0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

sábado, 31 de marzo de 2012

FORTUNE SUMMONERS: SECRET OF THE ELEMENTAL STONE

Aquí va el análisis de un juego moderno, llamado “Fortune Summoners: Secret of elemental stone”; un juego Beat em up distinto a un machaca botones cualquiera, con algunos tramos menores de puzzles pero que principalmente el juego se centra en la lucha.
La historia comienza con Arche: Una niña de apenas unos 10 años que junto con su padre y madre se han mudado a una nueva ciudad llamada Tonkiness empezando una nueva vida. Los padres no tienen realmente nombre, el juego los llama “padre de Arche” o “madre de Arche”, así que la protagonista indiscutible es la propia Arche.

Arche es una niña adorable que no destaca por tener demasiada inteligencia, es bastante inocentona llegando a sumar con los dedos de la mano o no entender realmente lo que es el sarcasmo, pero que tiene valor, determinación y una gran sed de aventuras alentadas por el pasado aventurero de su padre, ahora transmitido en ella.

La primera misión que tenemos que hacer es ir al colegio de Minata-Ratis, una escuela como cualquier otra; no será una tarea fácil, pues de camino encontraremos a algunos enemigos tales como los tan típicos limos y alguna que otra serpiente a las que debemos derrotar. No es completamente necesario eliminar a todos los enemigos, pero el juego nos tachará la salida si no hemos derrotado al menos a los enemigos más cercanos.
Para esta tarea, contamos con nosotros una espada de entrenamiento que no es poderosa pero es más que suficiente para derrotar a estos primeros enemigos sencillos. Con sencillos es porque tienen pocos movimientos y salud, pero dista mucho de ser un juego tan fácil como parece, y es que los enemigos cuentan con una inteligencia artificial muy pronunciada.

Arche cuenta con dos movimientos, una estocada rápida y un golpe más lento y más fuerte. Los enemigos darán cuenta de estos ataques nuestros, y menospreciarlos puede ser el mayor error que el jugador puede hacer. La razón de esto es porque tanto los limos como las serpientes tenderán a saltar nuestros golpes más lentos, y es por eso que si pulsamos el botón de ataque una y otra y otra vez es muy fácil que nos lo salten, ataquen desde el aire y se coloquen a nuestra espalda.

Cada vez que derrotemos a un enemigo ganaremos exp y dinero, con la suficiente experiencia aumentaremos el nivel del personaje, aunque es algo que ocurrirá lenta y gradualmente (no debemos pensar en destruir a 5 enemigos y pretender ya aumentar un nivel).
Hay cuatro atributos que tiene nuestro personaje: El ataque para el daño a los enemigos, la defensa para protegernos, el espíritu que indica los daños mágicos que podemos hacer y la resistencia que significa reducir el daño que la magia de algunos enemigos puedan provocarnos. Aumentar el nivel aumentará estos cuatro atributos, además de más cosas más adelante.

Ganar niveles mejorará los ataques de Arche, pudiendo añadirse ataques aéreos, estocadas descendentes, o incluso golpes de combo que ayudarán en gran medida para derrotar a los distintos enemigos que estamos por encontrar por las zonas.

Sin embargo, el juego tiene unas limitaciones a la hora de subir niveles. Repartidos por diversos escenarios y en diversos capítulos, existen unas “marcas del heroísmo”. Si no conseguimos ninguna de esas marcas no podremos aumentar ningún nivel, y si encontramos dos se nos dará la opción de aumentar hasta 2 niveles y a partir de ahí no volverá a subir hasta encontrar otra más. Una vez en la escuela, conocemos que hay algo nuevo que Arche desconoce totalmente, y es que existe una asignatura que incluye la magia, cosa de la que Arche no tiene la menor idea. Para hacer magia hace falta una piedra, pero Arche no la tiene, así que intentará conseguir alguna de algún modo, y así es el inicio de este juego con una historia no demasiado profunda pero justa para avanzar haciendo cosas.

Poco después conoceremos a Sana, una estudiante que pronto se convierte en la mejor amiga de Arche. Cuando se una a nosotros ambos personajes irán juntos y combatirán en la misma pantalla contra los mismos enemigos, colaborando en conjunto con nosotros sin preocuparnos ni golpearnos entre ambas.

Podemos jugar tanto con Arche como con Sana simplemente pulsando “enter” y jugando con la que queramos cuando queramos. Por su parte, Sana dista mucho del estilo de juego de Arche; si bien podemos dar golpes con su bastón, resulta bastante inútil, su lentitud y daño son ridículos.
Pero a cambio, contamos con algo a mayores: lo primero un ataque básico de agua que a larga distancia es un buen apoyo para Arche (si estamos nosotros solos sufriremos, una vez más, como la IA de los enemigos nos esquiva los ataques). Lo segundo de lo que Sana es capaz es de lanzar un hechizo ofensivo de gran potencial. Para realizarlo hay que mantener pulsado el botón de ataque, eso creará un círculo mágico azul y al soltar lanzaremos el potente ataque.

El poder ofensivo de Sana será más que necesario para superar las primeras aventuras que ambas tienen para conseguir una piedra para que Arche pueda asistir a las clases de magia sin problemas. Al subir de niveles ambas subirán los 4 atributos antes mencionado, pero Sana aprenderá nuevas magias, principalmente orientadas a funcionar como soporte para su amiga.

Magia de ataque rápido, escudo protector, nubes que adormecen a los enemigos o incluso incrementar el ataque a si misma u otro personaje son algunos de los principales hechizos que Sana puede aprender. Como seguramente llegue un momento en el que estar todos juntos puede complicarnos la tarea de utilizarlos, el juego nos concede la oportunidad de colocarlos en distintos libros y así establecer, por ejemplo, que los ofensivos estén en el grupo A y los defensivos en el grupo B.
Esto puede ayudar también a la IA. Si bien nuestro compañero siempre tiende a utilizar la magia más apropiada para la ocasión (si el enemigo es un enemigo simple utilizará algún hechizo para dominarlo, si en cambio hay 4 enemigos difíciles seguramente empleará el escudo para defenderse/nos o la nube de sueño para poder dormirlos a todos). Por otra parte, hay un libro de magia C, en donde podemos poner magia que queramos que esté presente para usarla nosotros, pero es magia que la IA jamás utilizará.

Podemos modificar el comportamiento de nuestros compañeros, con algunas órdenes individuales para cada personaje y para cada momento, así podemos pedir que nunca lancen magia, que lancen solo magia curativa, o incluso que ataquen con su magia más poderosa y de mayor coste sea cual sea la situación.

Al final de cada capítulo enfrentaremos algún boss. Puede que sea un enemigo de gran poder ofensivo y defensivo y con una serie de movimientos de ataque, o bien estar formado por una criatura gigante que llene la pantalla con su cuerpo y sus ataques mágicos, o puede conformarlo alguna criatura pequeña acompañada por algunos soldados menores que compliquen la situación. Con el tiempo conoceremos al tercer personaje que formará el grupo (aunque en ese momento la usaremos como única protagonista), es Stella, una niña un tanto arrogante y adinerada que parece que no quiere saber nada de nadie, pero que poco a poco acompaña a nuestras protagonistas.

Como arma cuerpo a cuerpo utiliza un puñal, mucho más rápido y más fuerte que el bastón de Sana, aunque no está a la altura de las artes de combate de Arche. Por otra parte, su principal poder reside en su magia de fuego, orientada principalmente en el uso ofensivo de su magia.

Claro está, que no tenemos uso ilimitado de la magia, ni de Sana ni de Stella, tenemos unos puntos de maná para utilizarlo, pero aún así el maná es elevado al menos para según que viajes, ya que en muchas mazmorras del juego daremos vueltas completamente perdidos por el nivel, y puede que gastemos la totalidad del maná.
Como apoyo, tenemos objetos variados que se pueden comprar o encontrar en las ciudades y mazmorras. Desde comida que recupera nuestros puntos de salud o algunos caramelos que recuperen el maná (aunque estos últimos son mucho menos corrientes de encontrar). Aparte, armas, armaduras, capas, togas y otros utensilios que aumentarán algunos de los cuatro atributos para nuestros personajes, si bien no todos pueden usarlos el juego nos dirá quien si puede hacerlo (naturalmente, armaduras pesadas no pueden ser llevadas más que por Arche).

Como dijera al comienzo, hay algunos puzzles a lo largo de todo el juego, pero no son realmente demasiado complejos; en su mayoría lo componen mover alguna que otra piedra, pisar algún botón y un poco de habilidad para deslizar unas plataformas. Fuera de eso apenas alguna que otra pantalla que necesitamos pericia para saltar entre varias plataformas que se mueven y de las que podemos caernos al vacío.

Muy avanzado en el juego, Arche conseguirá un poder mágico completamente nuevo y único, combinando la magia con sus artes de combate con la espada. Esto será más que importante, y es que Chiffon, el elemental de aire que acompaña a Arche durante casi todo el juego, consigue el poder de unirse con ella y formar un solo ser, haciendo que Arche pueda saltar mucho más alto y gane un ataque a mayores, que implica golpes similares a los que pueden hacer Sana y Stella pero mucho más potentes (de ahí que Arche tenga puntos de maná, aunque no usa magia).
Cada vez que terminemos con un escenario el juego nos añadirá unos menús extras. Uno consiste en simplemente ver como juega la máquina con alguno los tres personajes principales en escenarios normales y corrientes. Lo más útil de esto es el otro menú, que consiste en un modo de combate entre los protagonistas, pudiendo usar a Arche Vs Arche eligiendo el nivel de dificultad de la máquina, utilizar Handicaps (reducir el daño que recibimos de sus ataques) o incluso podemos probar a jugar dos personajes contra dos, también decidiendo nivel de dificultad y los daños. Gracias a este modo comprobaremos el auténtico nivel de combate que la máquina tiene, tanto que nos costará derrotarla ya solo jugando en el nivel normal.

RESUMEN:

Juego: Fortune Summoners

Género: Beat em up.

Pros: Rápido y adictivo. Algunos puzzles bastantes sencillos. Los enemigos no son estúpidos, son capaces de reaccionar a tus movimientos, convirtiendo a este juego en algo más que un machacabotones. Los jefes finales no son sencillos, pero tampoco imposibles. Toques de RPG subiendo niveles y aprendiendo nuevos movimientos.

Contras: A veces no está muy claro que es lo que hay que hacer en este o aquel sitio.

martes, 27 de marzo de 2012

SHARK HUNTER

A continuación hablaré de Shark Hunter, un juego de la MSX bastante peculiar, de acción en donde las plataformas no son tan seguras como parece, y en donde desempeñamos el papel de un cazador de tiburones (como seguramente se haya notado por el título).
El juego carece de menú u opción alguna, así que en cuanto pulsemos el botón de enter ya entraremos a la acción en si, presentándonos a un esquimal en un terreno lleno de plataformas y unas redes puestas entre las plataformas.

Lo primero que vemos es que hay unas redes con forma de paréntesis a ambos lados de la pantalla y, entre las propias plataformas, un buen puñado de redes de color rojo que se entrelazan entre las distintas plataformas.

Al momento de comenzar podemos ver algunos que otros peces saltando como meramente decorativo, y en la parte de la derecha de la pantalla empezaremos a ver algunas aletas que presagian la aparición de unos terribles y agresivos tiburones.
Debemos movernos entre las plataformas, contando que no podemos saltar en absoluto, así que nos queda nadar. He ahí la importancia de las redes, usando esas redes como cobertura nos situaremos en una plataforma mejor situada y desde ella empezaremos a disparar arpones para cazar a los escualos.

Podemos disparar en horizontal, vertical o diagonal, pero claro está que tenemos que tener muchísimo cuidado a la hora de lanzar los arpones, ya que cada vez que cambiemos la dirección del disparo podemos mover a nuestro personaje, movimientos que nos parecen casi inexistentes pero que, cuando menos lo esperemos, nos resbalemos de la plataforma y claro está, si un tiburón está en las cercanías cuando caemos al agua, sufriremos un fatal final.

Los tiburones, por su lado, tienen también un objetivo, ya que no sirve con quedarse en las plataformas, plataformas seguras en las que los tiburones no nos pueden hacer nada. Sin embargo, no nos debemos dormir en los laureles, ya que estos animales marinos, provistos de dientes, morderán una y otra vez las redes, desgarrándolas lentamente hasta que se destruyen.
Si los tiburones llegan a la zona izquierda de la pantalla, será un game over. Pero no debe asustarnos, y es que aparte de grandes cazadores también somos grandes tejedores. Estando en el agua, nos situamos entre dos plataformas (en su diagonal) y pulsamos el botón, empezará a tejer, cosa que le llevará unos segundos.

Huelga decir que no podemos movernos y que estaremos a merced de esos dentados animales, así que si queremos protegernos previamente los mataremos o usaremos otra red como cobertura.

Cuando en una plataforma hay una red de color rojo significa que está dañado, si tejemos encima de ella la repararemos y cambiará a color blanco (aún con ella seguimos siendo vulnerables en el momento del tejido). Esas redes son las que separan a los tiburones de un game over.
Hay un segundo enemigo y que hace aparición por la parte izquierda: Lo componen trozos de hielo que al impacto con las redes los van dañando lentamente, hasta que estas se rompen o sean los propios trozos de hielo los que se derritan. Claro está que hace falta varios trozos de hielo tan siquiera para romper una red, pero esta clase de enemigo no puede ser atacado con el arpón; aún así, puede ser destruido.

La manera de eliminar esta otra amenaza consiste en pisarla, al hacerlo el bloque se destruirá más rápidamente, pero no debemos olvidar que al hacerlo podemos caer al agua y, en el caso de haber tiburones cerca, será un final más que predecible.

Aunque no lo parezca el juego si va por niveles; en la parte inferior aparecen 3 épocas del año: primavera, verano y otoño. Una flecha va avanzando lentamente por esa barra de progreso, pero si llega al final de la 3º estación , el nivel habrá concluido, los bloques de hielo se destruirán de inmediato y los tiburones se retirarán, a la par que nuestro protagonista vuelve al iglú junto a su mujer.
Los niveles son iguales unos a otros, no hay ninguna diferencia ni cosas nuevas, con la única diferencia que los tiburones aparecen un poco más seguidos, y los bloques de hielo también lo hacen, así que después de varios niveles podemos toparnos con docenas de enemigos y apenas redes que los sostengan.

En si el juego no tiene más, carece de vidas así que basta un mordisco del escualo para tener que empezar de nuevo. Aún así, nadie le quita a este juego la diversión de jugar un par de partidas, y tratar de superar los niveles uno tras otro para ver hasta cual llegamos, si bien los primeros son quizás demasiado lentos, tanto de aparecer enemigos como de pasar los propios niveles, ya que son varios minutos hasta superar las tres estaciones.

RESUMEN:

Juego: Shark Hunter

Género: Acción

Pros: Tiburones, hielos, redes y arpones. Tensión cuando vemos como nuestro personaje se cae al agua y hay tiburones cerca.

Contras: Empezar a jugar es aburrido, los tiburones aparecen lentos y podemos llegar a cansarnos al no haber auténtica acción.

viernes, 23 de marzo de 2012

SWARM RAMPAGE

Tiempo atrás hablé de un juego llamado “Swarm Assault”, un juego de estrategia en tiempo real con insectos como protagonista (ver aquí). En esta ocasión hablaré de su sucesor, llamado “Swarm Rampage”, un juego que comparte los mismos principios, pero que ha sido cambiado notablemente.
Los insectos siguen siendo los protagonistas, y de nuevo veremos colonias de hormigas, avispas, escorpiones, arañas y escarabajos tal y como ocurría anteriormente; sin embargo, en este juego hay una sexta facción de polillas, un nuevo enemigo aéreo que le añade más sustancia al juego. Hay que añadir que han cambiado muchas cosas en las unidades, dejando de ser las arañas la facción más poderosa por excelencia, aunque las hormigas siguen siendo las más frágiles.

El primer nivel del juego nos recordará notablemente al del juego original, tenemos una primera colonia de hormigas y un grupo de enemigos nos atacarán. Al igual que ya ocurría, podemos producir tres unidades, una hormiga toro, una hormiga incendiaria y una hormiga de artillería (siendo la hormiga toro la más rápida de construir). Con esto veremos que si bien la hormiga toro coincide con las hormigas soldados que ya conocíamos, las incendiarias y de artillería no son tan parecidas a sus predecesoras.

Y aquí veremos el primer cambio destacable más allá de las propias unidades, y es que en esta ocasión la colonia no posee defensas naturales, así que tenemos que olvidarnos de aquella poderosa ametralladora que destruía con facilidad a los insectos, ahora solo nuestras propias tropas son las que pueden defender una colonia, un cambio aceptable para evitar el abuso de colonias defensivas.
En el segundo nivel aprenderemos nuestra primera conquista. Con un puñado de hormigas (Y sin poder fabricar más) se nos pide que conquistemos una colonia neutral, conocida como “colonias pirata”, en este caso abandonada. El único enemigo que podemos encontrarnos son las unidades neutrales que aparecen, tales como arbustos espinosos o moscas que disparan por encima de nuestras cabezas.

Por suerte para nosotros, esta clase de unidades han visto rebajado su potencia notablemente; tanto es así que ahora una mera mosca no significa un auténtico peligro para nosotros, ya que sus bombarderos son inferiores y solo dañarán a nuestras unidades si impactan con la bomba justo encima, por lo que una, dos, o tres moscas pueden hacer pasadas por encima de nuestro grupo dañando tan solo ligeramente a nuestros insectos (en swarm assault, una mera mosca podía destruir una docena de unidades en una sola pasada).

Claro está, otra clase de enemigos como los arbustos espinosos y otras plantas variadas poseen buena potencia, si bien algunas son meros estorbos, los arbustos espinosos si suponen un peligro serio. El grado de potencia o daños que producen tanto los bombarderos como los enemigos neutrales los aprenderemos jugando al juego poco a poco.
Una vez que la salud de la colonia pirata abandonada ha llegado a cero, unas “Manchas” bañarán el suelo, que deben recoger las hormigas para que la colonia pase a nuestro control. El jugador que más trozos haya conseguido se convertirá en el poseedor de esa colonia, pero si con el paso del tiempo ningún jugador ha conseguido más del 50% de dichas mancha, la colonia vuelve a convertirse en una colonia pirata abandonada.

Aún con esto, veremos algo de agradecer, y es que a diferencia de su antecesor, en este una colonia recién tomada no tendrá 1 punto de salud, sino que tendrá un número mucho mayor. Si bien su salud estará en la zona roja, bastará apenas 10 segundos de no reclutar unidades para que la auto-regeneración la aumente a amarilla, y en 1 minuto la salud estaría ya a la mitad o incluso más. Este hecho es muy importante, y es que en una colonia recién tomada, el enemigo necesitará de varios impactos para hacernos perder el control de la misma (no así ocurría en swarm assault, en donde cualquier proyectil bastaba para ello).

A lo ya conocido, se añaden dos cosas nuevas: Lo primero son las torretas defensivas, habiéndolas de dos tipos, según su tamaño y comportamiento. Algunas torretas defensivas son innatas de una colonia, así por ejemplo unos minichampiñones disparan pequeñas balitas que ralentizan el movimiento de su objetivo (además de dañarlo), o una pequeña torre tesla que dañará en buena medida a la unidad que ataque.
Que sean innatas significa que pertenecen al jugador que controle la colonia que está defendiendo. Si otro jugador las ataca y reducen su vida a cero, permanecerán inactivas durante un corto periodo del tiempo, luego se reactivarán y volverán a atacar de forma normal. Tan solo permanecen inactivas de forma permanente si la colonia es destruída.

Existen otras torres de mayor tamaño y más temibles que las innatas. Un hongo francotirador eliminará de uno o dos disparos a las unidades que intenten entrar en su radio de disparo. Este tipo de torres al ser destruidas soltarán las mismas manchas extrañas que lo hacían las colonias, por lo que si conseguimos reducir a cero su salud y tomamos más manchas que el jugador rival, esa torre pasará a nuestro control y podremos usarla contra ellos.

El segundo añadido son los impulsadores: Estos edificios frágiles y de poco aguante tienen una finalidad, aumentar la velocidad o potencia de nuestro ejército. Los impulsadores molino aumentará en un 10% la velocidad de producción de nuestras unidades (si tenemos 3 hablamos de una mejora del 30%). Los otros impulsadores ascenderán los daños que nuestras tropas hacen en un 10%, lo que viene a significar que el mero hecho de poseer 1 impulsador de cada nos haga producir algo más rápido y más daño, y gracias a eso dominar al resto de jugadores será más fácil.
Como ya dijera antes, las facciones en si siguen siendo las mismas, pero incluso sus unidades han sufrido cambios. Los escorpiones poseen una nueva unidad provista con una ametralladora, así como los Ninja que disparan las famosas shurikens pero que ahora la distancia hace que dichas estrellas se dividan y ataquen al objetivo, lo que significa que desde lejos este enemigo es mortal, pero que si una mera hormiga toro la ataca cuerpo a cuerpo el escorpión ninja será derrotado (contemos que en temas de producción, por cada escorpión ninja se tarda el mismo tiempo que en poner al menos 3 o 4 hormigas toro).

A los cambios propios de las unidades algunas tienen efectos variados, un tipo de araña escupidora hará daños, pero además ralentizará a los enemigos que ataque haciendo que se muevan más lentamente. Incluso llegamos a encontrarnos con proyectiles que nublan la vista del objetivo, haciendo que le cueste atacar o ver enemigos a su alrededor.

Si bien sigue habiendo unidades claramente superiores al resto, algunas son débiles a según que cosas o unidades, lo que nos obligue a buscar un poco más de variedad y no simplemente poner lo mismo. Aún así, el propio juego indica que las unidades más potentes son las más lentas, lo que se traduce que sea cual sea la colonia el orden de producción siempre es “débil – media – potente”.
Otra de las cosas nuevas que podemos toparnos son con los piratas. Si bien ya habíamos conocido una colonia pirata en el nivel 2, esta estaba abandonada, por lo que es un objetivo fácil. Pero no siempre será así, en algunos niveles habrá colonias piratas que si estarán pobladas. Estas jugarán como si fuera un jugador más, si bien su producción es inferior a la nuestra propia o a la de otros jugadores, y si bien tienden a producir algunas unidades más débiles, son un peligro a tener en cuenta, y es que su concentración hará que conquistar esta o aquella colonia no sea un camino de rosas.

Algunos de los niveles pueden presentar alguna colonia pirata, pero otros tal vez no y aún así presentarse. Si por el combate destruimos una colonia rival, y por la existencia de torretas u otras plantas neutrales mueren los insectos intentando recolectar las porciones, esta con el tiempo se convertirá en una colonia neutral pirata (puede que se vuelva poblada o abandonada).

Las colonias piratas controladas por un enemigo neutral pueden resultar un peligro mayor que otro jugador, ya que a diferencia de al resto de jugadores, arbustos, estiércol pestilente y otros enemigos neutrales del entorno ignorarán a los piratas y, según que niveles, esos enemigos neutrales son tan numerosos que pueden angustiarnos (y si lo sumas a tener que luchar contra enemigos piratas puede ser un reto conquistar una mera colonia).
Los niveles en si son variados, algunos son casi aleatorios, con colonias aquí y allá, otros son más específicos, empezar con un puñado de unidades y obligarnos a conquistar unos pocos impulsadores mientras esquivamos enemigos neutrales, o bien destruir un puñado de enemigos esparcidos por la pantalla.

El número de misiones de este juego son 60, un número bastante inferior comparado a los 100 de su predecesor, pero que eso ayuda a que el juego no se vuelva monótono y repetitivo. Sin embargo, algunos niveles son totalmente impracticables, niveles con tantos enemigos neutrales que aparecen más rápido de los que podemos eliminar, y como los impulsadores son frágiles podemos perderlos cuando menos lo esperemos y continuamente.

Del mismo modo, hay niveles en donde poseemos 3 o 4 colonias y nuestros rivales 5 colonias, en donde con un poco de pericia y habilidad podemos derrotarlos, pero por desgracia en otros habrá dos jugadores enemigos con 5 colonias y varias torres defensivas, y nosotros tener simples colonias de hormigas y un par de torretas pequeñas, haciendo que por cada unidad que nosotros perdamos haga falta que ellos pierdan 7 solo para compensar la igualdad.
Es por eso que los niveles en donde con un puñado de tropas tenemos que eliminar enemigos o colonias o conquistar impulsadores, algunos tienen ciertas unidades neutrales que tenemos que esquivar o destruir, pero que en otros, en cambio, sean tan sumamente numerosos que incluso jugando defensivamente perdamos más unidades de las que llegamos a fabricar.

Dejando a un lado esos niveles impracticables, el juego está bastante bien, a veces con suficiente inteligencia somos capaces de vencer con hormigas a escorpiones, para luego usarlos contra ellos. Y la verdad es que habrá buena diversión mientras aprendemos a jugar y a manejar con cada una de las seis facciones de las que juego consta.

Nota: El juego posee un archivo en donde están todos los textos del juego, tanto de los menús, nombres de las unidades, su descripción e incluso los nombres de los niveles (todo incluido en un único archivo). Poseo un archivo con todos esos textos traducidos al español , incluyendo las instrucciones que el propio juego despliega en el menú principal; Ese archivo con la traducción al español (Traducción propia) puede descargarse aquí.


RESUMEN:

Juego: Swarm Rampage

Género: Estrategia en tiempo real.

Pros: Seis facciones variadas, cada una con sus pros y sus contras. Las colonias no poseen defensas naturales, así es más sencillo dominar a un enemigo y no basta con quedarse quietos solo para defenderse. El número de niveles es 60, así no se hace demasiado largo y tedioso de terminar. Algunos enemigos neutrales añaden un toque al juego, ya que no son demasiado poderosos y no dejan de ser más que un mero incordio.

Contras: Algunos niveles son totalmente pestilentes, con demasiadas unidades neutrales que es imposible de aguantar. Ciertos niveles poseen unos enemigos tan poderosos que necesitamos muchísimo tiempo solo para poder traspasar la primera línea defensiva enemiga, cosa difícil por los enemigos neutrales.

lunes, 19 de marzo de 2012

TRAILBLAZER

En esta ocasión hablaré de un juego llamado “TrailBlazer”, es un juego de MSX con un balón de protagonista, en donde la velocidad y la precisión han de ser extremas, si es que queremos superar este nada fácil juego.
La pantalla principal del juego nos da la bienvenida, y nos explica un poco los botones principales así como sacar mensajes hilarantes que seguramente nos hagan reír en más de una y dos ocasiones, siempre y cuando sepamos inglés. Entre ellos cosas como “Hola Mamá” y “Es posible que este juego tenga trucos, pero ya te digo yo que no” serán algunos de los mensajes que si bien no aportan nada importante, nos entretendremos un buen rato.

Principalmente el juego presenta dos modos, uno de ellos es el modo arcade y el otro el de prácticas, conviene empezar por este al menos para aprender, y luego el arcade para el reto en si, este modo no debe ser subestimado y es que es un juego difícil donde los haya.

El juego en si nos presenta a una bola que corre si es que aceleramos hasta un tope de máximo. La visión se sitúa por detrás y por encima de esta, como si se tratara de un juego de carreras cualquiera, con una buena vista en perspectiva viéndose los objetos más alejados más pequeños.
El terreno está principalmente formado por casillas o zonas de colores, lo cual modificarán de un modo u otro el comportamiento de nuestra bola; Si bien no hay indicaciones, no hay muchos tipos distintos, así que en 2 o 3 partidas conoceremos todos ellos, algunos de los posibles son: Los rojos no modificarán la conducta, los de blanco hará que la bola salte o rebote cada vez que pise alguna casilla blanca. Las verdes detendrán casi por completo a la pelota, los azules invertirán el control (izquierda es derecha y derecha es izquierda).

Claro está, es que además de habrá zonas de vacío, que hará que la pelota se caiga, emita un ruido características, y acto seguido aparecerá impulsada a una buena altura para seguir su camino. Puesto que no hay vidas podemos caer de forma ilimitada en estas zonas, pero claro está, el tiempo es un factor determinante y, a veces aunque no queramos, nos caeremos demasiadas veces en los vacíos. El objetivo del juego difiere de si hemos elegido el modo arcade o el de práctica. En el caso del modo de práctica podemos entrar en el menú del juego, para decidir cuales 3 circuitos recorreremos, separados por letras en orden alfabético. Bien podemos empezar por “A”, luego “B” y el tercero “C”, como podemos elegir “F”, “B”, “D”, es decir, de forma desordenada, e incluso jugar “E”, “E”, “E”, jugando 3 veces seguidas el mismo nivel.

Elegidos los tres niveles, empezaremos a jugar, siendo el modo práctica tenemos tiempo ilimitado, así que incluso jugando al último nivel del juego lo superaremos, ya que por mucho que nos caigamos siempre avanzaremos algo, aunque aún así el juego tiene un cierto límite de tiempo a modo de seguro, pero ni siquiera está indicado (el tiempo va de forma ascendente), lo que vendría a ser que el límite de tiempo es más porque se llega al límite que el propio juego puede contar.

Para evitar algunos vacíos, o casillas negativas como la verde, tenemos un botón para saltar. Si bien el salto no es tremendamente grande nos servirá bastante para no perder el ritmo, así que es importante saber como y cuando saltar para superar el nivel lo más rápidamente posible.
Si por el contrario hemos elegido el nivel arcade, tenemos algunos pequeños problemas a superar. Lo primero que hay tiempo limitado; en este caso el tiempo estará muy marcado y descenderá, si llega a cero será un gameover al instante. Lo segundo y más importante es que el número de saltos que el juego tiene está limitado a un total de cinco, lo que significa que si pulsamos el botón de salto 5 veces luego ya no podremos saltar por nuestros medios (si que saltará si pisamos zonas blancas, no nos gastará ningún salto).

Caer fuera de las plataformas no nos hará perder vidas, pero si tiempo, y si bien los niveles “A-C” por caer fuera solo es una pequeña pérdida de tiempo recuperable, niveles posteriores serán todo un problema, ya que algunas partes necesitan de una medición precisa tanto en movimientos como en saltos. Si caemos tan solo una vez, al salir despedidos al aire tal vez caigamos al vacío de nuevo (Y sin poder evitarlo); el resultado: 1 minuto perdido en una zona que se pasa en 15 segundos.
Esto pasará mucho más a menudo de lo que creemos, y es que si bien la habilidad se premia, lo que más importa es conocerse los circuitos de memoria, ya que en muchas ocasiones el juego nos presentará 2 pasillos que podemos recorrer, ambos divididos a una distancia que no llegaríamos saltando. Al final de uno de los pasillos habrá una salida, alguna casilla blanca o la plataforma principal mientras que el otro, en cambio presenta como de pronto se corta el camino, y no podemos hacer otra cosa sino caer al vacío.

Y es más, como ambos pasillos estén situados en extremos opuestos de la pantalla y no estemos avispados, puede que al salir impulsados de la caída no lleguemos tampoco al pasillo bueno y caigamos, perdiendo preciados segundos.
No hay otros enemigos, ni personajes disparando ni pinchos ni nada, únicamente las casillas negativas y las caídas al espacio, a sumar que no siempre los bonus positivos lo son, ya que saltar automáticamente ayuda si no hay plataformas donde apoyarse, pero a veces si que las hay, y al pisar una casilla blanca ese salto automático nos hará caer en un sitio peor.

En definitiva, estamos frente a un juego bastante difícil, en el que si bien no hay curvas, ya hay bastantes peligros, siendo el tiempo sin duda el peor (Y las caídas al vacío). El modo arcade es un verdadero reto, y resultará todo un desafío superar todos los niveles que tienen preparado para nosotros. Por suerte, el modo de prácticas nos permite jugarlos todos, y como podemos poner el mismo 3 veces, a base de jugar conoceremos todos los entresijos de los niveles, para luego superarlos en el modo arcade.

RESUMEN:

Juego: Trailblazer

Género: Habilidad

Pros: Muy rápido y sencillo de jugar. Mucho movimiento y niveles variados a cada cual más complicado, todo un reto por superar. Un modo de juego de práctica para poder disfrutar de todos los niveles sin límite de tiempo.

Contras: En algunos niveles, caerse una vez provoca que caigas otra y otra y otra sin poder hacer nada por evitarlo.

jueves, 15 de marzo de 2012

PINBALL BLASTER

Para esta ocasión voy a hablar de “Pinball Blaster”, un juego de MSX que no es más ni un menos que un Pinball, así que prepara tus pinzas para... No, espera ¡No hay pinzas! Y esa es la razón por la que menciono este juego, y es que tiene miga.
Es una MSX, claro está, no hay muchas mesas/tableros, ni loopings ingeniosos ni eventos o algún jackpot en el que se sume/multiplique nuestra puntuaciones, así que ¿Qué tiene de especial Pinball Blaster? Pues sin duda alguna la respuesta si no es obvia es curiosa, y es que carece de pinzas.

En el lugar de las pinzas tradicionales, hay un cañón ametralladora situado en la parte inferior central, que compondrá nuestra (única) herramienta para mantener la bola dentro de la pantalla sin que se nos cuele.

Ese cañón tiene una rotación de menos los 180º grados, pero puede disparar ráfagas de balas de forma ilimitada, las cuales al impactar contra la bola la impulsarán en esa dirección. Con esto hemos de tener cuidado, y es que si disparamos contra algún objeto y la bala rebota hacia nosotros, si la bola es alcanzada en ese rebote, empujaremos a la pelota hacia nosotros y eso no nos interesa.
Claro está, si el juego contara con una gravedad típica de los pinballs sería tremendamente difícil mantener la bola, ya que aun pudiendo girar el cañón, no se puede recolocar, y por ello si la bola va hacia el agujero puede que no podamos torcerla con nuestros disparos. Y es por esto que en este juego la gravedad es muy ligera, que no inexistente, se notará en que la gravedad afectará lo justo a la pelota para que tienda a bajar, pero no tanto que sea imparable.

Es hora de jugar, y para ello primeramente pulsaremos el botón “abajo” para que el típico muelle de salida se pliegue. Al soltar, empujará la bola y comenzará la acción por la pantalla. Si bien el pinball en si no es tremendamente complejo, tiene una serie de elementos que permiten su interacción.
Lo primero que vemos son un par de típicos bombos, así como una especie de baldosa azul y una estrella. La bola rebotará en los primeros objetos, y en el caso de la estrella, si la bola se encaja en alguna de sus ranuras dará alguna que otra vuelta y saldrá despedida en otra dirección, sumando puntos en todos ellos.

Un par de placas con una “F” que darán vueltas al atravesar la bola por ellas y sumará también puntos. Aparte de eso, varios triángulos situados a los laterales que harán que la bola rebote, dándonos un poco de ayuda para que la bola pueda subir y no colársenos fuera de la pantalla.

En la parte superior se observa tres letras “A”, “B”, “C”, estas son importantes, y es que si la bola atraviesa alguna de ellas, la pantalla cambiará ligeramente. En el caso de “A”, un par de líneas curvadas pequeñas aparecerán entre el cañón y el bombo más abajo, esto ayudará a la bola a que no baje, aunque si se nos cuela por un lado puede perjudicarnos al tapar la zona de salida.
La letra “B” ofrece lo mismo, pero situadas más abajo y más largas, con los mismos pros y contras que tenía la otra. En el caso de la tercera, una plataforma y 2 triángulos (los tres objetos la bola rebotará iluminándose) aparecerán más arriba y en el centro, ofreciendo una gran pantalla con la que protegernos, aunque también puede darse el problema de luego taparnos para subir la bola.

Observando en la parte superior del todo, aparecen unas fichitas con unos simbolitos que, al ser golpeados, estarán “caídos”. Si tumbamos los 3 que componen el bloque cambiaremos los objetos del escenario, tanto así que podremos hacer aparecer algún otro bombo a mayores, quitar los que ya teníamos, remover la estrella...

Existen distintas combinaciones que solo jugando podrán ser descubiertas todas, algo grato para no estar apalancados en un mismo terreno y una misma predisposición de los objetos y demás elementos que componen este curioso pinball.
Aparte de eso, no hay demasiadas cosas más, tan solo el hecho de contar con varias vidas, la suma de puntos y sus respectivos bonus, y un “salvador” situado en la parte inferior derecha que, si lo logramos, se abrirá para que una de las bolas quede ahí guardada para, con otra serie de acciones, soltarla y así jugar con dos bolas simultáneamente.

Huelga decir que no lo he dicho todo, ya que existen un par de estrellas que se iluminarán y provocarán efectos variados, pero no estoy seguro de cuando y porque sé encienden, ni tampoco lo que ocurre al golpearlos, por eso es mucho más placentero jugar y descubrirlo por nosotros mismos.

Como bien se puede observar, hay la posibilidad de jugar hasta un total de cuatro jugadores, haciéndolo por turnos, ideal para una tarde con amigos y proponerles un pinball distinto a lo habitual, ya que de seguro les llevará dos o tres vidas habituarse a no jugar con pinzas, y si con un cañón ametrallador.
Es un juego más bien simplón, aunque por suerte tiene esos objetos que aparecen y desaparecen modificando la pantalla en la que jugamos, y aunque no tiene mucho más, el apostar por un método de pinball sin las típicas pinzas hace de este un juego único que merece la pena ser jugado, y así probar algo distinto a lo de siempre.


RESUMEN:

Juego: Pinball Blaster

Género: Pinball

Pros: Un pinball completamente distinto: no hay pinzas, ¡Hay un cañón! El escenario se cambia con respecto a que cosas hagamos con la pelota.

Contras: Tal vez algo simplón.

lunes, 12 de marzo de 2012

PASTFINDER

Hoy voy a hablar de un juego de MSX de lo más peculiar, se llama Pastfinder, y vendría a ser un mata marcianos de scroll vertical en donde los “Marcianos” no serán nuestro mayor problema, sino que hay numerosos obstáculos listos para matarnos. Lo primero que vemos es un mapa, y es que nuestro primer movimiento ya puede ser cambiado, aunque para nosotros realmente no lo notemos. Una línea en vertical aparece en dicho mapa, pero que puede volverse en diagonal si pulsamos las flechas de dirección. A cuentas del juego, no va a cambiar, pero si que vamos a toparnos a algún tipo de enemigo con más abundancia que en otros niveles, algo a tener en cuenta.

Hemos pulsado el botón de inicio, pero el juego aún no comienza, sino que nos muestra otra pantalla muy importante, en esta viene indicado unos objetos muy importantes que modificarán el desarrollo del juego. Estos cuatro objetos tienen su uso, así por ejemplo el “Bean shield” hace que los proyectiles que un enemigo nos dispare no nos destruyan, es decir, ser inmunes a los disparos (pero solo a los disparos) y el “Deradiator” hará que la radiación que tengamos baje a cero al instante, en el caso de tener alguna y de la que hablaré después.

Y el juego comienza, con una “Nave” un tanto peculiar, una nave con 4 patas que camina lentamente por el terreno, siempre avanzando hacia arriba. Caminamos realmente muy despacio, pero se puede acelerar, al pulsar con el botón hacia arriba ocurrirán dos cosas: Acelerará y saltará. Estas dos cosas que ocurren de forma simultánea harán que el juego sea un poco difícil de dominar, ya que el salto no siempre puede ser bueno. Al poco empezaremos a ver algún que otro enemigo, estos enemigos de poca monta están estáticos y no hacen nada, lo único que algunos están a ras de suelo, por lo que basta con pulsar el botón de disparo para destruirlos, otros en cambio están en las alturas, para eliminarlos hemos de saltar (con lo que aceleraremos si es que no vamos a la velocidad máxima) y en el aire disparar. Claro está que los enemigos que están a ras de suelo pueden ser saltados y los que están el aire pasarlos por debajo.

Pero pronto veremos al auténtico enemigo del juego, que consiste en una serie de murallas que taponan el escenario. Algunas de ellas son bajas y estrechas, y otras anchas y altas, lo que significa que las primeras pueden ser saltadas pero las 2º no. Si bien este obstáculo no se mueve y no significa mucho problema, puede resultar peligroso, ya que si hemos utilizado algunos de los objetos que mencionaba hace dos párrafos (Como el de que las balas) e impactamos contra un trozo de muro, perderemos una vida y a la vez perderemos ese valioso objeto (razón por la que no hay que usarlo en según que zonas).

Hemos superado el primer nivel, y se ve de nuevo el mapa con el juego, con la peculiaridad de que el trozo superado posee un cuadrado de color negro, esto será más adelante útil para sumar punto. Pero además, habremos notado algo, y es que un medidor de radiación ha subido una porción (lo que suba o no depende del tiempo que hayamos tardado en superar esto). Seguramente el trozo aumentado no sea demasiado, y es por eso que aunque en el menú nos deje la opción de usar el objeto que disminuye nuestra radiación a cero seguramente no convenga usarlo, ya que solo tenemos uno (Al menos de momento) y podemos necesitarlo más adelante. De nuevo tenemos la decisión de querer avanzar en vertical en el mapa o en alguna diagonal, pero es que incluso podemos avanzar lateralmente, lo que hará que juguemos un nivel muy parecido al que acabamos de jugar (claro está, los enemigos y muros estarán en otras posiciones).
Una vez decidido a donde ir, y dando por hecho que hemos decidido avanzar hacia adelante, empieza un segundo nivel. Los enemigos van a ser los mismos, aunque podemos encontrarnos con algunos nuevos, el más peligroso lo compone una nave que lo que hace es descender avanzando hacia nosotros y disparando por el camino. Según la ruta tomada podemos toparnos con este enemigo con mayor o menor frecuencia.

Hay un falso enemigo que en realidad es un amigo para nosotros. Parece un enemigo ya que se presenta como otros tantos del montón, solo que este si bien permanece en la misma posición, no está flotando a una altura determinada, sino que tiene ligeros movimientos tanto laterales como verticales, lo que lo hace un objetivo difícil de destruir. Sin embargo, hay un cuantioso bonus por destruirlo, y es que nuestro medidor de radiación bajará una cantidad considerable, y como este enemigo no es tan único (aunque aparece de forma aleatoria), en ocasiones veremos 3 juntos suficientes para descender la radiación completamente. En cuanto a este segundo nivel, el nuevo obstáculo lo conforman unas puertas, algunas serán pequeñitas pero otras más grandes y más altas. Las primeras pueden y deben ser saltadas, y las segundas han de ser pasadas por debajo, y aquí hay algo importante. Si por algún enemigo, o querer obtener uno de los bonus de descender la radiación hemos frenado (pulsando la tecla abajo) y nos aparece de súbito una de las puertas grandes, estamos forzados a pasarla por debajo pero sin acelerar, ya que si tratáramos de aumentar la velocidad nuestra nave saltará y se estrellará contra la puerta.

Una vez superado este nivel, habrá un par de ellos más. Los enemigos destruibles serán los mismos, lo único que realmente cambia es la frecuencia con la que unos u otros aparecen. Lo que realmente cambia son los enemigos “inanimados”, y lo pongo entre comillas porque uno de ellos lo conforma unos muros con unas aberturas que de forma arbitraria se abren y se cierran.

Superado esos dos niveles, el juego nos concederá puntos por los cuadrados-casillas que hayamos pasado, volveremos al comienzo del mapa, pero este se hará más grande, lo que significa que debemos superar otra vez cuatro niveles con murallas, puertas, muros que se abren y cierran... pero que una vez superados, hay unos niveles nuevos que nos pondrán a prueba, tales como nubes que solo se sabe su altura por su sombra, pitotes que se desplazan lateralmente y otra clase de peligros que encierra el juego. Además de lo ya todo mencionado, en las pantallas habrá unos objetos que al cogerlos aumentarán un número en un lateral. En según que zonas del mapa (indicado con círculos y cuadrados) habrá zonas en las que depositarlos, también ocurren algunos efectos que duran tantos segundos como de esos objetos hayamos recogido.

Cuando se han recogido y depositado una cantidad de ellos se aumenta el “rango” personal de la nave (aunque admito que no conozco la utilidad, si la hay, de hacer este logro). Hay que tener en consideración que cuando morimos perdemos la mitad de estos pequeños objetos recolectados.

Pero además, objetos como el de reducir la radiación a cero, o ser invisible al enemigo (los que bajan y disparan siguen haciéndolo, pero en vez de dirigirse contra nosotros tan solo bajan en vertical sin más) se pueden lograr también por las pantallas, y siempre que empezamos un nivel podemos decidir si queremos usarlos o no. Estos objetos como el de ser invisibles si lo usamos al comienzo del nivel 4, seguirá perdurando en el resto de los niveles, a menos que hayamos muerto antes, pero aún así, si sabemos que el nivel 5 es un nivel lleno de muros inanimados a tales cantidades que sabemos que enemigos mortales serán muy reducidos, bien podemos, antes de comenzar dicho nivel, desactivar el objeto. De ese modo, si nos matan no habremos perdido más que una vida (y no perder el ser invisible). A decir verdad, este juego es bastante difícil, y es que en ocasiones no podremos evitar el choque por no poder saltar en ese preciso momento, o haber saltado para esquivar alguna cosa y caer justo encima de algún otro enemigo. Hay bastantes bonus, según las zonas por las que vayamos claro está, pero en ocasiones recolectamos más objetos útiles (invisibilidad, escudo...) que vidas tenemos, lo que significa que ni usando todos continuamente los llegamos a gastar. También hay vidas extras por el terreno y otros objetos variados que reforzarán a nuestro protagonista.

RESUMEN:

Juego: Pastfinder

Género: Matamarcianos y habilidad.

Pros: Disparar a todos nuestros enemigos, saltos, movimientos y niveles distintos entre si, si bien no en los enemigos, si en los escenarios propios. Aunque es un poco dificil de controlar al principio, no lo es de dominar.

Contras: No se explica que es cada cosa, solo probando nosotros mismos podremos saber para que sirve esta o aquella cosa.

jueves, 8 de marzo de 2012

YUGIOH!: MARIK THE DARKNESS

Esta entrada especial va dedicada a un mod especial de un juego del que ya hablé: El Yugioh: Power of Chaos. Pero en este caso, este mod en particular se llama: Marik The Darkness.
Si el juego de Joey: The passion contaba con 350 cartas, con un total de 711 sumando toda la saga, Marik: The Darkness cuenta con un total de 700 cartas solo para este juego, en total el monto se acumula en 1100, una muy buena cifra a tener en cuenta.

Ya solo en cuanto carguemos la primera pantalla veremos un menú principal totalmente nuevo, con el mismo estilo que venía siendo los juegos pasados y los mismos menús principales, pero con un nuevo estilo, es un juego creado por fans, algo a tener en cuenta.

Al darle a jugar, veremos lo más importante, y es que nuestro rival ya no es ninguno de los tres conocidos, sino que es un nuevo, Marik, tal y como se anunciaba en el título del juego, será nuestro único rival contra el que nos enfrentaremos en duelos.
Al igual que pasaba con Joey, hay unos niveles de dificultad indicados con estrellas, que aumentará a medida que tengamos victorias y bajará si somos derrotados. En cada nivel nuestro rival contará con ciertas barajas, algunas diseñadas para la defensa, otros para hacernos descartar de nuestra mano, o cartas de daños directos... jugando veremos esas estrategias por nosotros mismos.

Indudablemente, de las 711 cartas que había hay hasta 1100, lo que significa unas 400 cartas nuevas que se añaden al repertorio, algunas malas, otras normales, algunas buenas, e incluso se han incluido las cartas de los dioses egipcios, aunque no cuentan con habilidad alguna y solo requieren de 2 sacrificios para ser invocados, es decir, que en realidad hay 3 cartas de 4000 de ataque que piden 2 sacrificios sin más.
Lo más importante, son las animaciones y efectos. El propio Marik es el que habla, con algunas frases y algún que otro movimiento sacado del anime japonés de Yugioh. Es por ello que su voz no suena tan bien como podría sonar la procesada para Yugi, Kaiba o Joey, pero al menos si es la voz y las frases originales, dichas según que cosas nos haga él o que cosas hagamos nosotros.

En esencia, este juego cuenta con más y nuevas cartas, con un nuevo rival cuyas barajas difieren de las que usa Joey (aunque si comparte alguna estrategia) y el hecho de tener a Marik totalmente en español decir frases del anime, algo que nos anima a querer vencerlo antes de que “consuma nuestro alma”.

Al menos su nivel no es desorbitado, no hace falta tener una baraja tremendamente potente para ganar y, combina una buena cantidad de cartas mágica y de trampa con la que darle la vuelta al duelo (y no son todas tan tremendamente potentes, pero si lo justo para ser un rival a nuestra altura).
Por lo trabajado y el nivel que posee (en general), casi podría decirse que es la 4º parte (no oficial) de la saga Power of chaos, digna de formar parte de nuestra colección, aún pese haber sido hecha tan solo por fans.

sábado, 3 de marzo de 2012

SWARM ASSAULT

Hoy hablaré de un curioso juego de ordenador. Se llama “Swarm Assault”, y sus protagonistas son varios tipos de insectos y arácnidos así como de otra clase de cosas sin vida. Y esto es un juego de estrategia en tiempo real.
Pronto comprenderemos que este juego, pese a la utilización de esos diminutos animales, lejos está de ser un juego realista, y es que en nuestra primera misión contamos con una colonia de hormigas, representada por un edificio, y un puñado de hormigas alrededor, a la par que un puñado un poco más grande de otro color viene directo a por nosotros.

Al hacer click en la colonia de hormigas, aparecen tres botones para empezar a “fabricar” a nuestra particular colmena. El primero hace referencia a la hormiga soldado, el segundo a la hormiga granadera y el tercero a ¡Una hormiga con Bazuca! Así es, las hormigas provistas de granadas y bazucas están a la orden del día en este juego.

En cuanto le demos a cualquiera de las tres opciones, una barra de progreso comenzará a llenarse. Al completarse, la hormiga seleccionada aparecerá y estará lista para la batalla. Claro está que cada hormiga requiere un tiempo distinto en proceso, la soldado al ser un combatiente cuerpo a cuerpo será más rápido que la temible hormiga con bazuca.
No existen recursos en este juego, salvo el tiempo. Cuando una hormiga termina de ser “construida”, automáticamente empieza la “construcción” de otra hormiga del mismo tipo, a menos que lo cambiemos manualmente, cosa que cancelará el progreso que llevara y comenzará desde cero al tipo de hormiga seleccionada.

Los primeros niveles serán muy sencillos, pero pronto conoceremos que no solo hay hormigas, sino que también hay otra clase de criaturas con y contra las que jugaremos. Y es que en este juego existen cuatro facciones principales con los que jugaremos, usando cuatro tipos de colonias, pero de un modo extraño.

El modo de superar las misiones consiste en eliminar a todos los enemigos que haya en pantalla y capturar todas las colonias, incluso las neutrales. Para hacer esto último, hemos de atacar una colonia, dañando la estructura, reducir su energía a cero y con ello aparecerá unos extraños trozos de algo de color amarillento. El jugador que más trozos recoja de esa sustancia será la que pase a controlar dicha colonia.
Lo más curioso de este juego, es que no se elige ningún jugador-color-facción, ni desde el principio ni por “campañas”. Cada nivel es independiente, pudiendo jugar 2 o 3 seguidos con el verde, y luego otros 2 o 3 seguidos con el azul. Esto nos liará ya que a cada nivel seremos un color distinto, pero el hecho de jugar con uno u otro color modificará nuestro comportamiento en el juego.

La razón de esto tan extraño, es que cada color tiene un escudo que corresponde a un tipo de colonia. El jugador verde le corresponde la colonia de hormigas, el jugador azul la colonia de escarabajos, el jugador de color rojo posee en su estandarte una araña y, en el caso del jugador amarillo, una avispa.

Esto no es solo decorativo, sino que existen 4 tipos de colonias. Los niveles pueden llegar a ser muy caóticos, pero según el color gozaremos de una ventaja al tener una colonia de ese tipo (lo cual no quiere decir que nuestra colonia inicial sea la de nuestro tipo, o que tan siquiera haya alguna).
Es tan así, que si somos el jugador amarillo, rojo o azul y poseemos una colonia de hormigas, el tiempo de construcción de la hormiga soldado, granadera y bazuca son de 5, 8 y 14 segundos respectivamente, pero si por el contrario somos el jugador verde y, controlamos la misma colonia de hormigas, gozaremos de una ventaja, y es que las mismas tres unidades ahora solo tardarán 3,6 y 10 segundos respectivamente, algo a tener en cuenta.

No solo tendremos como enemigos a uno o más del resto de jugadores (con sus colonias, sean de su tipo o no según el escenario) sino que habrá muchos enemigos neutrales, y muchos significa incluso demasiados a veces. Estos enemigos los componen libélulas soltando bombas por el escenario, arbustos espinosos atacando a nuestras colonias, y plantas variadas que atacan y matan a nuestros queridos insectos.

La cantidad de estos enemigos depende de las especificaciones del nivel, pero cuando en alguno está definido que haya una cantidad grande de ellos, nos costará mucho avanzar, y sentiremos una gran frustración al ver que las fuerzas que tanto tiempo nos costó reunir murieron en pocos segundos debido a una mosca que lanza bombas según pasa.
Tras haber superado unos niveles, se nos presenta un nuevo enemigo neutral, las hormigas negras. Estas aparecen aleatoriamente desde cualquier punto del mapa a través de un hormiguero, y atacan a lo que sean que tengan cerca de ellas. Estas hormigas son de dos clases, las granaderas que ya conocíamos y unas hormigas toro, de características iguales a la hormiga soldado pero más contundentes.

Estos enemigos neutrales solo atacan si pasamos cerca de ellas, pero pueden resultar más peligrosas de lo que parecen, y es que si aparecen cerca de alguna colonia neutral y la intentamos conquistar, estas hormigas negras se ofrecerán a recoger los trozos y, si logran más que tú, se harán dueños de la colonia volviendo a ser neutral.

Si bien al principio he dicho que hay cuatro facciones, no hay cuatro tipos de colonias, y es que en niveles más avanzados aparecerá “la quinta fuerza”, compuesto por una colonia de escorpiones. En este caso ninguno de los cuatro jugadores tiene ventajas de reducción de tiempo para los escorpiones, pero entre ellos tenemos un fusil que dispara desde mucha distancia y un escorpión ninja, que dispara shurikens mortales a gran velocidad y con buena distancia.
Los niveles en si son variados y realmente extraños en ocasiones. Desde meras misiones con varias colonias (de distintos tipos) y luchando contra 1-3 rivales, hasta algún nivel en el que se nos concede una cantidad limitada de criaturas y tenemos que derrotar a algún jugador o colonia neutral en concreto. Llegaremos incluso a niveles en los que con unas cantidades de mariquitas tenemos que acabar con un número de hormigas y otros entes (a la par que esquivamos a las unidades neutrales).

A decir verdad, este juego es bastante rápido, y salvo algunos niveles que se hacen tediosos, no encontraremos problemas en superar rápido (si es que somos capaces) los 100 niveles que componen el juego. Si bien no existe puntos de guardado, el nivel más largo es de unos 20-25 minutos, mientras que otros niveles más cortos apenas llegan a los 7 minutos.

Además, el hecho de no poder guardar la partida hace que no cometamos estupideces, y que nos lo pensemos dos veces antes de mandar a nuestro grupo de animalitos a atacar alguna colonia, ya que de fracasar en el intento, no solo estaremos más débiles, sino que tendremos que esperar varios minutos para tener una fuerza considerable de nuevo.
En cuanto a la inteligencia artificial, si bien los rivales no destacan por una gran inteligencia, si que podemos toparnos con ciertos problemas, y es que la colonia de hormigas es débil (muy muy débil) comparada con la colonia de arañas, en donde 3 o 4 arañas misil pueden derribar a nuestras hormigas con suma facilidad. Por suerte, el enemigo tiene establecidos unos comportamientos y así, si en un nivel solo tenemos hormigas y el rival solo tiene arañas, este enemigo únicamente reclutará a las viudas negras (daños cuerpo a cuerpo) para así hacer el nivel más viable.

No siempre serán tan indulgentes, tal vez nos den una partida en el que seremos el jugador amarillo (tendríamos ventaja con las colonias de avispas) y luego sorprendernos con un nivel en donde hay 10 colonias divididas entre 3 jugadores pero ninguna es de avispas, en cuyo caso habrá que buscarse la vida.

No hay más que pueda decir, es un juego bastante rápido, en donde nunca sabemos nuestro color o nuestra facción o el número y tipo de colonias que comencemos. Niveles absurdamente tediosos y otros curiosos y rápidos, incluyendo algunos escenarios “artísticos” en los que podemos ver el dibujo de una hormiga, o de un bombardero, entre otros.
NOTA: El juego puede ser traducido con suma facilidad. En la carpeta “Text” se haya un “English.txt” en el cual aparece los textos que aparecen en el juego “ant – dragonfly – popcorn plant...” Basta con escribir en la parte entrecomillada para así que aparezca el texto que queramos en el juego. Del mismo modo en la carpeta “Game” se encuentran los 100 niveles con sus respectivos nombres. Si modificamos el nombre del archivo (que no así su extensión) aparecerán en el juego con el nombre que le hayamos dado.

NOTA: Tengo traducido el juego, realizada por mi; todo está en español salvo “You win” y “loading”, algunas traducciones son un poco libres, pero cumplen su cometido. Si alguien desea tener los nombres de los insectos, colonias y los niveles en español, pueden descargar la traducción aquí.


RESUMEN:

Juego: Swarm Assault

Género: Estrategia en tiempo real

Pros: Es bastante rápido y mucha acción, ya que la producción de insectos es ilimitada y sin necesidad de conseguir recursos. Cada facción tiene sus pros y sus contras, aunque algunas son indudablemente superiores a otras mientras que las hormigas son las peores. Los niveles son completamente variados, desde niveles en los que con una colonia tenemos que ir avanzando poco a poco eliminadolos a todos, a niveles medio randoms hasta niveles vistosos. Los niveles son bastante cortos, salvo algunas excepciones, suelen durar entre 5-8 minutos por nivel.

Contras: Algunos niveles son totalmente imprácticables e injugables, ya que los enemigos neutrales en ocasiones son tan numerosos que acaban con nosotros en pocos segundos. A veces la suerte puede fastidiarnos nuestra partida, ya que una libélula lanzando bombas destruirá a todas nuestras unidades y nos dejará a merced de los enemigos. Los últimos niveles del juego son exageradamente difíciles, tales como poseer una mera colonia y nuestro rival poseer 10, una diferencia un tanto exagerada.