincando tan felices cuando un lobo se lleva a uno de ellos y nosotros, encarnando a un cerdo primo segundo de Robin Wood, saldremos arco y flechas en mano para lidiar contra estas feroces criaturas.

Estamos frente al primer nivel. En él vemos a nuestro cerdo protagonista metido en una especie de ascensor rudimentario que se eleva o baja con la ayuda de un par de cerditos y un par de poleas. Momentos después una serie de lobos empiezan a aparecer corriendo por la parte superior de la pantalla, luego inflan un globo y comienzan a descender verticalmente hasta la parte inferior de la pantalla.
Por supuesto no vamos a permitir que se vayan de rositas. Usando las teclas “arriba y abajo” así como el botón de disparo nos desplazaremos para estar en una buena posición y dispararle una flecha a los globos, de ese modo este pinchará y el lobo caerá al vacío sufriendo alguna lesión grave que le impide recuperarse. No se puede matar al lobo disparándole directamente, hacerlo provocará que la flecha rebote hacia abajo e impacte contra el suelo.

Por su parte, los lobos no se quedarán de brazos cruzados. Ocasionalmente alguno de ellos disparará un proyectil contra nosotros que avanzará en parábola, lo que lo hace un poco más difícil de esquivar. Si nos golpea directamente perderemos una vida; por suerte, si impacta contra la parte superior de nuestro particular ascensor esta rebotará y nos habremos librado del fatal desenlace.

A mayores tenemos una pequeña ayuda extra: Cada X tiempo aparecerá un objeto en la parte superior de la pantalla con algo que parece ser carne. Tocándola nuestro siguiente disparo si será afectado por la gravedad, pero a cambio puede golpear a todos los lobos que estén en su camino y eliminar a varios de un solo disparo.
En el caso de que alguno de los lobos haya llegado al fondo habrá repercusiones negativas (aunque no perderemos ninguna vida). En la parte de la derecha hay un conjunto de 4 escaleras que se irán llenando con cada lobo que se nos escape, empezando por la de debajo de todo. De encontrarse uno o más lobos en algunas de ellas nos lanzarán mordiscos de vez en cuando, dificultando el poder desplazarnos con mayor libertad, ya que debemos esquivar disparos enemigos y a la vez no cruzar cuando el lobo de un mordisco.

Una vez eliminado a todos los lobos de este nivel (el número a eliminar viene indicado en la parte superior) pasaremos al 2º nivel, que cambiará el formato de juego. Si bien seguimos en nuestro ascensor, disparando flechas y “carnes” a los lobos, ahora ya no descenderán sino todo lo contrario, subirán.

La esencia es la misma, ellos subirán y nosotros les dispararemos (ellos contraatacarán con sus disparos), pero en esta ocasión sus globos tienen más duración, siendo necesario más de un disparo en muchas ocasiones, dificultando el derribarlos. Además, tres infladores de globos harán subir algún que otro globo de vez en cuando, algo que es un mero estorbo, aunque si bien si disparamos una flecha de carne contra uno de esos globos no tripulados rebotará y lo habremos desperdiciado.
A diferencia del nivel anterior, cuando un lobo se nos escapa alcanzando la parte superior, este se colocará para empujar la roca que allí está situada. Por suerte no se incrementará la dificultad si esto ocurre (como en el primer nivel y los mordiscos), pero como en este nivel los globos necesitan 2 o más impactos es más fácil que se nos escapen; si 7 de ellos consiguen llegar a la parte superior nos arrojarán ese enorme peñasco sobre nuestras cabezas y bye bye a una vida.

Un añadido extra de este modo es que nos enfrentaremos a un jefe final. Es un lobo que por su color destacar enormemente; su globo aguantará una buena cantidad de impactos para poder derribarlo. Una vez logrado el nivel estará superado y entraremos en un nivel especial de bonus, que consiste en lobos ascendiendo (igual que el nivel que hemos superado) pero no contamos con flechas normales, solo las de carne (que debemos tocar cada vez que disparemos). Ellos no dispararán y no hay ninguna forma de morir vidas, así que es un nivel de bonificación libre de peligros. 
Terminado este nivel especial el juego se repite desde el principio: lobos bajando, lobos subiendo, jefe final y más bonus. Aunque hay ciertas diferencias; el tipo de lobos, su velocidad y agresividad (cuantas veces nos disparen), e incluso ese “lobo jefe” que derrotamos con anterioridad hará su aparición tirando diversas frutas a las que podemos disparar para aumentar nuestra puntuación.
RESUMEN:

Juego: Pooyan

Género: Arcade, disparos.

Pros: Rápido de jugar y más difícil de lo que parece a simple vista. Dos pantallas diferenciadas. los lobos no tardarán mucho en ser muy agresivos. Pinchar globitos.

Contras: El nivel de bonus nos garantiza vidas extras, pero quizás hay esta pantalla de bonus demasiado seguida.

1 comentario:

COCO dijo...

Semejante juego! uno de los mejores! a lo último era bastante complicado pero era uno de mis favoritos